Forest Movement Europe emite Declaración sobre Plantaciones de Árboles





El Forest Movement Europe (FME) es una red informal de más de 45 ONGs de 12 países europeos. Es un movimiento abierto, sin membresía ni secretaría formales, que desde hace casi diez años trabaja en temas forestales.

Fue principalmente gracias a las actividades de los grupos que participaron en dicho movimiento que comenzaron las campañas europeas en defensa de la selva tropical, bajaron las importaciones de madera tropical en varios países de Europa y la lucha de los pueblos del bosque, por ejemplo en Sarawak, Malasia, y en la Amazonia, adquirió notoriedad en los medios.

El FME se reúne una vez al año y en la reunión de junio del corriente realizó la siguiente declaración, apoyada por muchas ONG y algunas personas a título individual:

“Los participantes del Forest Movement Europe deseamos expresar nuestra preocupación por la expansión de las plantaciones de árboles de crecimiento rápido en el Sur, las cuales se están estableciendo con el apoyo de algunos gobiernos europeos y con la participación directa de una cantidad de empresas con sede en Europa.
A pesar de que dichas plantaciones están generando un gran número de impactos sociales y ambientales graves, siguen promoviéndose como ‘bosques plantados’ con el fin de ocultar su verdadera naturaleza destructora.
Las comunidades locales que sufren los efectos negativos de los monocultivos de árboles de madera rápida, como los eucaliptos y los pinos entre otros, declaran que ‘las plantaciones no son bosques’. Toda la evidencia disponible prueba que las comunidades locales tienen razón porque, mientras los bosques proveen una amplia gama de beneficios tanto para las personas como para el medio ambiente, las plantaciones generan: 

· la apropiación de tierras boscosas que proveen de sustento a los pueblos,
· la destrucción de los bosques y otros ecosistemas igualmente valiosos,
· el agotamiento de los recursos hídricos,
· el empobrecimiento del suelo,
· la desaparición de la biodiversidad animal y vegetal.

Por tanto, exhortamos a los gobiernos europeos a detener toda clase de apoyo a la expansión de las plantaciones de árboles de crecimiento rápido y adoptar una clara definición de bosques que excluya las plantaciones de monocultivos de árboles a gran escala.”
El documento firmado está disponible en inglés en http://www.wrm.org.uy/plantations/information
/Statement_Tree_Plantations_2009.html
Boletin WRM 144

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia