viernes, 1 de enero de 2016

Naturaleza Los árboles más grandes y viejos del mundo a merced de la sequía



Una investigación de Greg Asner, de la Carnegie Institution, y su equipo, publicada en Proceedings, revela también que las altas temperaturas y los brotes del destructivo escarabajo de la corteza aumentaron el riesgo de mortalidad de los bosques. 

Hasta 58 millones de árboles de gran tamaño están amenazados por la sequía pertinaz que afecta desde 2011 a California, cuyos bosques albergan los árboles más altos y más grandes del planeta. Una investigación de Greg Asner, de la Carnegie Institution, y su equipo, publicada en Proceedings, revela también que las altas temperaturas y los brotes del destructivo escarabajo de la corteza aumentaron el riesgo de mortalidad de los bosques. Asner y su equipo utilizaron herramientas de espectroscopía de imágenes guiadas por láser montadas en el Observatorio Aéreo Carnegie (CAO) para medir el impacto total de la sequía en los bosques de California por primera vez. Se combinaron los datos del CAO con datos de satélites que se remontan a 2011. Su nuevo enfoque reveló una progresiva pérdida de agua en cubiertas forestales de California en el lapso de cuatro años. Cambios en la humedad del suelo dicen a los científicos cuándo los árboles están bajo estrés por sequía y permiten predecir qué árboles están en mayor riesgo de muerte y fuego. "California se basa en sus bosques para el aprovisionamiento de agua y el almacenamiento de carbono, así como para productos de la madera y el turismo, por lo que son de enorme importancia ecológica, económica y cultural", explicó Asner. "La sequía puso a los bosques en gran peligro, una situación que puede causar cambios a largo plazo en los ecosistemas que podrían afectar a los hábitats de los animales y la biodiversidad". Las herramientas avanzadas del equipo mostraron que unas 10,6 millones de hectáreas de bosque, que contienen hasta 888 millones de árboles grandes, ha experimentado pérdidas medibles de agua entre 2011 y 2015. De este grupo, hasta 58 millones de grandes árboles han alcanzado umbrales de pérdida de agua que los científicos consideran muy amenazantes para la salud forestal a largo plazo. Dada la gravedad de la situación, incluso con un aumento de las precipitaciones debido al fenómeno de El Niño, si las condiciones de sequía se vuelvan a producir en el futuro próximo, el equipo predice que habría cambios sustanciales sobre los ya debilitados sistemas forestales. ep