Hay una comunidad Mapuche acorralada.






Declaración Pública
Hay una comunidad Mapuche acorralada.
Que se sepa que las fuerzas especiales de la provincia de Neuquén están apostadas, amenazantes, frente a las familias que piden con sus razones la restitución del territorio en propiedad comunitaria. Sus tierras fueron reconocidas por el gobierno argentino en 1902. Hoy un inversor norteamericano dirige el operativo desalojo y destruyó sus casas.
Pueblo Originario que desea la Paz con Justicia y hoy presencia el pisoteo de su Rehue. Obtiene por respuesta violencia física y sicológica.
Estrategias de desgaste y represión directa en beneficio de los negocios inmobiliarios de los poderosos mientras el lof Paichil Antriao resiste.
Que todo el mundo se entere y exija el verdadero reconocimiento a los Pueblos Originarios y que los gobernantes les garanticen la recuperación de su Cultura con Dignidad.


Asociación Ecologista Piuke-Bariloche
Centro Ecologista Renacer - Villa Constitución- Santa Fe
Bios Argentina-Mar del Plata
Fundación Uñopatun-Carmen de Patagones
Acción por la Biodiversidad-Marcos Paz
Mach-Movimiento Antinuclear del Chubut
Comision Ecológica Ituzaingo -Buenos Aires
CeProNat - Cemtro de Protección a la Naturaleza-Santa Fe
Federación Argentina de Espeleología FAdE
A.E.L. Asociaciòn Ecològica de Lanùs
Colectivo Tinta Verde - La Plata
Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía
RENACE - Red Nacional de Acción Ecologista

-----------------------------------------
El CAI denunció que “una fracción del territorio Paisil-Antreao es la coima a la Policía”

Por Consejo A. Indígena

El proceso de despojo y atomización del lote agrícola pastoril 9 original comenzó a tomar forma en 1950, con la primera sentencia de sucesión que lo fracturó en tres grandes bloques para legalizar su inmediata incorporación al mercado inmobiliario de entonces.

Esa rapiña continúa hasta el presente, reactualizando los actores y los métodos del despojo y la atomización del territorio ancestral de la comunidad mapuche Paisil-Antreao.

El caso de la “propiedad privada” de la Mutual policial en el Belvedere es, dentro de la gran rapiña del lote 9, un caso particular que es imprescindible analizar al calor de la persecución, represión y torturas cometidas en los últimos 50 días al pueblo mapuche en VLA.

La Mutual del Personal Policial de la Provincia de Neuquén, organismo dependiente de la Jefatura central, dice ser propietaria del lote nomenclatura catastral 16-20-56-5772 ubicado en la ladera del Cerro Belvedere. Está ubicado a continuación de la chacra de Gómez, donde está ubicado uno de los puestos policiales desde el 02/10/10.

El año pasado la Mutual inició un expediente ante el gobierno municipal de VLA, que tuvo un rápido y exitoso tratamiento. El 20 de agosto del año pasado el Concejo Deliberante local le aprobó los planos para la construcción de 16 viviendas multifamiliares y un SUM, según consta en la ordenanza n 2244/09.

En los considerandos de esta ordenanza, el CD asegura que las viviendas serán destinadas al personal policial que se desempeña en VLA y que “existe al día de la fecha una marcada carencia de viviendas” en la localidad para ellos.

Así es que, en medio del conflicto por el que el Estado (nacional, provincial, municipal) desconoce sistemáticamente la ocupación tradicional del pueblo mapuche en el antiguo lote 9, esta ordenanza nos viene a confirmar que la policía del Neuquén cobra sus honorarios por la protección de los supuestos inversores privados en tierras, así como hace 130 año lo hicieron por la ley nacional “de premios militares”. Así se entiende mejor que cuando obedecen las órdenes de mando de parte de William Fischer durante los hechos de represión armado contra el pueblo mapuche, lo están reconociendo como un par, en su doble condición de policía del Neuquén y “apropiador” del lote nomenclatura catastral 16-20-56-5772.

En esa fracción del territorio, calle de por medio, está la ocupación tradicional de Berta Barría Paisil, Cristóbal Livio y los hijos. La huerta de la familia estaba donde se apropió la mutual policial, cuyos brotes de la última siembra subsisten al riego criminal con nafta que le hizo Daniel Ducao, otro supuesto inversor en el área, durante el desalojo de la fracción que usurpa Fischer a un par de km de distancia.

Villa La Angostura,
Puelmapu

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques