miércoles, 30 de diciembre de 2015

El pueblo Japonés que recicla el 90 % de los residuos que genera


Los 2000 habitantes de la Isla de Kamikatsu, una región remota del país, separan los residuos que producen dividiéndolos en 34 categorías diferentes. Los ciudadanos tienen el deber de llevar sus residuos a una estación de recogida. Sólo las personas mayores que no tienen coche, están exentas de la obligación.

De esta forma se han eliminado los camiones y contenedores de recogida, así que cada familia es responsable de la gestión de los residuos en sus propias casas. La recogida de basura tradicional no es inviable económicamente hablando en una zona montañosa con casas muy dispersas.
En el centro, hay incluso un lugar montado a modo de Centro de Intercambio, donde es posible practicar el trueque y llevarse lo que otra familia ya no usa o necesita. Objetos que están en perfecto estado y pueden ser reutilizados por otra familia.
Además, con el dinero recaudado con el reciclaje de residuos, el municipio da subsidios para la compra de material para hacer compost, billetes de lotería o bonos para compra de comida. En el año 2000, la tasa de reciclaje fue de 55%, hoy día ya están alrededor del 90% (sin contar el compostaje que se hace en los hogares). Su objetivo es llegar a reciclar todos los residuos que generan en 2020.
La medida se implementó en el año 2001, cuando el gobierno local decidió disminuir las tasas de incineración de residuos domésticos en la isla a través del programa Residuos cero. Kamikatsu renunció a las subvenciones estatales para levantar dos nuevas plantas incineradoras. Tres pueblos cercanos han copiado esta buena iniciativa y han decidido seguir el ejemplo de Kamikatsu. ¿También podríamos aprender de ellos, no?