Australia: Las Corporación Adani gana la aprobación final para la mina de Queensland que pondrá en riesgo la Barrera de Coral

 Elvira Jiménez - y Kenneth Herretes

Hay proyectos que son una mala idea, los mires por donde los mires. Por ejemplo, un proyecto de una nueva mina de carbón. Mal, hay que apostar por renovables para luchar contra el cambio climático, no extraer más combustibles fósiles. Si además este proyecto de mina tiene un impacto ambiental sobre el medio marino, es aún peor. Y si el lugar marino donde impacta es uno de los ecosistemas de arrecifes de coral más importantes del mundo y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, entonces ya es una idea pésima. 



Ese es el caso de la mina Carmichael a cargo de la empresa Adani en la costa noreste de Australia. El proyecto incluye el dragado del fondo marino de la Gran Barrera de Coral para poder expandir las instalaciones portuarias del cercano puerto de Abbot. Y el impacto sobre los arrecifes no quedaría solo en eso, la propia actividad de la mina generaría un tránsito mayor de buques aumentando el riesgo de accidentes y vertidos en este ecosistema de gran valor que se encuentra ya de por sí en una situación delicada. El 50% del coral ha desaparecido en los últimos 30 años y el cambio climático es uno de los principales causantes.  A todas luces, la mina Carmichael y la Gran Barrera de Coral son incompatibles. El gris y negro del carbón, los buques y los vertidos son incompatibles con el color vibrante de los arrecifes y las especies que lo habitan. Es la barrera de coral más grande del mundo, hogar de 400 tipos de corales, 1.500 especies de peces  y de animales tan especiales como el dugong, un peculiar mamífero marino, o la tortuga verde, ambos amenazados. Es una joya de la naturaleza y un icono mundial que hay que proteger.
La construcción de la mina de carbón más grande de Australia parece que va a comenzar el próximo año como del primer ministro de Queensland Annastacia Palaszczuk se prepara para reunirse con el jefe global de la compañía para anunciar los detalles más finos. Gautam Adani se reunirá el martes en Townsville, donde se espera que el par a nombre de la ciudad del norte de Queensland como sede del proyecto de la cuenca Galilea.
Adani el lunes obtuvo la aprobación final del gobierno de Queensland y federales para una línea ferroviaria de 31,5 kilometros y el campamento temporal para el proyecto de la mina $ 21,700,000,000 Carmichael, lo que enfureció a grupos ecologistas que había intentado sin éxito para combatir los planes en los tribunales. El ministro de Fomento Estado Dr. Anthony Lynham instó a los habitantes de Queensland a considerar los $ 2 mil millones en regalías mineras del estado recibe del sector de los recursos. “Esto proporciona a nuestros hospitales, se ofrece para nuestras escuelas, nuestras carreteras, nuestra infraestructura”, dijo.
La noticia impulsó una protesta de cerca de 150 personas frente a las oficinas de la Commonwealth en Melbourne y conservacionistas plan para orientar la reunión Townsville. “El carbón es un fracaso, el carbón no es la innovación”, dijo el director de campaña de la Fundación Australiana para la Conservación Paul Sinclair. “Necesitamos energía limpia y un arrecife sano.”
Pero el Dr. Lynham insistió en que era posible tener prosperidad económica en el norte y la protección de la Gran Barrera de Coral, citando 200 “condiciones estrictas” en el proyecto y un objetivo de energía renovable del 50 por ciento en 2030.
La semana pasada, los científicos que estudiaron una muerte masiva de coral en la Gran Barrera de Coral de este año dijeron que era sin duda el resultado del cambio climático causado por la quema de combustibles fósiles, y la mina Adani únicamente agravaría la amenaza. Científicos australianos dicen que con 1,5 o 2 grados de calentamiento, el arrecife está en grave peligro y el mundo ni siquiera está en camino de cumplir esos objetivos.
La mina ahora necesita la aprobación de la carretera, aprobaciones de la línea eléctrica y una licencia de agua, pero el doctor Lynham dijo que la compañía había indicado que tiene la intención de comenzar la construcción en el primer semestre de 2017.
La financiación de la mina sigue generando controversia en medio de especulaciones de $ 1 mil millones en préstamos en condiciones favorables podrían proporcionarse en un régimen federal para financiar la conexión ferroviaria.
Durante la campaña electoral, el primer ministro Malcolm Turnbull dijo que no había fondos públicos para la mina, pero se dejó la puerta abierta para la ayuda por el norte de Australia Fondo para Infraestructura $ 5 millones de dólares del gobierno. El lunes, el ministro federal para el norte de Australia Matt Canavan dijo que cualquier decisión sobre un préstamo para el enlace ferroviario se haría mediante junta independiente del fondo.
Las ramificaciones políticas de Queensland, en medio de una elección que se avecina, aún no se han visto en su totalidad pero ya existe una gran controversia en todo el país. 

Imagenes: greenpeace internacional

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”