lunes, 7 de diciembre de 2015

El 10 % más rico de la población emite el 50 % de los gases contaminantes


El 10 % más rico de la población mundial es responsable de cerca del 50 % de las emisiones de carbono, indicó Oxfam en un informe publicado hoy, según el cual los 3.500 millones de personas que conforman la mitad más pobre solo generan el 10 % de esas emisiones.
El documento, difundido durante la cumbre del clima de París (COP21), contribuye, según sus autores, a “desmontar el mito de que los habitantes de países con un rápido desarrollo son los principales responsables del cambio climático”.
“Aunque las emisiones aumentan rápidamente en los países en desarrollo, gran parte se derivan de la producción de bienes que se consumen en otros, lo que significa que las emisiones asociadas a los hábitos de consumo de los ciudadanos de esos países son mucho menores que las de sus homólogos en los desarrollados”, indica.
El dossier evidencia la desigualdad en la producción de emisiones tanto entre países como dentro de las propias naciones. Así, certifica que la huella de carbono media del 1 % más rico de la población mundial multiplica por 175 la del 10 % más pobre, o que la del 50 % más pobre de la India es una vigésima parte de la del 50 % más pobre de la población de EEUU.
“Los más ricos y los mayores emisores deben rendir cuentas por las emisiones que generan, sin importar dónde vivan”, señala Tim Gore, experto en política climática y alimentaria de Oxfam.
El especialista advierte de que “es fácil olvidar que las economías que se están desarrollando más rápidamente también acogen a la mayor parte de las personas más pobres del mundo y que, aunque deben contribuir de forma justa reduciendo sus emisiones, son los países ricos quienes deben asumir mayores objetivos de reducción”.
Las únicas personas que se beneficiarían de que en París se consiga un acuerdo poco ambicioso, según la ONG, sería “un grupo de milmillonarios que han hecho fortuna gracias a los combustibles fósiles”.
El futuro pacto debe “movilizar recursos para ayudar a las comunidades más pobres y vulnerables a adaptarse a los efectos del cambio climático”, concluye Oxfam, en un llamamiento en el que también pide que las acciones dirigidas a combatirlo respeten los derechos humanos y la igualdad de género.

Fuente: http://www.efeverde.com/ Imagen: www.futurorenovable.cl
----------------------------

BASURA CERO POR LA JUSTICIA CLIMÁTICA


Declaración de las organizaciones participantes de GAIA acordada en París con motivo de la XXI Conferencia de las Partes (COP21) el 5 de diciembre de 2015.

Nos hemos reunido en París en el comienzo de las negociaciones sobre el clima. Vemos que, después de 23 años de negociaciones sobre el clima, nuestros gobiernos no se acercan a acciones significativas en torno al cambio climático. Nuestros líderes nos han fallado. La lucha por soluciones reales y un futuro posible está en manos de la gente común. Las organizaciones participantes de GAIA manifiestan su solidaridad con las comunidades de París que llevan la carga de contaminación y los impactos en la salud de los incineradores de energía sucia que a menudo se proponen, pero que en realidad son falsas soluciones. El proyecto de reconstrucción del incinerador de Ivry representa un paso en la dirección equivocada para la acción en torno a cambio climático, energía limpia, empleos que tanto se necesitan, aire limpio y salud para el pueblo de París.

Como organizaciones de GAIA declaramos nuestra firme resolución y compromiso ampliado para trabajar en pro de un clima y energía seguros a través de soluciones de basura cero. Acogemos el consenso global de que la contaminación a partir del carbono está causando un cambio climático peligroso que no puede ser ignorado. La amenaza existencial que el cambio climático representa una oportunidad para la paz, la seguridad y la unidad.
Pedimos que se ponga fin al financiamiento climático para incineración. Hacemos hincapié en que las prácticas de eliminación de residuos como la incineración son parte de las prácticas de energía sucia y solo contribuyen con más gases de efecto invernadero y contaminantes tóxicos al aire por unidad de energía que el sector de la energía por carbón. Destacamos los impactos negativos para la salud que los incineradores imponen a las comunidades donde son instalados y la injusticia ambiental que esto representa.
Los niños son particularmente vulnerables a los contaminantes tóxicos emitidos al aire por los incineradores. Estos contaminantes, incluidos los contaminantes orgánicos persistentes (COP), como las dioxinas (PCDD), material particulado y metales pesados, afectan negativamente la salud. Instamos a todos los gobiernos a eliminar los vacíos y las deficiencias en los métodos de contabilidad de GEI y a suspender todos los créditos, beneficios y subsidios dirigidos a energías renovables que son destinados a apoyar la eliminación de residuos. En particular, los incineradores que usan los "residuos para energía" y los rellenos sanitarios que usan el gas de relleno sanitario para las plantas de energía, que afianzan un modelo económico lineal. Necesitamos una rápida transición hacia una economía circular sostenible que garantice la protección de los recursos finitos de nuestra tierra para las generaciones futuras. Instamos a todos los gobiernos a eliminar los criterios de elegibilidad para la quema de biomasa en todos los créditos, beneficios y subsidios destinados a energías renovables.
La inversión en prácticas de compostaje para los residuos de biomasa ofrece una mayor mitigación del cambio climático y beneficios ecológicos a través del secuestro de carbono, de aporte de nutrientes al suelo y es menos costoso y contaminante que la incineración de biomasa. El compostaje de residuos de biomasa es una solución al cambio climático probada. Hacemos un llamado a la inversión en soluciones de basura cero para abordar las amenazas climáticas inminentes.
Las soluciones de Basura Cero proporcionan profundos cambios transformadores necesarios a nivel mundial para la construcción de comunidades de base, economías circulares sostenibles y justicia social. Basura Cero - incluyendo reutilización, rediseño, reducción de residuos, reciclaje, biogás y compostaje - apoya y capacita a los recolectores de residuos, compostaje y el sector informal de reciclaje, quienes proporcionan valiosos servicios de gestión de residuos que mitigan el cambio climático. Las soluciones de Basura Cero permiten una gestión de los residuos segura que evita la contaminación, permite sus reducción, protege el medio ambiente y la salud, crea puestos de trabajo, anima la equidad intergeneracional y ofrece maneras creativas de reducir al mínimo el consumo de los recursos finitos de la tierra. Rechazamos la disposición final y la economía lineal que destruye recursos y perjudica a los seres humanos y otros seres vivos. Debemos terminar con el dumping abierto a nuestra tierra, aire y mar, y estamos unidos con ese fin.