ARQUEOLOGÍA-CHILE: Triste huella del rally Dakar











Por Daniela Estrada




SANTIAGO, jul (IPS) - Graves daños arqueológicos dejó en el norte de Chile el rally Dakar celebrado este año por primera vez en este país y en Argentina, según el último informe del gubernamental Consejo de Monumentos Nacionales.


La versión 2009 del rally Dakar, organizado por la empresa Amaury Sport Organisation (ASO), se realizó en enero en diversas regiones del centro y norte de Argentina y de Chile, luego de que la tradicional ruta europea y africana, que en sus comienzos partía de París, se suspendiera en 2008 por amenazas de ataques terroristas. 

En febrero, el Consejo de Monumentos Nacionales de Chile emitió un informe preliminar que daba cuenta de los daños arqueológicos dejados por la competencia en la que participan motocicletas, automóviles y camiones, hallazgos que fueron confirmados y ampliados el 6 de este mes. 

Ese día, el organismo remitió un oficio al Ministerio Secretaría General de Gobierno, del cual depende el Instituto Nacional de Deportes, que detalla los resultados de la inspección final realizada a la ruta y propone medidas de compensación de cara a la prueba de 2010. 

"El desarrollo del Dakar afectó de manera irremediable un total de cinco sitios arqueológicos y una área arqueológica (que incluye varios sitios), un daño que se pudo haber evitado si se hubieran seguido las recomendaciones emitidas por este Consejo en 2008", señala el documento al que tuvo acceso IPS. 

Cuatro de ellos están ubicados en la región de Atacama y dos en la de Coquimbo, más de 500 kilómetros al norte de Santiago. 

Los vehículos destruyeron piezas líticas (cuchillos, puntas de flecha o lanza, raederas, raspadores y otros), fragmentos cerámicos y magacológicos (conchas), osamentas humanas y estructuras de piedra. 

Estos datarían de los periodos Arcaico, del año 9.000 al 500 antes de Cristo (AC), Arcaico Tardío, del 2.000 al 500 AC, Alfarero, del 500 AC al 1.500 después de Cristo (DC), y Alfarero Temprano, del 500 AC al 1.000 DC. 

¿Cómo pudo suceder algo así? "Se trata de sitios que no se encontraban registrados o estudiados de manera previa y que fueron objeto de hallazgos producto del rally", respondió a IPS Óscar Acuña, secretario ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, quien reconoció responsabilidades institucionales. 

"El Consejo planteó oportunamente la solicitud de que se realizara una Línea de Base Arqueológica para disminuir las posibilidades" de afectación de sitios, "sin embargo esto no fue acogido por la organización y la información acerca del trazado fue recepcionada cuando ya no era viable en el tiempo llevar a cabo esta tarea", explicó. 

A su juicio, "lo importante es que a raíz de la experiencia de este año se ha definido desde ya, de una manera imperativa, la necesidad de realizar esta línea de base, tema en que todos los actores estamos concientes y ha implicado que se defina el trazado de manera más temprana". 

Pero él mismo ha señalado que "cualquier daño al patrimonio arqueológico es invaluable e irreparable". 

El Consejo ya elaboró una propuesta técnica y económica de medidas de compensación por los daños y otra para concretar en el plazo de un mes la Línea de Base Arqueológica una vez que sea adjudicada vía licitación pública. 

Con la Línea de Base "podremos requerir la modificación del trazado propuesto para la carrera" y "establecer un número mayor y más cercano de portales o ‘check point’ para evitar que los competidores se desvíen" de la ruta, explicó. 

Desde que se informó del arribo del Dakar a Chile y Argentina, organizaciones ecologistas de ambos países manifestaron su oposición a la carrera, cuya versión 2010 contará con un aporte financiero del gobierno chileno cercano a los seis millones de dólares. 

Luis Mariano Rendón, presidente de la no gubernamental Acción Ecológica, contó a IPS que en marzo, tras el primer informe del Consejo de Monumentos Nacionales, interpusieron una denuncia ante el Ministerio Público para que la justicia investigara los destrozos. 

Ante los nuevos antecedentes, la próxima semana presentarán una querella criminal, seguramente contra el Subsecretario de Deportes, el ex futbolista Jaime Pizarro, "para llevar hasta las últimas consecuencias la investigación y la sanción". 

Consultado por IPS sobre la posibilidad de que el propio gobierno se hiciera parte en acciones legales, Acuña sostuvo que "no está contemplado", agregando que "existe la clara voluntad de la organización de llevar a cabo las compensaciones por el daño arqueológico acaecido". 

Según Rendón, quien espera que la edición 2010 de la carrera sea suspendida, "afortunadamente Chile cuenta con una ley de monumentos nacionales que sanciona fuertemente la destrucción de sitios arqueológicos". 

"Nosotros somos absolutamente contrarios a la realización del rally Dakar, no solamente por los impactos locales que provoca, los cuales han quedado comprobados en estos informes del Consejo de Monumentos Nacionales ", planteó. 

"Nuestra objeción fundamental contra el Dakar tiene que ver con que constituye una promoción publicitaria del uso de vehículos cuatro por cuatro de enorme consumo de combustible", enfatizó. 

"A fines de año los gobiernos del mundo van a discutir cómo reducir la emisión de gases de efecto invernadero y vemos que Chile, en vez de hacer un aporte en esa línea, hace todo lo contrario, dando todas las facilidades e inclusive entregando recursos públicos" a una actividad contaminante y destructiva como el rally, acotó. 

Desde su perspectiva, el rally no contribuye a la imagen turística del país. "Si esto es así, es una imagen muy pobre la que se vende, la imagen de un país donde se puede venir a pasar por encima del territorio, del patrimonio, con todas las facilidades de las autoridades". 

Consciente de las debilidades institucionales, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, envió al parlamento un proyecto de ley que crea el Instituto del Patrimonio Cultural, el cual no ha estado exento de críticas. 

Se trata de un servicio público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, conformado por la actual Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) y el Consejo de Monumentos Nacionales, más el nuevo Consejo del Patrimonio Cultural. 

Una de las novedades más importantes es la creación del Fondo del Patrimonio Cultural, que financiaría proyectos, programas, actividades y medidas de identificación, registro, investigación, difusión, valoración, protección y conservación. 

"Nosotros somos un tanto escépticos respecto de la creación de nueva institucionalidad", observó Rendón. 

"Claramente esta puede ser perfeccionada, pero lo que vemos es que hay una total falta de respeto de las normas e instituciones existentes porque prima un criterio frívolo en las autoridades sin importar ninguna otra consideración" patrimonial ni ecológica en la toma de decisiones, concluyó Rendón.
Fuente: IPS

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

España: Este cachalote murió por una indigestión de plásticos