La impunidad tiene nombre europeo.




Hablemos claro. ¿Es tiempo, no? Las empresas europeas no son sancionada por la Unión si cometen delitos ecológicos fuera del territorio europeo. Así de sencillo, y así de impune. La primera vez que me enteré de ello quedé paralizada. No me lo podía creer.

Tanto cuidar la imagen de “una Europa verde” preocupada (y ocupada) en cuestiones de defensa del entorno que me parecía hasta una broma macabra.

Pero es la realidad “legal” y antes que nada tenemos que conocerla, al detalle, punto por punto y tras la indignación inicial, es necesario ponerse a pensar…

Esto de pensar parece una perogrullada pero estamos en una sociedad que te empuja, y eso con suerte, a vivir en una especie de burbuja donde solo te queda dar manotazos de ahogado como única estrategia para el cambio.

Pero eso de pensar… es otra cosa.

Y si logramos hacerlo todos juntos no hay corrupto que nos gane.

Pensemos en otra forma de gobernar.

Pensemos en defender la Naturaleza porque somos un pedacito de ella.

Pensemos en cambiar los espúreos intereses creados por intereses comunes.

Hagamos POLÍTICA, con mayúsculas, TRANSFORMEMOS LA REALIDAD aunque “pinte negrísima”.

Pensemos en participar sabiendo todos nuestros derechos, no solamente los que nos cuentan que tenemos.

Pensemos en aprender otras maneras de gestionar, de educar, de actuar.

Porque así  una ENDESA no estará preparada para enfrentarse a personas que utilizan la inteligencia con coherencia y decisión.

La impunidad existe cuando DEL OTRO LADO HAY IGNORANCIA.

Quiero transmitirles POTENCIA, y una cambio de actitud, ES MOMENTO DE PENSAR NUEVAS ESTRATEGIAS, de PUERTAS “PARA AFUERA”, es necesario que el planeta se entere que el río Puelo nos está dando un grito desesperado que muchos lo escuchamos a cientos, miles de kilómetros.

Es el vuelo de nuestro cóndor, el paso ligero de los ciervos, el sonido del viento, el olor de los árboles que aún recuerdo, es la vida misma que nos pide que pensemos para protegerla.


Santa Margalida-Mallorca-
ceciliahadad@hotmail.com

-----------------------------------------------


EX DIRECTORA DE SERNAGEOMIN INSCRIBE CONCESIONES MINERAS EN ZONA DE PROYECTO HIDROELECTRICO EN NELTUME
LAS SOLICITUDES DE CONCESIÓN MINERA, QUE FUERON TRAMITADAS ANTE LOS TRIBUNALES DE PANGUIPULLI Y CONSISTEN EN ZONAS FÍSICAS DE 100 HECTÁREAS CADA UNA, QUE COINCIDEN CON LOS EMPLAZAMIENTOS FUTUROS DEL PROYECTO NELTUME DE ENDESA.


Desde hace casi dos semanas, la ex directora del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y sobrina de Augusto Pinochet, María Teresa Cañas Pinochet, está procediendo a la inscripción de concesiones mineras en la zona del proyecto Hidroeléctrico Neltume, ante el Conservador de la comuna de Panguipulli.

Las solicitudes de concesión minera, que fueron tramitadas ante los tribunales de Panguipulli, consisten en zonas físicas de 100 hectáreas cada una y que coinciden con los emplazamientos futuros del proyecto Neltume de Endesa y sus líneas de transmisión.

Con estas autorizaciones, los dueños de las concesiones mineras pueden ingresar a las propiedades de terceros, efectuar perforaciones o calicatas, con o sin permiso de los propietarios de los terrenos.

Esta es una forma ya usada en otras iniciativas industriales, con el que pretenden blindar los proyectos hidroeléctricos proyectados por la empresa.

TAMBIEN EN LA PATAGONIA

El 28 de noviembre de 2005 la ex directora del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), María Teresa Cañas Pinochet, obtuvo un contrato indefinido por 6.143,75 UF dentro del acuerdo de compraventa entre Endesa y Centrales Hidroeléctricas de Aysén, firmado en octubre de ese año.

De esta forma, Cañas Pinochet comprometía la prestación de servicios en torno a la tramitación de concesiones mineras, iniciando así una fructífera arremetida para obtener los derechos de exploración en miles de hectáreas, que curiosamente coinciden con el proyecto de las cinco megacentrales que la sociedad Hidroaysén pretende materializar en la Undécima Región.

Además, existen otras solicitudes que concuerdan con la línea de transmisión de más de 2 mil kilómetros que Transelec proyecta construir para materializar el proyecto del holding Endesa- Colbún, aunque en ese caso Cañas Pinochet no es la principal solicitante. A varios otros, que actuarían como “testaferros” del proyecto, se suman las peticiones del abogado Gregorio Schepeler, que también estuvo ligado a la Sernageomin, y que registra al menos 18.100 hectáreas pedidas en el Estuario de Reloncaví y Frutillar. Si bien no existe un vínculo tangible con estas empresas, llama la atención la coincidencia con la ruta más probable que seguiría la línea de transmisión.

CASO CELCO

En el caso de Celulosa Arauco y Constitución (Celco), la empresa también solicitó concesiones mineras en torno a la ruta del proyecto con el que pretende construir un ducto que evacue los riles de la Planta Valdivia, en la bahía de Mehuín.

Las peticiones comenzaron a tramitarse en julio de 2005, un mes después que la Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema) ordenara al grupo Angelini buscar alternativas a la descarga de sus riles en el río Cruces, luego del desastre ecológico provocado en el santuario Carlos Anwandter, en donde la muerte de cientos de cisnes y la migración de miles de estos levantó un movimiento ciudadano sin precedentes en Chile.

En este caso, las concesiones mineras también fueron solicitadas por personas naturales que actúan representando a la empresa.



Extractos de El Mostrador
Foto: El Cisne

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques