viernes, 30 de diciembre de 2016

La base de todo

Erudino Llano Güemes - Fuego Amigo

En muchas ocasiones me pregunto sobre la auténtica causa de la crisis medioambiental en la que nos encontramos. En cierta forma, se puede observar cómo este problema cada vez ocupa un lugar más importante en el ámbito político y social, pero, en última instancia, las medidas encaminadas a enmendar nuestros errores no dejan de ser tímidas e insuficientes. Parece que el desarrollo “a lo occidental”, basado en la cantidad más que en la calidad, y en la acumulación del beneficio más que en la satisfacción de auténticas necesidades, es algo imposible de parar. Hemos entrado, al parecer, en un círculo vicioso del que es imposible salir.

Los informes del IPCC cada vez son más alarmantes: las temperaturas registradas en los últimos meses baten récords; la desertificación avanza; las especies se extinguen a ritmos pocas veces vistos en la historia de la tierra; los mares suben; los bosques retroceden; y, sobre todo, poca gente parece interiorizar la gravedad del asunto. Incluso, aquellos a los que les importa de verdad estas cuestiones, los “concienciados”, terminan asimilando las cada vez más dramáticas noticias con una resignación tan triste que quita el aliento hasta al más comprometido de los activistas.
Pero, ¿qué es lo que falla? Están las evidencias, las previsiones y las difíciles medidas que solucionarían el problema. Todo tiene una lógica extrema y una causalidad incuestionable. La racionalidad del argumento es radical… Y radicalmente inútil al mismo tiempo, en lo que respecta al empuje hacia el cambio social necesario al que nos tenemos que enfrentar. No lo digo yo, lo dicen los hechos. En cierta forma, se puede considerar que para revolucionar nuestra relación con el resto de seres y con el planeta en general, se necesitan, al menos, una de estas dos condiciones: que seamos capaces de percibir, en el momento oportuno, que los costes de las consecuencias de nuestra acciones son mayores que los beneficios que nos proporciona el actual sistema; o un auténtico cambio cultural, que trascienda la lógica racional, y alcance el ámbito de los valores e, incluso, de los sentimientos, las pasiones y los deseos.
Siguiendo la lógica argumental de la segunda de estas opciones, obviamente no voy a decir que la explicación científica de la realidad sea un error. Simplemente considero que tiene su espacio de actuación idóneo. Según creo, el amor se puede explicar como un proceso químico. Sinceramente, me da igual. Pobre de aquel que, por un afán analítico, se pierde en estas tonterías y no permite a su centro de decisión –en el momento oportuno– bajar un poquito desde la cabeza hacia el corazón. El proceso químico del amor me importa exactamente lo mismo que la razón por la cual un insecto con vistosos colores muestra tan llamativa indumentaria… Es decir, nada. Precisamente por eso, porque me da igual, puedo disfrutar del espectáculo, sin destruirlo, y dando la posibilidad al mundo de contemplarlo.
A lo largo de la historia hemos podido observar cómo gran cantidad de pueblos han tenido un respeto hacia la naturaleza de tales magnitudes que todo su esquema social y cultural giraba en torno a ella. Obviamente eran conscientes de su dependencia con respecto al ecosistema a la hora de obtener recursos. Pero, más allá, existía o percibían una conexión espiritual que les hacía parte del Todo. Y era de ahí de donde nacía la armonía con el medio ambiente. Esto se explica por simple comparación. Más allá de nuestra arrogancia y nuestro estado de desarrollo, nuestra dependencia en recursos sigue siendo la misma, si no mayor. Lo que falla es el segundo elemento. El modelo social occidental ha dejado atrás la fase de estos pueblos y ha planteado un esquema en el que todo es cuantificable, y en el que el medio es un mero elemento externo al sistema económico del que se extraen recursos y al que se le ceden desechos.
Explicaciones simplistas de realidades complejas han dominado nuestra relación con los demás seres y con el medio ambiente durante demasiado tiempo. Creo que ha llegado el momento de enseñar a nuestros hijos otro tipo de valores. A la defensa de la libertad, la igualdad y la solidaridad habrá que ir añadiendo otras cuestiones. Entre ellas, que nuestro planeta no es “nuestro”, que los seres que comparten nuestro lugar no están aquí para servirnos, que no todo es reemplazable y que no todo es permisible si se va con un talonario por delante. Hay que empezar a mostrar a la sociedad que las frutas que comemos no nacen en los frigoríficos de los supermercados, sino que son el resultado de un esfuerzo biológico increíble de unos árboles que toman sus nutrientes de un suelo creado durante millones de años, con aportación orgánica de seres que se hidrataban con agua de un río cuya existencia dependía de unas determinadas condiciones climáticas. Todo es un gran ciclo. Todo es armonía y equilibrio. Ante todo es necesario que esta armonía se sienta, se transmita y se defienda.
Nuestra sociedad no solamente necesita un cambio en términos cuantitativos de muchísimas variables, sino también cualitativos. Como bien dije anteriormente, los problemas están ahí, y las soluciones, desde un punto de vista técnico y científico, son las que son. No hay interpretación subjetiva posible. Ahora bien, para alcanzar éstas no podemos tratar, simplemente, de incluir limitadores que moderen nuestro sistema. Hay que cambiar las mismísimas raíces culturales, ya que el medio ambiente, a pesar de ser mostrado como una de las tres dimensiones del desarrollo sostenible, si trascendemos esa visión, podremos ver que es la mismísima base de la que surge todo lo demás.

Fuente: decrecimiento.info - Erudino Llano Güemes. Graduado en Ciencia Política por la Universidad de Salamanca y máster en Gestión del Desarrollo Sostenible por la Universidad de Vigo - Imagenes: ‪Diversidad en México‬ - ‪Ecuador biodiverso y pluricultural‬.

Argentina/Córdoba: Estemos alerta!!

Coordinadora por la Ley de Bosques

— Hemos logrado frenar la aprobación del proyecto del Ecocidio este año. Pero estemos alerta, el conflicto continúa, no debemos parar hasta que se apruebe una actualización de Ley de Bosques que:

- garantice la no regresividad en la protección del bosque nativo (ni un metro menos de bosque!!).

- que surja de un proceso realmente participativo donde se tenga en cuanta a toda la ciudadanía.
- que prohíba el desmonte químico.

- que prohíba el rolado en zonas rojas y regule en zonas amarillas.
- que prohíba la minería en las áreas rojas.

- que no perdone a quienes infringieron la ley desde 2010.

- que verdaderamente se ajuste a la ley nacional de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos (26.331)

- que se constituya en una herramienta para la conservación y RECUPERACIÓN sin el uso de especies exóticas, de los bosques en función de las necesidades de la ciudadanía.
 
Imagen: ‪El Diario de Carlos Paz‬

Argentina: Periodismo transgénico

Es uno de los mayores aparatos mediáticos del país. Cuenta con suplementos de diarios, sitios web, programas de radio y televisión, y hasta un canal que transmite 24 horas al día. Son cientos de periodistas que difunden las bondades del modelo agropecuario en base a transgénicos y agroquímicos. Pero las empresas van por más: lanzaron una campaña mediática titulada “el campo hace bien” y buscan mejorar su imagen en las ciudades. La última: Monsanto inauguró programa en la TV Pública.
 
Por Darío Aranda

El conflicto por la resolución 125 (2008), las denuncias y pruebas sobre los efectos nocivos del herbicida glifosato, y los cuestionamientos a los transgénicos, entre otros factores, incrementaron las críticas al agronegocios. Las empresas del sector tomaron nota, y además de mantener (y aumentar) la pauta publicitaria para el conglomerado de medios, iniciaron campañas inter-institucionales.
 
El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) es el organismo que debe controlar los agroquímicos (organizaciones de pueblos fumigados, médicos que trabajan con poblaciones afectadas e investigadores de universidades públicas cuestionan al Senasa por su complicidad con las empresas). En mayo pasado realizó una charla para periodistas titulada “Jornada sobre glifosato”. Abordó los “mitos” que hay sobre el herbicida, hizo eje en la “baja toxicidad” y en lo inofensivo que sería si se lo manipulase según lo sugerido por las compañías.
La charla fue organizada junto a Casafe (Cámara de Sanidad y Fertilizantes), conformada por Monsanto, Bayer, Syngenta, Basf, Dupont y una decena de empresas productoras de químicos.
Ni siquiera cuidaron las formas: el taller con periodistas se hizo en la misma sede de las empresa de agroquímicos (Reconquista 611).
“Buenas prácticas agrícolas (BPA)”, es el término utilizado por las empresas para justificar que con determinados cuidados pueden fumigar con agroquímicos hasta diez metros de las viviendas y no afectar la salud de la población. Esa argumentación es muy cuestionada por las organizaciones de pueblos fumigados, especialistas en derecho ambiental y por los propios ingenieros agrónomos, que sindican como irreal a las BPA.
Las grandes empresas del sector conformaron la “Red BPA”. Sobresalen Aapresid y Aacrea (empresarios-productores del agronegocios, hoy dentro del Gobierno y con gran capacidad de lobby), Bolsa de Cereales, CRA, Coninagro, Sociedad Rural, Ministerio de Agroindustria de Nación, Uatre, INTA. Las grandes empresas aparecen camufladas en “cámaras” u ONG: Casafe (Cámara de Sanidad y Fertilizantes) reúne a todas las grandes empresas empresas de agroquímicos: desde Bayer/Monsanto y Syngenta/ChemChina, para abajo. Idéntica situación es la de ASA (Asociación de Semilleras Argentinas), donde dominan las mismas empresas de agroquímicos, y se suman la “nacionales” Don Mario y Bioceres, entre otras. En las ONG sobresale Barbechando (espacio de lobby del agronegocios en el Congreso Nacional) y Fertilizar (impulsan la venta de insumos químicos para el campo).
“El campo hace bien”, fue la campaña mediática que lanzaron. Intentan “acercar el campo a la ciudad”; mejorar su imagen. El domingo 4 de diciembre realizaron su primer maratón, en Palermo, bajo la consiga: “El campo hace bien. Hace bien correr”. Impecables remeras blancas, con las tres letras clave (“BPA”) en color celeste y del lado derecho del pecho; y vivos celestes, verde/amarillos (como pequeñas ramas verticales) del lado izquierdo.
Amplia difusión mediática y dudosa concurrencia (ninguna foto panorámica de los corredores).
El ministro de Agroindustria de Buenos Aires y ex gerente de Monsanto, Leonardo Sarquís, participó del maratón y subió a Twitter una foto, elongando junto a la ex presidenta de Aapresid (y actual funcionaria de Agroindustria de Nación), Beatriz “Pilu” Giraudo. El hashtag fue: “#ElCampoHaceBien”
Suple miento
Clarín publica los sábados el suplemento “Rural”. La Nación sale a la calle con “Campo”. Algunos titulares: “El área de soja certificada crecerá 30 por ciento esta campaña (entrevista a gerente de empresa Syngenta)”. “Se aprobó un nuevo evento biotecnológico en maíz”. “El agro cordobés reclama más obras e infraestructura”. “La soja juega su futuro entre América de Sur y Estados Unidos”. “Premio INTA: los mejores en calidad alimentaria”. “La semilla será protagonista en 2017”.
Una antigua frase define al negocio: “Periodismo es aquello que se publica en los espacios libres que deja la publicidad”.
En los suplementos campestres es muy notorio: publicidades de Dow AgroSciences, YPF, Rizobacter, Syngenta, Expoagro (feria que organizan ambos diarios en sociedad), Don Mario Semillas, Nissan, Bayer, Amarok, entre otros.
No hace falta ser periodista para confirmar la vinculación entre publicidades y notas. Son parte de un mismo modelo agropecuario. No se lee una crítica a las consecuencias: fumigaciones con agroquímicos, desmontes, afecciones en la salud y, mucho menos, a la irregular manera de aprobación de semillas transgénicas ni la carterización del mercado (tres empresas dominan casi el 90 por ciento del mercado: Bayer-Monsanto, Syngenta-ChemChina y Dow-DuPont).
Simple ejercicio mental: una multinacional tabacalera anuncia el lanzamiento al mercado de un cigarrillo que no afecta la salud. Los periodistas replican la noticia sin siquiera dudar del nuevo producto milagroso.
Monsanto, Syngenta o Dow lanzan una nueva semilla de soja (o maíz). Se utilizará junto a un cóctel de químicos (glifosato, glufosinato de amonio, 2-4D). La publicidad afirma que es más productiva que otras semillas, que no afecta la salud ni el ambiente. Decenas de periodistas reproducen la noticia sin siquiera dudar, mucho menos se preguntan cómo se aprobó esa semillas y, jamás, solicitan los estudios que dan cuenta de la veracidad del discurso empresario.
Por contraposición, cuando aparece algún estudio científico que cuestiona los agroquímicos se les despierta el gen de la mirada crítica y minimizan (o defenestran) al académico en cuestión. En Argentina hay más de cien estudios de universidades públicas (UBA, La Plata, Río Cuarto, Litoral, Rosario) que dan cuenta de las consecuencias de los químicos. Nunca fueron tapa de los suplementos campestres.
El caso más grotesco es Héctor Huergo, jefe del suplemento rural de Clarín. Se autodefine en twitter como “relator militante de la segunda revolución de las pampas” y, como muchos “periodistas agropecuarios”, tiene conflicto de intereses entre los temas que escribe y los auspicios personales. Su programa de televisión (jueves a las 22 en Canal Rural) y su sitio web personal (laindustriaverde.com.ar) tiene pauta publicitaria de Pioneer-DuPont, Casafe (Cámara de Sanidad y Fertilizantes, donde están todas las empresas de químicos) y Agrofy (mega-empresa agropecuaria Cresud, del millonario Grupo Irsa).
También es accionista de Bioceres, empresa en la que es socio con referentes de Aapresid (empresario de siembra directa y espacio de lobby político) y con Gustavo Grobocopatel (titular de uno de los mayores pooles del siembra del continente).
Una decena de diarios provinciales tienen suplementos campestres similares y repiten la misma lógica (difusores del discurso empresario) medio centenar de sitio web.
Ciencia go home
Argenbio es la organización de lobby científico-político fundado por las empresas Syngenta, Monsanto, Bayer, Basf, Bioceres, Dow, Nidera y Pioneer, todas productoras de transgénicos y agroquímicos. Lanzó la campaña “Transgénicos 20 años” (http://www.transgenicos20.argenbio.org). Es un sitio de publicidad transgénicos, aunque con un intento de discurso científico y técnico. Argenbio, junto a la Embajada de Estados Unidos, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Ministerio de Agroindustria organizaron el seminario “El desafío de comunicar lo que hacemos”, con el objetivo de fortalecer “el potencial de la agrobiotecnología para el desarrollo sustentable y equitativo de la región”.
Según la gacetilla de prensa, “destacados especialistas compartieron su experiencia y brindaron herramientas para optimizar la diseminación de la agrobiotecnología, mejorar la percepción en la opinión pública y contribuir al diálogo fluido entre los distintos actores de la cadena en la región”.
La apertura estuvo a cargo del Secretario de Agregado de Valor del Ministerio de Agroindustria, Néstor Roulet, quien planteó que la biotecnología aplicada al agro permitirá “aumentar la productividad cuidando el medioambiente”. Pidió “mejorar la comunicación entre sus eslabones y la sociedad”.
David Mergen, consejero agrícola de Estados Unidos en la Argentina, Paraguay y Uruguay, remarcó que persiste el desafío de “explicar al público los beneficios de la agrobiotecnología para alimentar a una población en crecimiento”.
Participaron los directores de la cámara empresaria Maizar, Martín Fraguío; de la Asociación Semilleros Argentinos (ASA), Martín Rapella; la coordinadora de proyectos especiales del Instituto Nacional de Semillas (Inase), Mónica Pequeño Araujo; funcionarios de la Comisión Nacional de Biotecnología Agropecuaria (Conabia –organismo clave en la aprobación de transgénicos) y los equipos de comunicación de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) y de la Bolsa de Cereales.
Locos x la TV
“Locos por el campo”, es el nombre del programa que Monsanto, Toyota y Aacrea estrenaron en la TV Pública (en 2015 estaba en América 24). Va los domingos a las 14. Lo conduce Fernando Entín, que se autodefine como “galerista de arte, palermitano”. Y propone “visitar diversos establecimientos para conocer cómo se producen la soja, el trigo, la leche, la carne y el vino, entre otras cosas; conocer los desafíos cotidianos”.
Monsanto (adquirida este año por la alemana Bayer) es la mayor empresa de semillas transgénicos del mundo y creadora del cuestionado glifosato.
“Una empresa con intereses específicos en un sector estratégico no puede construir imaginarios sobre el campo en un medio público porque estarán dirigidos a sostener esos intereses (individuales y comerciales), y eso lejos está de los intereses ciudadanos. Esto nos llama a reflexionar acerca del rol de los medios públicos y en particular tratar de entender cuál es la época que se está viviendo en esta materia en la Argentina”, cuestionó Francisco Godínez Galay, del Centro de Producción Radiofónico (CPR), organización dedicada a la producción y a la investigación en comunicación.
Idéntica crítica le cabe a Aacrea, empresarios del agronegocios que, con un discurso “técnico” e intereses particulares (de ganancia y rentabilidad), establecen desde la televisión qué modelo de campo es el deseable para el país.
En primera persona
Matías Longoni ingresó a Clarín Rural en 1998 (proveniente de Telam). Duró un año y medio bajo las órdenes de Héctor Huergo (mandamás del suplemento Rural y con línea directa al cuarto piso, donde están los gerentes y directores). Pasó al “cuerpo del diario”, sus notas sobre temas rurales se publican en la sección política. Es un referente en el periodismo del agronegocios (aunque a él no le gusta ese término para llamar al sector).
Es un caso poco común en el periodismo de diarios porteños. Es una “firma conocida” y al mismo tiempo tiene vida gremial, de asambleas, discusiones paritarias y marchas en la calle junto a trabajadores. En 2012 fue uno de los seis trabajadores del diario que fue elegido delegado gremial. Desde el año 2000, cuando Clarín echó a más de cien trabajadores (incluidos los delegados), la empresa no permitía la organización sindical. Los postulados fueron trabajadores de carrera y con espalda para soportar presiones de la empresa. Longoni denunció públicamente las situaciones laborales en Clarín. Hace pocas semanas aceptó un retiró voluntario de Clarín, luego de 18 años en el diario.
“Yo no veo al periodismo agropecuario como vos”, comienza la entrevista que durará 45 minutos.
“Nunca sentí que hubiera temas prohibidos para escribir. Lo que falta es involucrarse con el tema, laburarlo, aunque también es cierto que muchas veces no hay estímulos por parte de jefes para ciertos temas”, señala. Y afirma que “entre el 70 y 80 por ciento” de la información agropecuaria la generan “las corporaciones”. Y ahí incluye empresas, Estado y universidades. “Los periodistas somos cada vez menos. A muchos les es más fácil copiar y pegar”, y replicar la información de esas corporaciones.
Sobre las fumigaciones con agroquímicos, se excusa. Dice no escribir porque él no cubre “ambiente”, pero señala que si alguien en la redacción tomara el tema: publicaría, con mayor o menor libertad, pero publicaría.
Afirma que en el suplemento Rural de Clarín sí hay temas vedados. Donde señala que se responde mucho a la pauta publicitaria. “Es totalmente sesgado el suplemento. Además Huergo no es periodista, es un empresario. Tiene negocios en todos lados, muchos son públicos, con los feedlot, con las semilleras”.
Reconoce que muchos medios del agro son más “un folletín de las empresas que periodismo”, y lo compara con el periodismo automotriz: “Está financiado por publicidad de las empresas, que son las que venden tecnología e insumos. ¿Es criticable? Sí y no. Muchos son medios autogestivos que viven de eso, como los que venden corbatas…”. Al instante aclara que sabe que no es lo mismo, pero sostiene el ejemplo: “Son medios que para sobrevivir tienen que subordinarse a la pauta”. Destaca que un contrapeso podría ser el estado, pero de inmediato se contesta: “Para que el kirchnerismo te diera pauta debías entregarle el culo”.
Uatre (sindicato de trabajadores rurales) pauta en muchos medios. ¿Compra silencio?
“Algunos compran silencios. Otros establecen solidaridades. Saben que tenés un medio y ayudan, como cualquier anunciante que ve que le puede servir para difundir lo suyo”, grafica y aclara: “Ningún periodista está obligado al silencio”.
Reconoce que el periodista agropecuario se siente parte de un sector, por eso tira para ese lado (siempre dentro del agronegocios). Y explica por qué: “El peor de los productores, el más garca, es más rescatable que el mejor de los políticos”.
Defiende al periodismo agropecuario, pero también lo cuestiona. Y lo pone en contexto: “Somos mejores que el periodismo político y económico, donde hay cada uno… Pero en líneas generales sufrimos lo mismo que otros periodistas, la pauta pública y privada que marca agenda, y las malas condiciones de trabajo”. Refiere a la precarización, bajos salarios, multitrabajo. Y resume: “El problema no es el periodismo agropecuario, el problema es el periodismo”.
Longoni sigue en el sector. Conduce (desde hace nueve años), Bichos de Campo (Canal Metro), junto a otros siete periodistas. Se emite los viernes a las 21.30. Entre sus anunciantes están Monsanto, Nitrap (agroquímicos) y Uatre.
Sorpresas desde adentro
Dante Rofi ingresó a La Nación Campo en 1997 y se mantiene en el suplemento. Era el típico periodista agropecuario hasta 2004, cuando estaba en el festival de Cosquín y vio que el folklorista Raly Barrionuevo subía al escenario a doña Ramona Bustamente, abuela campesina que resistía el avance de topadoras de empresarios sojeros. Esa misma noche, León Gieco le dedicó su recital a los campesinos del norte cordobés.
“¿Cómo podía ser que cubría campo y nunca había escuchado de esos campesinos?”, se preguntó. Volvió de vacaciones y comenzó a preguntar por esos campesinos. No tardó en dar con Apenoc (Asociación de Productores del Norte de Córdoba), una de las patas de lo que luego sería el Movimiento Campesino de Córdoba (MCC). Comenzó a conocer de otro campo, agricultura familiar, indígenas y también de las consecuencias del modelo de agronegocios: desmontes, desalojos, fumigaciones con agroquímicos.
Ya nada fue igual.
 “La mayoría de los periodistas agropecuarios se olvida que son periodistas y pasan a ser representantes de las empresas”, resume sobre el sector.
Sobre por qué actúan así, Rofi descarta que sea por ingenuidad. “Están validando un discurso. Creer que lo hacen por ingenuidad es subestimarlos. Saben muy bien lo que hacen”.
Resalta que en La Nación es clara esa línea que se baja, con editoriales sobre las bondades del modelo y apoyo al glifosato. “Si sos empleado, la lógica es ir por esa línea, no plantear otras posturas, no pensar mucho. Repetís el verso de que el mundo tiene hambre, los transgénicos producen alimentos y cierra por todos lados. Te surgen programas de radio, auspiciantes para el programa de TV, en el diario te quieren. Así la vida es hermosa”, sentencia.
Rofi es cotidiano usuario de redes sociales. En Twitter dejó siempre claras sus posturas de apoyo al kirchnerismo, su fanatismo por Racing y la crítica a algunos editorialistas del diario en el que trabaja. Discutió mil veces con sus pares y jefes. Cuando eran diez en el suplemento (años 2007) y ahora que son sólo cuatro (tres editores y él). “Se enojan cuando decís algo de los agroquímicos. Te saltan con el discurso de las empresas, que no hay pruebas científicas, pero la verdad es que no quieren ver las pruebas”, explica.
Está convencido que muchos periodistas del sector prefieren no conocer. Cita nombres de colegas pero para evitar problemas se pone en primero persona: “Cuando conocés lo que pasa, lo que provoco este modelo de agro, ya no podés volver a ser el mismo. Te cambia la vida”.
Rescata la convivencia con su jefe del suplemento. Saben que piensan distinto, se respetan, conviven. Va a cumplir veinte años en La Nación Campo y sumó trabajo (ad-honorem), dos veces por semana tiene una columna radial en la FM Tierra Campesina, de la Unión de Trabajadores Rurales Sin Tierra (UST) de Mendoza. Allí dice todo lo que piensa, del agro y de la política nacional.
La hora de la verdad
Sábado. 6 de la mañana. “La hora del campo”. Conducido por Alejandro Cánepa, se extiende durante tres horas. Comienza con la clásica “Zamba de mi esperanza” y antes del minuto es interrumpida por el auspicio del programa: “Dow AgroSciences”.
Cánepa arranca con buenas noticias: “En su gran mayoría, el campo está arrancando”. Precisa datos del Indec de mayor venta de maquinaria agrícola. Agrega: “Hay pueblos donde la industria metalmecánica toma 30 o 40 personas y es muy importante”.
Picado de noticias breves. Gobierno de Entre Ríos “asistirá” a productores de arroz, Chaco pidió devolución de fondos de tabaco a Nación, Buenos Aires aprobó ley de “feedlots” (engorde de corral –muy cuestionados por el impacto en el ambiente, alimentarlos con transgénicos y abuso de antibióticos–).
“La gente en el mostrador quiere cada vez más alimentos de feedlots”, afirma Cánepa en base a ninguna prueba. Paso siguiente, anuncia que hoy hablarán con el presidente de la cámara de empresas de feedlot.
La producción del programa es Gastón Ibañez, columnista Marcelo Pinto y César Tapia (conduce también en Canal Rural el programa de Coninagro, una de las entidades de la Mesa de Enlace).
Cánepa insiste en la mayor venta de maquinaria agrícola. Recuerda que viajó con el presidente de esa cámara de empresas a Estados Unidos, invitado por Aapresid.
Las publicidades a lo largo del programa son de Banco Galicia, Chevrolet, Cooperativa de Seguros La Dulce, Dow AgroSciences, Biogénesis Bagó y una decena de agroquímicos que intercalan frases como “la soja no se mancha” o “estimulante para el campo”, “sabemos cómo proteger tu soja”, y siempre finaliza con un locutor que lee a toda velocidad (como si fuera la letra chica de un contrato) “cuidado, puede afectar la salud y el ambiente”.
El próximo 9 de febrero cumplirá quince años al aire. Cánepa agradece especialmente a Dow AgroSciences y Biogénesis Bago porque lo “acompañan desde el inicio”. Y señala que Biogénesis fue parte de la creación misma del programa.
Mensajes grabados de oyentes. Productor de Chaco pide que se le baje impuestos a las empresas del agro que dan trabajo. Cánepa lo secunda: “Es buena la idea”.
Otro mensaje, sobre la buena producción de trigo y la apertura de mercados internacionales. El conductor comenta: “Macri cumplió con el campo (por baja de retenciones). El campo cumplió con Macri”. Pinto cuestiona que Macri haya calificado su primer año de gestión con un 8. Cánepa replica: “Fue lamentable lo de los últimos diez años. Ahora hay diálogo”. Pinto retruca: el ministro Alfonso Prat-Gay había anunciado 25 por ciento de inflación anual y fueron 40.
Cambio de tema. Agradecen a la empresa de ropa Cardón, que envió tres mates de regalo y viste a Cánepa desde 1990. Informan la apertura de cuatro locales en Paraguay. Pie justo para, con la excusa del día nacional del mate, entrevistar a “la primera sommelier de mate”. Más de 25 minutos sobre los “secretos” del mate y la yerba (tipo de mate, temperatura de agua ideal). Ni una mención a la explotación histórica del primer eslabón de la cadena, los tareferos (cosechadores de yerba). Es una regla en los programas agropecuarios invisibilizar la situación de los trabajadores del agro y mucho menos se cuestiona al sindicato Uatre (Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores), donde Gerónimo “Momo” Venegas se maneja como patrón de estancia. Causalidad, o no, la Uatre coloca mucha pauta publicitaria es los programas del sector.
Música de Abel Pintos, Dúo Coplanacu, José Larralde, Horacio Guaraní. Canciones que hablan de aspectos sociales y que podrían sonar en cualquier peña con público de izquierda.
Cánepa relata que estuvo con las cuatro cadenas de granos (las empresas de soja, maíz, girasol y trigo se reúnen por sector) y el denominador común fue el pedido de una nueva ley de semillas, que saldría en abril/mayo de 2017. No explica que es impulsada por grandes empresas (nucleadas en la Asociación de Semilleros de Argentina, entre ellas Monsanto).
Entrevistan a Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), que quiere una nueva ley, pero “no la lay talibán que quieren ASA y Monsanto” (los productores quieren pagar una sola vez, cuando compran la semilla. Las empresas quieren que sigan pagando por varias cosechas luego de la compra).
Explica que, como “gesto de buena voluntad”, las cuatro entidades (Sociedad Rural, CRA, Coninagro y Federación Agraria) viajarán con Aapresid y Aacrea a la sede de la empresa Pioneer en Estados Unidos. Que seguramente se hablará del tema. Celebra que Macri le haya “devuelto la normalidad al sector”.
Cánepa, que también tiene programa en Canal Metro, avisa que son “plurales” y llamarán a ASA y a Monsanto.
La hora del campo tiene competencia. En radio La Red (AM 910, “La Red Rural”), en Rivadavia (AM 630, “Bichos de Campo”), en Mitre (AM 790, “Mitre y el Campo”), entre otros.
También hay tiempo para un médico veterinario que recomienda doble vacunación y antibióticos para los rodeos. Promete que (drogas mediante) no se enfermarán y darán buena producción. El veterinario es de Biogénesis Bagó.
El programa se acerca al fin. Aún hay espacio para dar cuenta de los premios “a la excelencia agropecuaria”, que otorgan el diario La Nación y Banco Galicia. Uno de los premiados, la empresa Red Surcos (de Santa Fe). Entrevista con su presidente, Carlos Calvo. Explica que ganó en la categoría “innovación y desarrollo” porque lograron que el herbicida 2-4D tenga “menor impacto, se volatilice menos y sea más sustentable”.
Cánepa complementa: “¡Qué bueno, hace que no se vuele, cae en el lugar y queda ahí. Qué buena invención. Bien merecido el premio!”.
El directivo de Red Surcos se despide y señala que es un honor ser auspiciante del programa de Cánepa.
Dos minutos para las 9 y el fin del programa. Alejandro Cánepa termina con una oración: “Nuestra señera, virgen de Luján, ayúdanos en nuestras tareas diarios y proyecciones, ahora y en la hora de nuestra muerte. Virgen de Luján, en vos confiamos”. Silencio y las últimas tres palabras: “Auspició, Dow Agrosciences”.

Fuente: Revista MU
 - Imagenes:  Zero Biocidas - Eneko - biodiversidadla

Chile/ CDP: Terremoto demuestra el alto riesgo de la central Río Cuervo para Aysén


    •    El terremoto recién ocurrido revive cuestionamientos al proyecto hidroeléctrico Central Río Cuervo, que la empresa Energía Austral busca materializar en la zona de Aysén, donde se encuentra la falla geológica Liquiñe-Ofqui.
 
El Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP) alerta que el terremoto 7,6 recién ocurrido, cuyo epicentro fue la Isla de Melinka en la región de Aysén, es un nuevo e importante antecedente sísmico de los que no han sido debidamente evaluados por Energía Austral (Glencore y Origin Energy), al proponer el proyecto hidroeléctrico Río Cuervo (640 MW) en el área de la falla geológica activa Liquiñe-Ofqui.
“Energía Austral señala que el embalse no añade riesgos en caso de producirse el mayor sismo naturalmente esperado. Sin embargo, está demostrado en la historia sismológica reciente de nuestro país que los sismos pueden llegar a niveles por sobre los proyectados”, afirmó Diego Lillo, abogado de FIMA ONG. Esto porque “la información sismológica es escasa, sobre todo en la falla Liquiñe-Ofqui, donde la propia disciplina de la sismología no es concluyente” agregó el jurista.
El riesgo sísmico justamente fue uno de los temas claves abordado por los reclamantes, abogados de ONG FIMA, Diego Lillo y Ezio Costa, en el alegato realizado el 11 de diciembre en el Tribunal Ambiental de Valdivia, donde representantes del CDP y ciudadanos de Aysén, esperan revertir la autorización obtenida por el proyecto de represas en enero 2016.
El mayor sismo analizado por la empresa para la central Río Cuervo es de 7.1 y solo se refirió a la magnitud, no a la frecuencia, en tanto no está estudiada la relación del embalse de 13.000 hectáreas proyectado en la zona, a 45 kilómetros al noroeste de Puerto Aysén, así como tampoco la respuesta de las dos represas y otras obras, ante una mayor frecuencia de sismos de magnitud.
En este sentido, es importante recordar que el enjambre sismico comenzó en enero de 2007 con temblores menores, hasta que en abril del mismo año se produjo el terremoto en el fiordo de Aysén de 6.1 de magnitud, desencadenando la remoción de terrenos y, finalmente, la muerte de 11 personas, seis de ellas aún desaparecidas. Desde esa fecha recién se empieza a monitorear la falla Liquiñe-Ofqui, por cuanto si bien se sabe que es activa y que nace en la triple unión de las placas Sudamericana, de Nazca y Antártica, aún existe muy poca información al respecto.
----------------------
Abogado: ”Terremoto obliga a repensar seriamente la factibilidad del proyecto Río Cuervo”
 
El abogado ambientalista Rodrigo De Los Reyes Recabarren, señaló que el terremoto de 7,6 grados en la escala de Richter ocurrido el domingo, “obliga a repensar seriamente la factibilidad técnica y ética del proyecto Río Cuervo”.
 
El jurista fue quién presentó el primer Recurso de Protección para detener la votación de la Comisión de Evaluación Ambiental, argumentando que ese organismo no contaba con información relevante para decidir y dar luz verde a la ejecución del Proyecto Central Río Cuervo.
Su acción judicial logró un histórico fallo del Tribunal de Alzada que acogió el Recurso a Trámite y también la Orden de No Innovar que tuvo paralizada la votación por un periodo de 50 días. Han pasado tres años de esos hechos y el fuerte movimiento sísmico que se produjo el día de Navidad, no hizo más que reflotar las aprensiones que existen en torno a ese proyecto hidroeléctrico que pretende materializar Energía Austral.
Abogado, a tres años de los alegatos en la Corte de Apelaciones de Coyhaique, donde finalmente el Recurso de Protección fue desestimado, ¿qué opinión tiene sobre el sismo grado 7,6 ocurrido en el litoral de la región?
Recordaré siempre con cariño esa gesta histórica cuando muy pocos tenían fe. La Corte de Apelaciones acogió a trámite el Recurso y obtuvimos una inédita  aceptación de la Orden de no Innovar, que permitió que la Comisión de Evaluación Ambiental no votara el Proyecto, por no contar con información. Durante esos 50 días pudimos concientizar a la población sobre los peligros de la construcción de esa megacentral. Curiosamente la causa de HidroAysén que se veía por esos días invisibilizaba este proyecto que es cien veces más peligroso pues no solo afecta naturaleza, ecosistemas, especies únicas, sino pone en riesgo inminente la vida y tranquilidad psíquica de la población de Puerto Aysén. A tres años mi opinión es que los organismos técnicos -incluso algunos gubernamentales no han aprendido nada, y tercamente quieren sacar un peligroso proyecto a como dé lugar.
Pero el Proyecto de Energía Austral fue aprobado, ¿por qué usted considera entonces que no debería ejecutarse?
Esta ha sido una larga y desconocida batalla judicial. La presentación de mi Recurso de Protección, que en definitiva fue rechazado en la Corte Suprema, permitió que la Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA) Presentara otro Recurso de Protección poniendo el acento en la parte administrativa, que también fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Coyhaique, pero apelaron y en ese Recurso nos hicimos parte para finalmente ganarlo en la Corte Suprema, lo que por segunda vez volvió a dejar sin efecto la votación de la Comisión Regional de Evaluación Ambiental.
Sí, pero ¿por qué no debería ejecutarse?
El peligroso proyecto de Central Hidroeléctrica Río Cuervo no debería ejecutarse por las siguientes razones. Está emplazado sobre la falla geológica Liquiñe-Ofqui, una falla activa, y el sector rodeado de volcanes. Por otra parte crear un mega lago artificial al unir y embalsar los lagos Yulton y Meullín, cuya superficie será de 13.166.- hectáreas, aguas arriba de Puerto Aysén, tal cantidad de agua provocará tarde o temprano el efecto de inducción sísmica o remociones en masa provocando una mega ola (Tsunami) que usando el portezuelo del río Tabo en 5 minutos tiene inundado Puerto Aysén. En otras palabras es como construir una piscina gigante en el techo de una casa con cimientos débiles. Concluyo con lo que señalé en la Corte de Apelaciones en mi Alegato Final; las autoridades citaron sendos informes elaborados por empresas privadas y públicas. Se habló de la solidez de la roca. Sin embargo la naturaleza habló. La región de Aysén no quiere ser el vagón del siglo XXI. La naturaleza está hablando.

Fuente:El Divisadero

Chile: La batalla entre ambientalistas, Gobierno y privados por la exportación de baterías para el reciclaje

ONGs ambientalistas denuncian que Chile podría vulnerar tratados internacionales al permitir sacar del país residuos tóxicos como las BFU (baterías fuera de uso), al publicar un reglamento de la Ley de Reciclaje que hoy está en proceso de consulta pública. Por su parte, las importadoras -que deberán hacer cargo de las BFU- acusaron a la única empresa legalmente autorizada para reciclar, RAM Recimat, de “abuso de posición dominante” y de no tener capacidad suficiente para afrontar el desafío. En tanto, el Ministerio del Medio Ambiente señala que el reglamento no pasa a llevar el Convenio de Basilea y que se regularán las exportaciones con un manejo ambientalmente racional, siempre y cuando no exista capacidad en el país para hacerlo.

La vulneración a tratados internacionales ratificados por Chile y la posibilidad de convertir a países vecinos en un “patio trasero” botadero de desechos. Esos son los riesgos que reclaman organizaciones defensoras del medioambiente de aprobarse el tránsito transfronterizo de residuos, entre los que destacan las baterías de autos, uno de los puntos incluidos en un reglamento -hoy en proceso de consulta ciudadana- para dar curso a la promulgada Ley Marco para la Gestión de Residuos, la Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje, conocida como Ley REP (20.920).
Dicha ley, que fue promulgada el 17 de mayo pasado y anunciada por el Gobierno como una forma de formalizar el reciclaje en Chile, responsabilizando a empresas fabricantes e importadoras de hacerse cargo de los residuos generados por sus productos, hoy tiene a grupos ambientalistas en vigilia por la posibilidad de que baterías de autos, neumáticos y pilas usados en Chile sean trasladados y reciclados fuera del territorio nacional.
Un debate en el que además se han conjugado otros factores económicos y el lobby, como el reclamo de importadoras de autos de posible posición dominante a la única empresa con la autorización oficial y tecnología para reciclar las baterías de plomo, RAM-Recimat, y los intereses develados por ésta última de querer llevar desechos reciclables a países que no cumplen con estándares OCDE, como Perú, donde algunas de las empresas denunciantes también tendrían intereses económicos.
Exportar el reciclaje
A pesar de que son seis los productos contaminantes que podrían ser exportados para el reciclaje en otros países (aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, baterías, envases y embalajes, neumáticos y pilas), hasta el momento las baterías fuera de uso (BFU) son las que tienen más preocupadas a ONG’s y grupos ambientalistas.
Según ellos, la promulgación del reglamento que regula ese tránsito de baterías vulnera el Convenio de Basilea, un tratado internacional que establece la prohibición de sacar del país desechos tóxicos a menos que no exista capacidad instalada para valorizarlos o eliminarlos.
“Nada nos da el derecho de que como chilenos podamos exportar esta contaminación, estos residuos tóxicos a otros países. El convenio lo que te dice que si tú exportas estos contaminantes tienes que hacerlo a países que tienen los mismos estándares. Es decir, para Chile países OCDE. El problema es que los países es que si se está abriendo esta posibilidad, se van a ir a países cercanos, como Perú, como Bolivia, países de la región, que tienen menos estándares porque el reciclaje allá es más económico, es más barato. Ahí es donde se nos prende la alarma porque el Convenio de Basilea lo que busca es garantizar la justicia ambiental y en ese sentido nosotros estaríamos dando espacio a violar este convenio o bien tendríamos que retirarnos del convenio”, dice Javiera Valencia, de la Fundación Terram.
Según la geógrafa, Chile no puede exportarles a otros esta contaminación “porque haya una empresa haciendo lobby o para que nosotros bajemos nuestros estándares. Y sea con baterías de autos y sea con los residuos que sean, nosotros no tenemos por qué, como país desarrollado, llegar a países menos desarrollados para entregarles nuestra contaminación”.
Esa idea es respaldada por Ezio Costa, abogado y director ejecutivo de la ONG FIMA, quien señala que “cuando hay tránsito de residuos peligrosos entre países, lo que usualmente ocurre es que los países más ricos terminan enviando sus residuos a países más pobres, porque por costos le conviene. Y normalmente en esos países más pobres no hay una posibilidad real de tratar esos residuos”.
Costa señala que este tipo de situaciones pueden terminar como lo ocurrido en Arica con el plomo, donde residuos mineros provenientes de Suecia terminaron en esa ciudad contaminando y enfermando a una cantidad importante de población.
“Sería difícil para Chile, que hoy no tiene la capacidad de fiscalizar internamente, saber qué países tienen la tecnología y quienes no. Entonces, lo obvio, lo natural que debiera pasar es que Chile cumpla las normas internacionales y no le exporte a países que no son de la OCDE y por tanto se presume que pueden no tener la tecnología”, explica.
De esta forma, ambas instituciones dicen que la publicación del reglamento de esta ley -que fue ingresada por el gobierno anterior y promulgada por la actual administración- tal como está ahora podría liberalizar el tránsito y exportación de ellos sin un control efectivo por parte del Estado.
Sin embargo, el ministerio del Medio Ambiente informó que “el reglamento que está en consulta pública para regular el movimiento transfronterizo de residuos indica, en su Artículo 4º, que solo se podrán exportar residuos para su valorización, si el exportador acredita ante el Ministerio, que el destinatario se encuentra autorizado, de conformidad con el presente reglamento y la legislación nacional aplicable, y que someterá los residuos a un manejo ambientalmente racional”.
De esa forma, el MMA señala que se prohíbe exportar residuos para su eliminación mientras exista en el país capacidad para eliminar los residuos de acuerdo con un manejo ambientalmente racional y además, el ministerio podrá denegar fundadamente las autorizaciones de exportación, cuando existan antecedentes de que los residuos no serán sometidos a un manejo ambientalmente racional.
“Para este efecto podrá exigir al exportador presentar informe de un auditor externo, previamente autorizado mediante resolución del Ministerio, a objeto de acreditar el cumplimiento de un estándar similar al que otorga la normativa aplicable en Chile”, explicaron.
Por otra parte, el MMA rechaza que se esté vulnerando tratados internacionales. Según la secretaría de Estado, la ley REP “señala en su artículo 8 las obligaciones de los importadores y exportadores de residuos, quienes se regirán por las disposiciones del Convenio de Basilea y por las demás normas legales y reglamentarias que regulen la materia. Junto con ello, la ley también establece la prohibición de importar residuos para su eliminación”.
De esa forma, señalan, el reglamento que regula el movimiento transfronterizo de residuos “da cumplimiento a los compromisos internacionales, al Convenio de Basilea y también a las decisiones y recomendaciones de la OCDE en materia de residuos, mejorando ampliamente el estándar ambiental de los movimientos transfronterizos. Esto ya que tanto el Convenio de Basilea como la OCDE promueven el manejo ambientalmente racional, instando a limitar el movimiento transfronterizo de residuos en caso de que exista en el país capacidad para eliminarlos, pero permitiendo dicho movimiento cuando su destino sea la valorización. Esto siempre que, en ambos casos, se asegure un manejo ambientalmente racional. Todo esto está contenido en el reglamento que regulará esta materia, y que actualmente se encuentra en consulta pública”.
La pelea de recicladores versus importadoras
Junto a las ONGs ambientalistas, la preocupación por la futura aprobación de este reglamento también se instaló en Calama, ciudad donde está ubicada la única empresa legalmente autorizada para reciclar las baterías y separar sus elementos para ser reutilizados.
Antes de eso, la única competidora de Recimat, Tecnorec S.A., fue clausurada y cerrada en noviembre de 2014 por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) tras una serie de irregularidades detectadas por la autoridad ambiental, como el incumplimiento del reglamento sanitario sobre manejo de residuos peligrosos.
Por esa razón, las empresas importadoras de baterías y Recimat se han enfrentado públicamente con acusaciones de monopolio por parte de esta última, las que llegaron hasta la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que a mediados de octubre pasado abrió una investigación por posible “abuso de posición dominante” en su contra, acusando bajos precios de compra.
Consultada por este tema, desde RAM señalaron que dicha causa se archivó. Sobre el mismo punto, la Fiscalía Nacional Económica declinó confirmar o desmentir la investigación la empresa.
Y sobre el reglamento, la compañía señaló que esta empresa “ha crecido sobre la base de la certeza jurídica, de que Chile cumple su propia legislación y sus compromisos internacionales además de elevar sus exigencias medioambientales progresivamente”.
Además, RAM agregó que “el interés por abrir las fronteras para los residuos peligrosos está asociado a un tema de costo de tratamiento que no tiene relación con el fomento del reciclaje ni los compromisos ambientales a resguardar”, señalaron.
Esto es lo contrario a lo señalado por las importadoras de baterías, como Felipe Konno, gerente general de ETNA -una de las grandes compañías que importan y comercializan baterías junto a Derco, Gildemeister, General Motors, Emasa y Baterías Cyclon, entre otras, que deberán hacer cargo de sus importaciones- que señaló también en octubre pasado que Recimat no tiene capacidad para capacidad suficiente para tratarlas.
“El país está experimentando un efectivo y creciente daño ambiental, ya que se desconoce el paradero de gran parte de este residuo, según lo ha declarado el propio Ministerio de Salud”, señaló al Diario Financiero.
En esas operaciones también se toma en cuenta las fundiciones clandestinas que han sido desbaratadas por la PDI en los últimos años. De hecho, también en octubre pasado la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente (Bidema) logró el mayor decomiso de baterías de plomo en los últimos años en una fundición ilegal en La Pintana.
Con todo, el ministerio señala que la consulta pública sobre este reglamento estará abierto hasta el próximo martes 3 de enero, por lo que aún hay tiempo para hacer observaciones. Después de ese proceso, el ministerio debe redactar el reglamento final y someterlo a votación en el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, donde además del Ministro del Medio Ambiente participan los ministros de Agricultura, de Hacienda, de Salud, de Economía, Fomento y Reconstrucción, de Energía, de Obras Públicas, de Vivienda y Urbanismo, de Transportes y Telecomunicaciones, de Minería y Planificación.

Fuente: The Clinic

Japón mata a 924.000 aves para controlar un brote de gripe aviar

Varios operarios se dirigen a una granja avícola en Kawaminami, en la prefectura de Miyazaki. | REUTERS

El país se encuentra en el nivel máximo de alerta por el virus desde que a finales de noviembre se detectara la cepa H5N6, altamente contagiosa. 
Es el peor brote desde 2011. 

TOKIO.— Las aves sacrificadas en Japón por el brote de gripe aviar recientemente detectado en el país ascienden ya a más de 924.000 después de que las autoridades terminaran con la vida de 92.000 pollos en una granja del sudoeste del archipiélago.

Las aves fueron sacrificadas el miércoles en unas instalaciones en la ciudad de Nankan, en la provincia de Kumamoto, tras hallar medio centenar de ejemplares muertos y detectar el virus de la gripe aviar en cinco de los cadáveres y en dos pollos vivos del centro, informó hoy la agencia de noticias japonesa Kyodo.
 
En la matanza participaron 450 personas, incluidos efectivos de las Fuerzas de Autodefensa (ejército japonés), movilizadas por la Administración central ante la propagación del virus.
Las autoridades locales realizaron inspecciones en seis granjas situadas en un radio de tres kilómetros del centro afectado, sin detectar casos adicionales, y pidieron al resto de las instalaciones avícolas de la zona que informen de cualquier indicio sospechoso.
El gobierno de Kumamoto prohibió además el transporte de cerca de un millón de aves pertenecientes a varias granjas situadas en un radio de 10 kilómetros del centro afectado.
Japón se encuentra en el nivel máximo de alerta por el virus de la gripe aviar desde que a finales de noviembre se detectara la cepa H5N6, altamente contagiosa, en varios puntos del archipiélago.
Además de en Kumamoto se han detectado casos en granjas de Niigata (oeste), Aomori (noroeste), Hokkaido (norte) y Miyazaki (suroeste).
El virus también ha sido hallado en cisnes muertos del zoológico de Akita (norte de Honshu, la principal isla de Japón) y del de Nagoya (centro), así como en la provincia de Kagoshima (en la isla meridional de Kyushu).
Se trata de la primera vez que el virus reaparece en Japón desde finales de 2014, y del peor brote desde 2011, cuando el foco detectado en granjas de la provincia de Miyazaki (suroeste) obligó al sacrificio de unas 700.000 aves.

Fuente: EFE - Publicado en: publico.es

jueves, 29 de diciembre de 2016

El Futuro del Hombre

Por Juan Pablo Miracca (*)

Hay momentos que la historia parece ir para atrás. Las malas noticias se suceden y nos abruman, creándonos una sensación de impotencia. El pesimismo hace su aparición, y la inmovilidad se instala en nuestro ser. A los problemas sociales y económicos que existen se le suman, desde hace un tiempo, la destrucción de la Naturaleza. Calentamiento global, contaminación de las aguas, deforestación, desertificación, extinción de especies, basura, pérdida de calidad del aire y el suelo, etc.

¿Qué nos llevó a esta crisis? Algunos han acusado, como responsable, a la dominación de la cultura occidental basada en un Dios trascendente, que no forma parte de este mundo (y que por lo tanto lo despreciaría), y en una interpretación incompleta y sesgada de sus libros religiosos: “llenen la tierra y sométanla” (Génesis1,28). Otros han señalado al sistema capitalista como la causa de convertir a la Naturaleza en una mercancía de la que hay que adueñarse, explotarla y venderla. Un sistema económico que crece a base de fomentar en los humanos la posesión sin límites mediante la envidia y la codicia. El paradigma científico-técnico es un cómplice para sobreexigir y expoliar los ecosistemas sirviendo a los intereses económicos dominantes.
Pareciera que el “progreso” del hombre en lo que respecta a la tecnología, y su avance en las demás ciencias, no hubiera servido para vivir mejor. Más de 2.000 millones de personas en el mundo padeciendo miseria, la depresión como epidemia del siglo XXI y la crisis climática son solo tres puntos a señalar como prueba de la insuficiencia de nuestros esfuerzos… ¿Insuficiencia o equivocación en el camino elegido?
Los pueblos originarios de América tienen una visión de unidad con la tierra. 
Sin tierra un aborigen pierde su identidad. Ellos no están por encima de la Naturaleza, sino que forman parte de ella. Hasta el punto de pedir permiso a un árbol para sacarle su fruto.
El judaísmo tiene una antiquísima tradición: Tikún Olam. Esta expresión hebrea significa “reparar el mundo”. Son numerosos los judíos que sienten la responsabilidad sagrada de curar y proteger la Tierra.
Muchos musulmanes rescatan las leyes islámicas que nos hablan de la protección de la tierra, el agua, los árboles y toda la creación. Los animales tienen derechos. Alá se les revela, conversa con ellos. Incluso son canales para ofrecer sus enseñanzas. Está prohibido matarlos por placer. Merecen nuestro cuidado.
Con respecto al hinduismo, taoísmo y budismo, sus filosofías tienen una base de inmanencia que hace sagrados los entornos naturales. Sus practicantes adaptan sus acciones a los ritmos propios de la naturaleza.
El cristianismo, en general, comenzó a tomar muchos versículos del Antiguo y Nuevo Testamento reinterpretándolos a la luz de estos tiempos. Tal es el caso del catolicismo, quién con la última encíclica papal “Laudato si´”, mostró una interpretación bíblica holística y nos propuso el “cuidado de la casa común”, nuestro planeta. Recordemos que el patrono de la ecología es San Francisco de Asís, quien consideraba hermanos, no solo a los animales, sino también a los vegetales.
Podríamos extendernos con más tradiciones espirituales, algunas muy antiguas y otras más modernas, varias de las cuales resurgieron con el movimiento que se conoce como New Age.
No está de más recordar, que para ser una persona espiritual, no es condición sine qua non practicar una religión. Como señala el teólogo Leonardo Boff: "-La espiritualidad es una dimensión que poseemos los humanos, como puede ser la inteligencia o la voluntad. Es cuestión de despertar y desarrollar esa dimensión; de ser sensibles a la vida y a las maravillas de la existencia".
Una de las características del hombre, que lo diferencia de los demás seres vivos, es su conciencia. El hombre es capaz de prever la consecuencia de sus actos, de razonarlos, de vencer sus impulsos instintivos. Grandes sabios de la humanidad nos hicieron diferentes legados de sabiduría, de un conocimiento particular para transformarnos en seres conscientes, apreciar cuánta enseñanza se esconde en todo lo que nos rodea y acceder, incluso, a niveles más profundos de la realidad.
En las religiones y/o filosofías antes mencionadas, en sus vertientes más espirituales, se observa lo mismo: la idea de conciencia y amor. Una actitud de asombro y contemplación ante la magnificencia del universo. Existe una reverencia a la Vida. Ese misterio que el hombre, a pesar de sus “avances”, no ha podido crear a partir de la materia inerte. 
Una vida que evolucionó desde las primeras moléculas autorreplicantes hasta el chimpancé y de éste alhombre. Siendo, el próximo escalón, un ser con mayor grado de complejidad y conciencia. Quizás  nuestros problemas sociales y ambientales se producen cuando frenamos este proceso, embruteciendo al ser humano, transformándolo en una máquina de trabajar y consumir o, sencillamente, en algo descartable. 
En definitiva, en una simple mercancía al igual que hacemos con la Naturaleza.  
Quizás debemos darle más importancia a la sabiduría sobre la técnica. Al amor sobre el “éxito”. Al Entendimiento sobre el impulso. Para, de esta forma, llegar a algo semejante a lo que el jesuita Teilhard de Chardin llamó el Punto Omega, confluencia absoluta de la evolución. 
Punto de encuentro de todas las conciencias y todo el amor del universo.
Si seguimos un camino espiritual no solo salvaremos al planeta y a todas sus criaturas, sino llevaremos plenitud y felicidad a nosotros mismos y a nuestros semejantes.

(*)Docente. Licenciado en Ciencia Política (UBA). Master-Trainer en Programación Neuro-Lingüística (PNL) y estudios en Economía Ecológica.
Fuente: Ecoportal.net

Argentina - Por otra Ley de Bosques para Córdoba: Verdadera participación ciudadana por una Ley que proteja el bosque y la vida

El proyecto de reforma de la Ley de Ordenamiento de los Bosques Nativos presentado por el Gobierno de Córdoba a través de legisladores de UPC y UCR, aspira a profundizar los aspectos más cuestionados y negativos de la ley actual, y su aprobación significará el empobrecimiento, el desmonte y la destrucción de lo poco que nos queda de bosque nativo, trayendo las ya conocidas consecuencias que actualmente sufrimos: inundaciones, desertificación, crisis hídrica, impactos en la estabilidad del clima regional, desarraigo y desalojos de la comunidad rural, pérdidas de fuentes laborales, e incluso de la vida misma. Esta es la crisis y emergencia ambiental que actualmente Córdoba padece y no es reconocida por el Estado.
 
MANIFIESTO
Por otra Ley de Bosques: verdadera participación ciudadana por una Ley que proteja el bosque y la vida
 
Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo de Córdoba
 

Este proyecto de reforma de la Ley de Ordenamiento de los Bosques Nativos presentado por el Gobierno de Córdoba a través de los Legisladores Carlos Presas (UPC-Colon), Oscar González (UPC-San Javier), Isaac López (UPC-Tulumba), Tania Kyshakevych (UPC-Ischillin), María Manzanares (UPC-Minas), Walter Solusolia (UPC-Sobremonte), María Romero (UPC-San Alberto), Miriam Cuenca (UPC-Minas), Hugo Cuello (UPC-Pocho), Gustavo Eslava (UPC-Rio Seco), José Eugenio Díaz (UCR-Cruz del Eje) y Carlos Ciprián (UCR-Totoral), aspira a profundizar los aspectos más cuestionados y negativos de la ley actual, y su aprobación significará el empobrecimiento, el desmonte y la destrucción de lo poco que nos queda de bosque nativo, trayendo las ya conocidas consecuencias que actualmente sufrimos: inundaciones, desertificación, crisis hídrica, impactos en la estabilidad del clima regional, desarraigo y desalojos de la comunidad rural, pérdidas de fuentes laborales, e incluso de la vida misma, recordando las 12 víctimas del 15 de Febrero de 2015 por las inundaciones de las Sierras Chicas, del norte y de todo el sur provincial. Esta es la crisis y emergencia ambiental que actualmente Córdoba padece y no es reconocida por el Estado. Por esto es que, a esta nueva Ley manipulada por las organizaciones de grandes productores rurales (SRA, CARTEZ, FAA, CONINAGRO), mineros (CEMINCOR) e inmobiliarios, la hemos definido como la LEY DEL ECOCIDIO, un crimen de lesa humanidad de parte de sus autores, cuyas consecuencias ambientales serán ya irreversibles para el bosque y toda la sociedad cordobesa.
Desde los innumerables espacios de producción de conocimiento científico, organizaciones civiles, sociales, territoriales y políticas, y desde los saberes locales y ancestrales que poseen las comunidades campesinas y originarias que trabajan y habitan el bosque, creemos que ninguna de las modificaciones al articulado original de la Ley vigente, resiste análisis técnico, científico y político alguno, hasta su mismo título hablando del bosque exótico.
La no implementación de un proceso participativo tal como lo establece la Ley Nacional 26331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos; la no inclusión de un mapa que refleje las decisiones del ordenamiento de bosques nativos tal cual lo establece la mencionada Ley; la falta de adecuación en su articulado a los presupuestos mínimos de protección establecidos por esta Ley Nacional; el incumplimiento de la Ley Provincial 10208 por la no realización de Audiencia Pública convocada por el Ejecutivo luego del escaso y mal implementado proceso participativo de construcción de la Ley; la falta de transparencia e información en este proceso de decisión que lleva dos años a puertas cerradas; la patente violación al principio de NO REGRESIÓN que establece que cualquier modificación no puede estar en desmedro de los parámetros de protección preexistentes, al decidir desafectar zonas rojas de protección del bosque habilitando su desmonte; la promoción de este proyecto de ley por parte de Legisladores que poseen causas penales e infracciones a la Ley de Bosques; la tramposa convocatoria a una Audiencia Pública Legislativa que no es el tipo de audiencia que estipula la Ley para este proceso, de manera desprolija, confusa y manipulatoria, llegando al extremo del traslado de lugar de realización a casi 200 km de la Legislatura Provincial; TODO deja en claro la falta de voluntad democrática para discutir este proyecto. Entendemos que esta estrategia responde a la voluntad del Gobierno provincial y el Bloque Legislativo oficialista de aprobar un proyecto que perjudica a la totalidad de la población cordobesa y buscan complicar la participación ciudadana y popular en su discusión y formulación.
Por todo esto, las organizaciones y los habitantes de Córdoba adherentes a este manifiesto reafirman:

NO A LA PÉRDIDA DE BOSQUES DE LAS ZONAS ROJAS DEFINIDAS POR LA LEY 9814

SÍ A UNA NUEVA LEY DE BOSQUES CON PARTICIPACIÓN CIUDADANA DE TODAS LAS REGIONES DE CÓRDOBA

NO AL PROYECTO DE LEY PRESENTADO A LA LEGISLATURA: LA LEY DEL ECOCIDIO

SÍ A UN MAPA DE ORDENAMIENTO DEL BOSQUE NATIVO CONSTRUIDO DE FORMA PARTICIPATIVA Y AVALADO SOCIAL Y CIENTÍFICAMENTE.

SI AL ESPÍRITU DE PROTECCIÓN Y CONSERVACIÓN DE LOS BOSQUES NATIVOS QUE ESTABLECE LA LEY NACIONAL 26.331
NO A ESTE TIPO DE AUDIENCIA PÚBLICA LEGISLATIVA EXCLUYENTE.

SÍ A UNA AUDIENCIA PÚBLICA PARTICIPATIVA EN EL MARCO DE LA LEY 10208.

SÍ A SOSTENER Y APOYAR EL AMPARO AMBIENTAL QUE SUSPENDE LA AUDIENCIA POR IMPROCEDENTE Y NO CUMPLIR LAS LEYES AMBIENTALES NACIONALES Y PROVINCIALES

NO AL CERCENAMIENTO DE LOS PUESTOS DE TRABAJO Y LAS ECONOMIAS LOCALES QUE DEPENDEN DEL MONTE NATIVO. 
SÍ A LAS ECONOMÍAS REGIONALES QUE CONVIVEN EN ARMONÍA CON EL MONTE NATIVO (APICULTORES, CABRITEROS, RECOLECTORES DE FRUTOS, HIERBAS MEDICINALES Y SEMILLAS, GASTRONOMÍA REGIONAL Y ECOTURISMO).

SÍ A LA PROTECCIÓN DE LAS CUENCAS HÍDRICAS Y EL DERECHO INALIENABLE DEL AGUA COMO VITAL ELEMENTO.

NOS QUEDA 3% DEL BOSQUE NATIVO ORIGINAL, NO HAY LUGAR A MÁS PÉRDIDAS, NI DEL BOSQUE Y LA FAUNA, NI DE VIDAS HUMANAS.
LA EMERGENCIA AMBIENTAL ES UNA REALIDAD NO RECONOCIDA POR EL ESTADO: LEY DE EMERGENCIA AMBIENTAL YA!!

LA LEY NO EXISTE SI NO PROTEGE LA VIDA - QUEREMOS UNA LEY QUE CUIDE LA VIDA[1]

Contactos: 351-3955727 / 351-6993599
coordinadoraporlaleydebosques@gmail.com
LINK DE DESCARGA EN PDF: https://drive.google.com/open?id=0B...
"Mandar adhesiones de organizaciones (por nota o simplemente el nombre de la organización) al siguiente correo: coordinadoraporlaleydebosques@gmail.com o al Facebook: https://www.facebook.com/coord.ley.bosques.cba "
[1] Frases dichas por niños y niñas del valle de Punilla.

Argentina: ¡Frenemos la explotación minera en la puerta de la Cuevas de las Manos a tiempo!

La empresa Patagonia Gold, obtuvo el permiso para realizar exploraciones mineras al borde de la ruta nacional 40, cercano al sitio Cueva de las Manos, en terrenos que son propiedad de Fundación Flora y Fauna Argentina y que se encuentran en proceso donación para ampliar el "Parque Nacional Patagonia".
 
Las comunidades locales están promoviendo un circuito turístico binacional, que se verá afectado por la minería a cielo abierto, a la vista de todos los turistas en una de las futuras entradas del Parque Nacional. Esta actividad provocará daños irreversibles en los numerosos yacimientos arqueológicos existentes en el área y en un paisaje único conformado por afluentes que llevan al Río Pinturas.
Fuente: Facebook Patagonia - Ilustración: Alejandra Piovano

Argentina/Chile: Escombros tóxicos mineros en la alta cordillera

Los 4 altos directivos de Pelambres imputados: Robert Mayne Nicholls, Horacio Cruz Zabala, Alberto Cerdá Mery y Francisco Veloso.

Imputaron a cuatro altos directivos de Minera Los Pelambres

Tras la declaración indagatoria por escrito que hizo el lunes último ante el Juzgado Federal de San Juan (Argentina) el actual gerente general de la compañía chilena, Andrew Mayne-Nicholls, el juez Rago Gallo decidió imputar también al director general, Francisco Veloso. De esa forma, ahora son cuatro los ejecutivos de la minera chilena que están imputados por dos artículos de la Ley de Residuos Tóxicos, el 55 y el 182. Ellos son: Andrew Mayne-Nicholls, Alberto Cerdá Mery, Ignacio Cruz Zabala y ahora también Veloso.

El juez federal Leopoldo Rago Gallo, del Juzgado Federal N° 2 de San Juan, imputó a la máxima autoridad minera de la compañía chilena Los Pelambres, por arrojar ilegalmente escombros tóxicos mineros (toneladas de rocas y más de 500 neumáticos gigantes) en el lado argentino de la cordillera de los Andes, en el departamento Calingasta. Es Francisco Veloso (foto), presidente del directorio de la compañía chilena que contaminó en Calingasta. Debe venir en marzo con otros dos gerentes.
Tras la declaración indagatoria por escrito que hizo el lunes último el actual gerente general de la compañía chilena, Andrew Mayne-Nicholls, el juez Rago Gallo decidió imputar también al director general, Francisco Veloso.
De esa forma, ahora son cuatro los ejecutivos de la minera chilena que están imputados por dos artículos de la Ley de Residuos Tóxicos, el 55 y el 182. Ellos son: Andrew Mayne-Nicholls, Alberto Cerdá Mery, Ignacio Cruz Zabala y ahora también Veloso.
Cerdá Mery y Zabala debían haber declarado la semana pasada, pero como pidieron ser eximidos de prisión y eso obligó a reprogramar el cronograma de indagatorias.
El beneficio de asegurarles la libertad cuando vengan a declarar les fue otorgado a los cuatro gerentes, tras un extenso trámite con las cancillerías de ambos países que se realizó a través de la Secretaría Penal N° 5 a cargo de Florencia Gutiérrez.
El artículo 55 dice que "será reprimido con las mismas penas establecidas en el art.200 del Código Penal, el que, utilizando los residuos a que se refiere la presente ley, envenenare, adulterare o contaminare de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general”.
El artículo 182 habla de la usurpación de aguas. Dice que "será reprimido con prisión de quince días a un año: 1º El que ilícitamente y con el propósito de causar perjuicio a otro sacare aguas de represas, estanques u otros depósitos, ríos, arroyos, fuentes, canales o acueductos o las sacare en mayor cantidad que aquella a que tenga derecho”.
Por esos delitos deberá viajar a San Juan a declarar el director de Los Pelambres.
Según fuentes del Juzgado Federal N° 2, el cronograma es el siguiente: Francisco Veloso tiene fecha de indagatoria para el 8 de marzo de 2017, Alberdo Cerdá Mery el 9 de marzo de 2017 y Ignacio Cruz Zabala para el 10 de marzo de 2017.
Los ejecutivos mineros chilenos deberán rendir cuentas sobre porqué tiraron toneladas de rocas y más de 500 neumáticos gigantes en el lado argentino de la cordillera de los Andes. Los chilenos se escudan en que el botadero fue autorizado en el 2004 por las autoridades gubernamentales chilenas y que en el 2012 les informaron a ellos que el límite era otro y les admitieron que estaban tirando escombros de su mina en territorio prohibido.

Fuente: Tiempo de San Juan
 - Publicado en: noalamina.org - Imagen: ‪Mendoza Post‬

Impacto Financiero de Catástorfes Naturales: Buenos Aires es la ciudad hispana cuyo PIB estaría más expuesto al clima espacial, y en el top 20 de las grandes urbes más expuestas del planeta.

El Producto Interior Bruto de la ciudad de Madrid estará más expuesto en la próxima década a nuevos riesgos emergentes como las tormentas solares o los ciberataques, que a las amenazas más tradicionales que hasta ahora habían venido siendo tomadas en consideración.
 
Así se desprende de la estimación del gigante de la aseguración mundial, LLoyd's, recogida en su informe sobre la exposición a catástrofes naturales o causadas por el hombre del PIB de 301 ciudades a lo largo de todo el globo y en el que se toman en consideración las principales 18 amenazas, y basado en el previo trabajo del Centro para el Estudio de Riesgos de Cambridge. Un total de hasta 4,56 trillones de dólares en riesgo ante todo ello según dicho estudio.
En concreto, las 10 principales catástrofes naturales o creadas por el hombre que más podrían afectar al PIB de la capital de España en la próxima década según LLoyd's serían 1º-Hundimiento de los mercados, 2º- Shock en los precios del petróleo, 3º-Inundaciones, 4º- Ciberataques, 5º-Pandemia, 6º-Sequías, 7º- Suspensión de pagos soberana, 8º- Tormenta solar, 9º- Apagones eléctricos, 10º-enfermedades y plagas agrícolas.
Y parecidos resultados ofrece Lloyd´s respecto las otras ciudades españolas examinadas: Barcelona, Valencia y Córdoba; siendo, en todo caso, el Producto Interior Bruto de Buenos Aires el más expuesto de todas las ciudades de habla hispana ante las tormentas solares, según dicho análisis, y una de las 20 ciudades más expuestas de entre las más de 300 tomadas en consideración en todo el mundo.
Un estudio que, ante todo, ha de servir "como un elemento de referencia, junto a otros, para orientar los esfuerzos preventivos en la dificil tarea de ir anticipándose al desencadenamiento de nuevos grandes riesgos, singularmente los tipo <<HILF>> o <<cisne negro>>", han señalado desde la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial y los fenómenos "Black Swan" (AEPCCE) y, en particular, "una confirmación más de la plena incorporación del riesgo del clima espacial entre los principales riesgos naturales, lo que ha de ser plenamente abordado también en España sin más aplazamiento, al igual que acaba de hacer la administración Obama desde EEUU y otros países".

Fuente: nuevatribuna.es 24 de Diciembre de 2016

Bolivia: Advierten sobre el daño ecológico que dejará el Rally Dakar en el altiplano.

Ambientalistas están preocupados por la competencia que tendrá seis etapas en ese lugar entre el 6 y el 9 de enero.


Bolivia recibirá por cuarta vez consecutiva el paso del Rally Dakar. Esta versión contará con seis etapas más un día de descanso en suelo boliviano. Así, Tupiza, Oruro, La Paz y Uyuni albergarán la competencia.
 
Sin embargo, la realización de esta carrera preocupa a distintas agrupaciones ambientalistas debido al grave daño ecológico que anticipan provocará el paso de los vehículos de competencia.
Incremento en los niveles de contaminación por la emisión de gases contaminantes de las máquinas, gran cantidad de basura generada por competidores y público además del deterioro de áreas de preservación arqueológica son algunos de los puntos que más preocupan.
"El alto tráfico va a ser contaminante, la contaminación sonora y los residuos sólidos generados por los masivos grupos que asisten a la competencia en esos días serán altos, además se teme el deterioro de áreas de preservación arqueológica", advierte Jhon Zambrana, presidente del Foro Cochabambino sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Focomade), en La Prensa.
Mientras, Carmen Ledo, investigadora y directora del Centro de Planificación de la Universidad Mayor de San Simón (Ceplac), llamó a que se respetaran las áreas vírgenes. "Hay maravillas de la humanidad como el Salar de Uyuni, las lagunas y la gran cantidad de llamitas que escapan del ruido. Está bien promover el turismo, pero también hay que proteger zonas vírgenes que no han sido visitadas", señaló.
Para reducir el impacto del Rally, desde el Gobierno han dispuesto "La Huella Dakar", además de efectivos que protegan los sitios patrimoniales, así como una serie de medidas de compensación para las comunidades que forman parte de la ruta.
Cabe recordar que en versiones anteriores otros sitios de Sudamérica se han visto afectados con el paso de esta competencia. El Desierto de Ocucaje en Perú, el Desierto de Atacama en Chile y el Parque Nacional Los Cardones, en Salta, Argentina, entre otros importantes lugares.

Fuente: https://www.veoverde.com

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Desde abajo, por la izquierda y con la Tierra


Las contribuciones teórico-políticas para repensar la región reverberan a lo largo y ancho del continente, en los encuentros de los pueblos, en las mingas de pensamiento, en los debates de movimientos y colectivos, en las asambleas de comunidades en resistencia, en las movilizaciones de jóvenes, mujeres, campesinos y ambientalistas, y sin duda también en algunos de aquellos sectores que tradicionalmente se han considerado los espacios del pensamiento crítico por excelencia, tales como las universidades, la academia y las artes.
Arturo Escobar

Un listado de las tendencias más notables del pensamiento crítico latinoamericano tendría que incluir, entre otras, las críticas a la modernidad y a la teoría decolonial; los feminismos autónomos, decoloniales, y comunitarios; la diversa gama de debates ecológicos y de economías alternativas, incluyendo la ecología política, la economía social y solidaria (ESS), las economías comunales; las posiciones autonómicas; otras y nuevas espiritualidades; y las diferentes propuesta de transiciones civilizatorias, el posdesarrollo, el Buen Vivir, y el post-extractivismo. Más importante aún, toda genealogía y catálogo del pensamiento latinoamericano debe incluir las categorías, saberes, y conocimientos de las comunidades mismas y sus organizaciones como uno de las expresiones más potentes del pensamiento crítico. Esta última proposición constituye el mayor desafío para el pensamiento crítico latinoamericano dado que la estructura epistémica de la modernidad (ya sea liberal, de derecha o de izquierda) se ha erigido sobre el borramiento efectivo de este nivel crucial del pensamiento, y es precisamente este nivel el que emerge, hoy en día, con mayor claridad y contundencia.
 
Un análisis de la coyuntura regional y planetaria y de cómo esta se refleja en los debates teórico-políticos del continente nos lleva a postular las siguientes hipótesis. Primero, que el pensamiento crítico latinoamericano no está en crisis, sino en efervescencia. Segundo, que los conocimientos de los pueblos en movimiento, de las comunidades en resistencia y de muchos movimientos sociales están en la avanzada del pensamiento para las transiciones, y cobran una relevancia inusitada para la reconstitución de mundos ante las graves crisis ecológicas y sociales que enfrentamos, más aun que los conocimientos de expertos, las instituciones y la academia. (Aclaro que esto no quiere decir que estos últimos sean inútiles, sino que ya son claramente insuficientes para generar las preguntas y pautas para enfrentar las crisis).
Para verlo de esta manera, sin embargo, es necesario ampliar el espacio epistémico y social de lo que tradicionalmente se ha considerado el pensamiento crítico latinoamericano para incluir, junto al pensamiento de la izquierda, al menos dos grandes vertientes que desde las últimas dos décadas han estado emergiendo como grandes fuentes de producción crítica: aquella vertiente que surge de las luchas y pensamientos ‘desde abajo’, y aquellas que están sintonizadas con las dinámicas de la Tierra.
A estas vertientes las llamaremos ‘pensamiento autonómico’ y ‘pensamiento de la Tierra’, respectivamente. Mencionemos por lo pronto que el primero se refiere al pensamiento, cada vez más articulado y discutido, que emerge de los procesos autonómicos que cristalizan con el Zapatismo pero que incluyen una gran variedad de experiencias y propuestas a lo largo y ancho del continente, desde el sur de México al suroccidente de Colombia, y desde allí al resto del continente. Todos estos movimientos enfatizan la reconstitución de lo comunal como el pilar de la autonomía. Autonomía, comunalidad y territorialidad son los tres conceptos claves de esta corriente. Con pensamiento de la Tierra, por otro lado, nos referimos no tanto al movimiento ambientalista y a la ecología sino a aquella dimensión que toda comunidad que habita un territorio sabe que es vital para su existencia: su conexión indisoluble con la Tierra y con todos los seres vivos. Más que en conocimientos teóricos, esta dimensión se encuentra elocuentemente expresada en el arte (tejidos), los mitos, las prácticas económicas y culturales del lugar, y en las luchas territoriales y por la defensa de la Pacha Mama. Esto no la hace menos importante, sino quizás más, para la crucial tarea de todo pensamiento crítico en la coyuntura actual, a la cual nos referiremos como ‘la reconstitución de mundos’.
Así, quisiera definir el pensamiento crítico latinoamericano como el entramado de tres grandes vertientes: el pensamiento de la izquierda, el pensamiento autonómico y el pensamiento de la Tierra. Estas no son esferas separadas y preconstituidas sino que se traslapan, a veces alimentándose mutuamente, otras en abierto conflicto. Mi argumento es que hoy en día tenemos que cultivar las tres vertientes, manteniéndolas en tensión y en diálogo continuo, abandonando toda pretensión universalizante y de poseer la verdad. Dicho de otra manera, a la formula zapatista de luchar “desde abajo y por la izquierda”, hay que agregar una tercera base fundamental, “con la Tierra” (hasta cierto punto implícita en el zapatismo).
El pensamiento de la izquierda y la izquierda del pensamiento
Qué tantas cosas es la izquierda: teoría, estrategia, práctica, historia de luchas, humanismo, íconos, emociones, canción, arte, tristezas, victorias y derrotas, revoluciones, momentos bellos y de horror, y muchas otras cosas. Cómo no seguir inspirándonos en los momento más hermosos de las luchas revolucionarias socialistas y comunistas a través de su potente historia; al menos para mi generación, cómo no seguir conmoviéndose por la carismática figura del Che, o de un Camilo Torres esperando la muerte con un fusil en la mano que nunca disparó, figuras estas que continúan engalanando las paredes de las universidades públicas de Colombia y el continente y que aún nos hacen sonreír al verlas. Cómo no pensar en el bello e intenso rojo de las banderas de las movilizaciones campesinas y proletarias de otrora, de campesinos aprendiendo a leer con los ubicuos libritos rojos, esperando marchar por el derecho a la tierra. Cómo no incorporar en toda lucha y en toda teoría los principios de justicia social, los imaginarios de igualdad de clase, y los ideales de libertad y emancipación de la izquierda revolucionaria.
A nivel teórico, es imperante reconocer las múltiples contribuciones del materialismo dialéctico y el materialismo histórico, su renovación en el encuentro con el desarrollismo (dependencia), el ambientalismo (marxismo ecológico), el feminismo, la teología de la liberación, el postestructuralismo (Laclau y Mouffe), la cultura (Stuart Hall) y lo poscolonial. Sin embargo, aunque esta amplia gama de teorías sigue siendo claramente relevante, hoy en día, reconocemos con facilidad los inevitables apegos modernistas del materialismo histórico (como su aspiración a la universalidad, la totalidad, la teleología y la verdad que se le cuelan aun a través del agudo lente analítico de la dialéctica). Más aún, no se puede desconocer que vamos aprendiendo nuevas formas de pensar la materialidad, de la mano de la ecología económica, las teorías de la complejidad, la emergencia, la autopoiesis y la auto-organización y de las nuevas formas de pensar la contribución de todo aquello que quedó por fuera en la explicación modernista de lo real, desde los objetos y las ‘cosas’ con su ‘materialidad vibrante’ hasta todo el rango de lo no-humano (microrganismos, animales, múltiples especies, minerales), que tanto como las relaciones sociales de producción son determinantes de las configuraciones de lo real. En estas nuevas ‘ontologías materialistas’ hasta las emociones, los sentimientos, y lo espiritual tienen cabida como fuerzas activas que producen la realidad.
Quisiera recalcar dos nociones de este breve recuento. Por un lado, la ruptura de los nuevos materialismos con el antropocentrismo de los materialismos de la modernidad. Del otro, y como corolario, el ‘desclasamiento epistémico’ a que se ven abocadas aquellas vertientes que usualmente consideramos de izquierda. Por desclasamiento epistémico me refiero a la necesidad de abandonar toda pretensión de universalidad y de verdad, y una apertura activa a aquellas otras formas de pensar, de luchar y de existir que van surgiendo, a veces con claridad y contundencia, a veces confusas y titubeantes, pero siempre afirmativas y apuntando a otros modelos de vida, en tantos lugares de un continente que pareciera estar cercano a la ebullición. Este desclasamiento convoca a los pensadores de izquierda a pensar más allá del episteme de la modernidad, a atreverse a abandonar de una vez por todas sus categorías más preciadas, incluyendo el desarrollo, el crecimiento económico y el mismo concepto de ‘hombre’. Los conmina a sentipensar con la Tierra y con las comunidades en resistencia para rearticular y enriquecer su pensamiento.
El pensamiento desde abajo
Un fantasma recorre el continente: el fantasma del autonomismo.
El autonomismo, es una fuerza teórico-política que comienza a recorrer Abya Yala/Afro/Latino-América de forma sostenida, contra viento y marea y a pesar de sus altibajos. Surge de la activación política de la existencia colectiva y relacional de una gran variedad de grupos subalternos –indígenas y afrodescendientes, campesinos, pobladores de los territorios urbanos populares, jóvenes, mujeres solidarias. Es la ola creada por los condenados de la tierra en defensa de sus territorios ante la avalancha del capital global neoliberal y la modernidad individualista y consumista. Se le ve en acción en tantas movilizaciones de las últimas dos décadas, en encuentros inter-epistémicos, en mingas de pensamiento, cumbres de los pueblos, y en convergencias de todo tipo donde los protagonistas centrales son los conocimientos de las comunidades y los pueblos que resisten desde las lógicas de vida de sus propios mundos. Involucra a todos aquellos que se defienden del desarrollo extractivista porque saben muy bien que “para que el desarrollo entre, tiene que salir la gente”. Son los que luchan, como sostienen los zapatistas, por un mundo donde quepan muchos mundos. Aquellos “que ya se cansaron de no ser y están abriendo el camino” (M. Rozental), de los sujetos de la digna rabia, de todas y todos los que luchan por un lugar digno para los pueblos del color de la Tierra.
A nivel teórico, el autonomismo se relaciona con una gran variedad de tendencias, desde el pensamiento decolonial y los estudios subalternos y postcoloniales hasta las epistemologías del sur y la ecología política, entre otros. Tiene un parentesco claro con nociones tales como la descolonización del saber, la justicia cognitiva y la inter-culturalidad. Pero su peso teórico–político gravita en torno a tres grandes conceptos: autonomía, comunalidad y territorialidad, solo el primero de los cuales tiene alguna genealogía en las izquierdas, especialmente en el anarquismo. El autonomismo tiene su razón de ser en la profundización de la ocupación ontológica de los territorios y los mundos-vida de los pueblos-territorio por los extractivismos de todo tipo y por la globalización neoliberal. Esta ocupación es realizada por un mundo hecho de un mundo (capitalista, secular, liberal, moderno, patriarcal), que se arroga para si el derecho de ser ‘el Mundo’, y que rehúsa relacionarse con todos esos otros mundos que se movilizan cada vez con mayor claridad conceptual y fuerza política en defensa de sus modelos de vida diferentes. El autonomismo nos habla de sociedades en movimiento, más que de movimientos sociales (R. Zibechi, refiriéndose a la ola de insurrecciones indígeno-populares que llevaran al poder a Evo Morales), y podríamos hablar con mayor pertinencia aun demundos en movimiento, porque aquello que emerge son verdaderos mundos relacionales, donde prima lo comunal sobre lo individual, la conexión con la Tierra sobre la separación entre humanos y no-humanos, y el buen vivir sobre la economía.
En el lenguaje de la ‘ontología política’, podemos decir que muchas luchas étnico-territoriales pueden ser vistas como luchas ontológicas – por la defensa de otros modelos de vida. Interrumpen el proyecto globalizador de crear un mundo hecho de un solo mundo. Dichas luchas son cruciales para las transiciones ecológicas y culturales hacia un mundo en el que quepan muchos mundos (el pluriverso). Constituyen la avanzada de la búsqueda de modelos alternativos de vida, economía, y sociedad. Son luchas que enfrentan ‘entramados comunitarios’ y ‘coaliciones de corporaciones transnacionales’ (Raquel Gutiérrez A.), buscando la reorganización de la sociedad sobre la base de autonomías locales y regionales; la autogestión de la economía bajo principios comunales, aun si articuladas con el mercado; y una relación con el Estado pero solamente para neutralizar en lo posible la racionalidad del estado. En resumen, son luchas que buscan organizarse como los poderes de una sociedad otra, no-liberal, no-estatal y no-capitalista.
La autonomía es de esta forma una práctica teórico-política de los movimientos étnico-territoriales – pensarse de adentro hacia afuera, como dicen algunas líderes afrodescendientes en Colombia, o cambiando las tradiciones tradicionalmente y cambiando la forma de cambiar, como dicen en Oaxaca. “La clave de la autonomía es que un sistema vivo encuentra su camino hacia el momento siguiente actuando adecuadamente a partir de sus propios recursos”, nos dice el biólogo Francisco Varela, definición que aplica a las comunidades. Implica la defensa de algunas prácticas así como la transformación e invención de otras. Podemos decir que en su mejor acepción la autonomía es una teoría y práctica de la inter-existencia, una herramienta de diseño para el pluriverso.
El objetivo de la autonomía es la realización de lo comunal, entendida como la creación de las condiciones para la autocreación continua de las comunidades (su autopoiesis) y para su acoplamiento estructural exitoso con sus entornos cada vez más globalizados. Las nociones de comunidad están reapareciendo en diversos espacios epistémico-políticos, incluyendo las movilizaciones de indígenas, afrodescendientes y campesinos, sobre todo en México, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. Cuando se habla de comunidad se usa en varios sentidos: comunalidad, lo comunal, lo popular-comunal, las luchas por los comunes, comunitismo (activismo comunitario). La comunalidad (la condición de ser comunal) constituye el horizonte de inteligibilidad de las culturas de la América profunda e igualmente de luchas nuevas, aun en contextos urbanos; es una categoría central en la vida de muchos pueblos, y continua siendo su vivencia o experiencia más fundamental. Todo concepto de comunidad en este sentido se entiende de forma no esencialista, comprendiendo ‘la comunidad’ en toda su heterogeneidad e historicidad, siempre surtiéndose de la ancestralidad (el tejido relacional de la existencia comunal), pero abierta hacia el futuro en su autonomía.
Como dicen los comuneros indígenas misak del Norte del Cauca de Colombia, hay que “recuperar la tierra para recuperarlo todo … por eso tenemos que pensar con nuestra propia cabeza, hablando nuestro propio idioma estudiando nuestra historia, analizando y transmitiendo nuestras propias experiencias así como la de otros pueblos” (Cabildo Indígena de Guambia, 1980, citado en Quijano 2012: 257). O como lo expresan los nasa en su movilización, la minga social y comunitaria, "la palabra sin acción es vacía. La acción sin la palabra es ciega. La acción y palabra sin el espíritu de la comunidad son la muerte". Autonomía, comunalidad, territorio, y relacionalidad aparecen aquí íntimamente ligados, constituyendo todo un marco teórico-político original dentro de esta segunda vertiente del pensamiento crítico de Abya Yala/Afro/Latino-América.
El pensamiento de la Tierra 
La relacionalidad – la forma relacional de ser, conocer y hacer – es el gran correlato de la autonomía y la comunalidad. Así puede verse en muchas cosmovisiones de los pueblos, tales como la filosofía africana del Muntu o concepciones de la Madre Tierra como la Pachamama, Ñuke mapu, o Mama Kiwe, entre muchas otras. También está implícita en el concepto de crisis civilizatoria, siempre y cuando se asume que la crisis actual es causada por un modelo particular de mundo (una ontología), la civilización moderna de la separación y la desconexión, donde humanos y no humanos, mente y cuerpo, individuo y comunidad, razón y emoción, etc. se ven como entidades separadas y autoconstituidas.
Las ontologías o mundos relacionales se fundamentan en la noción de que todo ser vivo es una expresión de la fuerza creadora de la tierra, de su auto-organización y constante emergencia. Nada existe sin que exista todo lo demás (“soy porque eres”, porque todo lo demás existe, dicta el principio del Ubuntusurafricano). En las palabras del ecólogo y teólogo norteamericano Thomas Berry, “la Tierra es una comunión de sujetos, no una colección de objetos”. El Mandato de la Tierra del que hablan muchos activistas nos conmina por consecuencia a ‘vivir de tal forma que todos puedan vivir’.
Este mandato es atendido con mayor facilidad por los pueblos-territorio: “Somos la continuidad de la tierra, miremos desde el corazón de la tierra” (Marcus Yule, gobernador nasa). No en vano es la relación con la Tierra central a las luchas indígenas, afro, y campesinas en el contexto actual.
Desde esta perspectiva, el gran desafío para la izquierda y al autonomismo es aprender a sentipensar con la Tierra. Escuchar profundamente tanto el grito de los pobres como el grito de la Tierra (L. Boff, Laudato Si). Es refrescante pensar que de las tres vertientes mencionadas la más antigua es esta tercera. Viene desde siempre, desde que los pueblos aprendieron que eran Tierra y relación, expresiones de la fuerza creadora del universo, que todo ser es ser-Tierra. Podemos decir, sin caer en anacronismo alguno, que las ‘cosmogonías’ de muchas culturas del mundo son el pensamiento primigenio de la Tierra. Es el pensamiento cosmocéntrico de los tejidos y entramados que conforman la vida, aquel que sabe, porque siente, que todo en el universo está vivo, que la conciencia no es prerrogativa de los humanos sino una propiedad distribuida en todo el espectro de la vida. Es el pensamiento de aquellos que defienden la montaña contra la minería porque ella es un ser vivo (M. de la Cadena), o los páramos y nacimientos de agua porque son el origen de la vida, con frecuencia lugares sagrados donde lo humano, lo natural, y lo espiritual se funden en un complejo entramado vital.
El pensamiento de la tierra subyace las concepciones de territorio. “Tierra puede tener cualquiera, pero territorio es otra cosa”, dicen algunos mayores afrodescendientes en el Pacífico colombiano, gran territorio negro. El territorio es el espacio para la enacción de mundos relacionales. El territorio es el lugar de aquellos que cuidan la tierra, como lucidamente lo expresaran las mujeres de la pequeña comunidad negra de La Toma en el Norte del Cauca, movilizadas contra la minería ilegal de oro: “A las mujeres que cuidan de sus territorios. A las cuidadoras y los cuidadores de la Vida Digna, Sencilla y Solidaria. Todo esto que hemos vivido ha sido por el amor que hemos conocido en nuestros territorios. Nuestra tierra es nuestro lugar para soñar con dignidad nuestro futuro. Tal vez por eso nos persiguen, porque queremos una vida de autonomía y no de dependencia, una vida donde no nos toque mendigar, ni ser víctimas” (Carta abierta de Francia Márquez, líder de La Toma, abril 24 del 2015). Marchando y defendiendo sus derechos, las mujeres de La Toma afirman que “el territorio es la vida y la vida no se vende, se ama y se defiende”.
También encontramos el pensamiento de la Tierra en la cosmoacción de muchos pueblos indignas. El Plan de Vida del pueblo misak, por ejemplo, se explica como una propuesta de “construcción y reconstrucción de un espacio vital para nacer, crecer, permanecer y fluir. El plan es una narrativa de vida y sobrevivencia, es la construcción de un camino que facilita el tránsito por la vida, y no la simple construcción de un esquema metodológico de planeación” (en: Quijano 2012: 263). Por esto, muchos pueblos describen su lucha política como ‘la liberación de la Madre Tierra”. La pregunta clave para estos movimiento es: ¿cómo mantener las condiciones para la existencia y la re-existencia frente al embate desarrollista, extractivista y modernizador?Esta pregunta y el concepto de liberación de la Madre Tierra, son potentes conceptos para toda práctica política en el presente: para la izquierda y los procesos autonómicos tanto como para las luchas ambientales y por otros modelos de vida. Vinculan justicia ambiental, justicia cognitiva, autonomía, y la defensa de mundos (J. Martínez-Alier, V. Toledo).
Para nosotros, los urbano-modernos, que vivimos en los espacios más marcados por el modelo liberal de vida (la ontología del individuo, la propiedad privada, la racionalidad instrumental y el mercado), la relacionalidad constituye un gran desafío, dado que se requiere un profundo trabajo interior personal y colectivo para desaprender la civilización de la desconexión, del economismo, la ciencia y el individuo. Quizás implica abandonar la idea individual que tenemos de práctica política radical. ¿Cómo tomamos en serio la inspiración de la relacionalidad? ¿Cómo re-aprendemos a inter-existir con todos los humanos y no-humanos? ¿Debemos recuperar cierta intimidad con la Tierra para re-aprender el arte de sentipensar con ella? ¿Como hacerlo en contextos urbanos y descomunalizados?
¿Salir de la modernidad?
El desclasamiento epistémico de la izquierda implica atreverse a cuestionar el desarrollo y la modernidad. Solo de esta forma podrá el pensamiento de izquierda participar en pensar y construir las transiciones civilizatorias que se adumbran desde el pensamiento autonómico y de la Tierra. Como es bien sabido, el progresismo de las últimas dos décadas ha sido profundamente modernizador, y su modelo económico está basado en el núcleo duro de premisas de la modernidad, incluyendo el crecimiento económico y el extractivismo.
Tanto en el Norte Global como en el Sur Global, el pensamiento de las transiciones tiene muy claro que las transiciones deben ir más allá del modelo de vida que se ha impuesto en casi todos los rincones del mundo con cierta visión dominante de la modernidad. Salir de la modernidad solo se logrará caminando apoyados en las tres vertientes mencionadas. Sanar la vida humana y la Tierra requieren de una verdadera transición “del período cuando los humanos eran una fuerza destructiva sobre el planeta Tierra, al período cuando los humanos establecen una nueva presencia en el planeta de forma mutuamente enriquecedora” (T. Berry). Significa caminar decididamente hacia una nueva era, que algunos denominan como ‘Ecozoica’ (la casa de la vida; T. Berry/L. Boff). El cambio climático es solamente una de las manifestaciones más patentes de la devastación sistemática de la vida por la modernidad capitalista.
La liberación de la madre Tierra, concebida desde el cosmocentrismo y la cosmoacción de muchos pueblos-territorio, nos invitan a ‘disoñar’ el diseño de mundos. Este acto de disoñacion y de diseño tiene como objetivo reconstituir el tejido de la vida, de los territorios, y de las economías comunalizadas. Como lo dice un joven misak, se trata de convertir el dolor de la opresión de siglos en espereza y está en la base de la autonomía. Para los activistas afrocolombianos del Pacífico, tan impactado por las locomotoras desarrollistas, esta región es un Territorio de Vida, Alegría, Esperanza, y Libertad. Hay un sabio principio para la práctica política de todas las izquierdas en la noción de tejer la vida en libertad.
Las tres vertientes presentadas no constituyen un modelo aditivo sino de múltiples articulaciones. No son paradigmas que se reemplazan nítidamente unos a otros. Queda claro, sin embargo, la necesidad de que la izquierda y el autonomismo (y el humano) devengan Tierra. El humano ‘post-humano’ – aquel ‘humano’ que emerja del final del antropocentrismo – habrá de aprender de nuevo a existir como ser vivo en comunidades de humanos y no-humanos, en el único mundo que verdaderamente compartimos que es el planeta. La re-comunalización de la vida y la re-localización de las economías y la producción de los alimentos en la medida de lo posible – principios claves de los activismos y diseños para la transición – se convierten en principios apropiados para la práctica teórico-política del presente. En esto yace la esperanza; al fin y al cabo, “la esperanza no es la certeza de que algo pasará, sino de que algo tiene sentido, pase lo que pase” (G. Esteva).
Aquellos que aun insistan en la vía del desarrollo y la modernidad son suicidas, o al menos ecocidas, y sin duda históricamente anacrónicos. Por el contrario, no son románticos ni ‘infantiles’ aquellos que defienden el lugar, el territorio, y la Tierra; constituyen la avanzada el pensamiento pues están en sintonía con la Tierra y entienden la problemática central de nuestra coyuntura histórica, las transiciones hacia otros modelos de vida, hacia un pluriverso de mundos. No podemos imaginar y construir el postcapitalismo (y el postconflicto) con las categorías y experiencias que crearon el conflicto (particularmente el desarrollo y el crecimiento económico). Saltar al Buen Vivir sin completar la fase de industrialización y modernización es menos romántico que completarla, ya sea por la vía de la izquierda o de la derecha. No podemos construir lo nuestro con lo mismo … lo posible ya se hizo, ahora vamos por lo imposible (Activistas indígenas, campesinos y Afrodescendientes, Tramas y Mingas por el Buen Vivir, Popayán, 2014).
Podremos atrevernos a afirmar que Abya Yala/Afro/Latino-América hoy presenta al mundo, en la complejidad de su pensamiento crítico en las tres vertientes tan esquemáticamente resumidas, un modelo diferente de pensar, de mundo, y de vida. En esto – y a pesar de todas las tensiones y contradicciones entre las vertientes y al interior de cada una de ellas – radicaría ‘la diferencia latinoamericana’ para la primera mitad del Siglo XXI. Algo que si podemos decir con certeza, con la gran Mercedes Sosa, es que pueblos, colectivos, movimientos, artistas e intelectuales caminan la palabra ‘por la cintura cósmica del sur’ en ‘la región más vegetal del tiempo y de la luz’ que es el hermoso continente que habitamos. Gracias a la vida, que nos ha dado tanto…

Fuente: - http://www.sudamericarural.org Arturo Escobar es profesor de antropología en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill e Investigador Asociado del Grupo Cultura/Memoria/Nación de la Universidad del Valle en Cali. Ha sido profesor visitante de universidades en Ecuador, Argentina, España, Finlandia, Mali, Holanda, e Inglaterra. Sus intereses principales son: la ecología política, el diseño ontológico, la antropología del desarrollo, los movimientos sociales y la tecnociencia. Durante los últimos veinte años ha colaborado con organizaciones y movimientos sociales afro-colombianos en la región del Pacífico colombiano, particularmente el Proceso de Comunidades Negras (PCN). Su libro más conocido es La invención del desarrollo (1996, 2ª. Ed. 2012). Sus libros más reciente son Territorios de Diferencia: lugar, movimiento, vida, redes (2010); Una minga para el postdesarrollo(2013); y Sentipensar con la Tierra. Nuevas lecturas sobre desarrollo, territorio y diferencia (2014). Algunos de sus textos pueden ser consultados en http://aescobar.web.unc.edu/ http://www.sudamericarural.org/promocion/articulos-de-opinion/promo/783-desde-abajo-por-la-izquierda-y-con-la-tierra - IMagenes: ‪Red Latina sin fronteras - Bligoo.com‬ - ‪Filosofía del Buen Vivir‬ - ‪Blogs - El País‬