jueves, 17 de diciembre de 2015

La temperatura media del Ártico se ‘dispara’


Según un informe de la NOAA, la agencia meteorológica y de investigación marina de Estados Unidos, las temperaturas del aire en todas las estaciones del período superaron los 3 grados Celsius por encima del promedio sobre amplias zonas del Ártico. 

La temperatura media del aire sobre tierra registrada en el Ártico, entre octubre de 2014 y septiembre de 2015, ha sido 1,3 grados Celsius por encima de la media, la más elevada desde 1900. Según un informe de la NOAA, la agencia meteorológica y de investigación marina de Estados Unidos, las temperaturas del aire en todas las estaciones del período superaron los 3 grados Celsius por encima del promedio sobre amplias zonas del Ártico. L máxima extensión del hielo marino fue el 25 de febrero, 15 días antes de lo normal y el valor más bajo registrado desde 1979. La extensión del hielo mínima en septiembre fue la cuarta más baja de la historia. El hielo marino sigue siendo más reciente y más delgado: en febrero y marzo de 2015 había el doble hielo reciente que hace 30 años. Los cambios en el hielo marino están teniendo profundos efectos en el ecosistema marino. Las morsas se ven afectados negativamente por la pérdida de hábitat de hielo marino, pero positivamente afectadas por la reducción de la presión de caza, mientras que la pérdida de hielo marino y el aumento de las temperaturas en el Mar de Barents están causando un desplazamiento hacia los polos en las comunidades de peces. La segunda cubierta de nieve más baja registrada en junio confirma una disminución que se remonta a 1979, mientras que la descarga de los grandes ríos de Eurasia y América del Norte se ha incrementado durante ese tiempo. Las temperaturas por encima de cero en la superficie del mar fueron generalizadas y anomalías de producción primaria se produjeron en todo el Océano Ártico y mares adyacentes, mientras el hielo marino se retiraba en el verano de 2015. La fusión se produjo en más de un 50% de la capa de hielo de Groenlandia, por primera vez desde la fusión excepcional de 2012, y los glaciares que terminan en el océano mostraron un aumento en la velocidad del hielo y la disminución de la superficie. ep