martes, 29 de diciembre de 2015

El acuerdo de París sobre el clima, no hacer nada y que aumente el calentamiento global



“El mundo se enfrenta a un futuro de escasez de alimentos y migración masiva como consecuencia de la escasez de agua generalizada causada por el calentamiento global, cita el periódico 'The Independent' al secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, Michel Jarraud.
De acuerdo con Jarraud, alrededor de 1.600 millones de personas ya viven en zonas catalogadas como de 'escasez de agua', y se prevé que el número llegue a 2.800 millones para el año 2025. El experto señala que la situación seguirá en aumento mientras el planeta siga calentándose. Las regiones más afectadas, por su parte, serán África, Oriente Medio y Asia, aunque algunas partes de Australia, EE.UU., América del Sur y el sur de Europa también son vulnerables.
La falta de agua, por su parte, lleva a la disminución de la producción de cultivos clave: cereales y maíz. [RT] 
La situación ya es grave y más adelante será trágica.
Pero se prefirió la seguridad de los negocios y seguir igual el modo de vida de las masas.
Se postergaron las rectificaciones para el futuro sin que haya certeza de que se concreten. 
Hay responsables mayores y menores.
El calentamiento se debe a la economía liberal que a partir de la revolución industrial a fines del siglo 18 fue alterando negativamente la atmósfera.
Su contabilidad nunca ha considerado el pago de lo que destruye. 
Hoy es la fuerza establecida de esta civilización la que impide frenar la emisión de gases contaminantes.
La humanidad vive en una estructura donde todos están amarrados entre sí. Modificar cualquier relación tiene consecuencias en cadena.
Así limitar el transporte internacional como se propuso golpea a grandes empresarios, obreros, campesinos, técnicos… niños. 
Cualquier acuerdo de acción hubiera afectado ganancias y consumos. París dijo después.
Muy pocos aceptan los sacrificio necesarios. 
Se debió empezar de algún modo. Ahora. La suma de todas las fuerzas fue no.
Importan más pequeñas cosas transitorias que la conservación del maravilloso planeta Tierra. 
Las opciones posibles tienen costos. Cada uno deberá pagar con un menos.
Sin la menor duda hay que hacerlo.  
Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria