Las noticias climáticas de la semana

Incendios forestales en California, asesinatos de activistas medioambientales, la batalla de París contra la polución y los vehículos contaminantes, Alemania incumple sus objetivos contra los gases de efecto invernadero… Una selección de cinco noticias climáticas de la semana.
Santiago Sáez
 
Arde California
Al menos 31 personas han fallecido, centenares siguen desaparecidas y miles han perdido sus casas debido a los catastróficos incendios forestales que han afectado esta semana a California (EEUU). El servicio meteorológico de Estados Unidos mantienen la alerta roja en el Estado de la costa del Pacífico, y los bomberos no consiguen controlar el fuego. Más de 20.000 personas han sido evacuadas desde que el pasado domingo se declararan más de 20 incendios que han calcinado casi 70.000 hectáreas. A pesar de que es muy difícil atribuir eventos concretos al cambio climático, científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ya han salido a la palestra para explicar que, probablemente, el calentamiento global está detrás del desastre. Las altas temperaturas y la sequía asociadas al efecto invernadero han agravado un proceso que cada vez será más frecuente.
Merkel, acorralada por el carbón
No ha sido una buena semana para Angela Merkel en lo que se refiere a cambio climático. El miércoles por la noche, la prensa alemana informaba acerca de un supuesto documento interno del Ministerio de Medio Ambiente que se había filtrado a los medios (La Marea no ha conseguido todavía confirmar la autenticidad de este supuesto informe). En el documento, la ministra de Medio Ambiente germana, la socialdemócrata Barbara Hendricks, avisaba de que Alemania no conseguiría cumplir con sus objetivos para el año 2020. El Ejecutivo de Merkel se había propuesto reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 40% con respecto a las de 1990. Al mismo tiempo, representantes del Partido Verde, cuyo apoyo busca la actual canciller para reeditar su mandato, advirtió que no piensan dar su brazo a torcer: o Merkel renuncia al carbón o no habrá trato.
BNP se sale del shale
A veces los bancos traen buenas noticias. En este caso, es el grupo financiero francés BNP Paribas (el mayor del país galo) el que ha anunciado que “no volverá a hacer negocios” con compañías cuya principal actividad incluya la “exploración, producción, distribución, marketing o comercialización” de gas o petróleo procedente de pozos de fracking, tanto en zonas de shale (pizarras) como en arenas bituminosas. Asimismo, el banco tampoco financiará el transporte de esos combustibles, ni proyectos de exploración o explotación petrolífera en el Ártico. BNP Paribas se convierte así en el primer banco en desinvertir del fracking. Ya se había comprometido con anterioridad a dejar de invertir en carbón.
París, ciudad limpia
El jueves, el Ayuntamiento de París anunció que planea prohibir todos los coches impulsados por combustibles fósiles para 2030. Esto incluye tanto a vehículos de gasolina como diésel. El comunicado afirmaba que la prohibición podría extenderse a todo el país para 2040. El consistorio parisino ha adoptado una estrategia muy agresiva contra las emisiones y la contaminación. El pasado 1 de octubre, la capital francesa celebraba un día sin coches que prohibía la circulación en todo el centro urbano. Además, los vehículos más antiguos ya están prohibidos en las calles de la ciudad.
Siguen los asesinatos de defensores ambientales
El número de activistas por el medio ambiente asesinados no para de crecer. Según un informe de The Guardian y Global Witness, 2017 ya va camino de convertirse en el año más mortífero —con 153 asesinatos—, para aquellos que se enfrentan a las ambiciones de las compañías extractivas, madereras y agrícolas. Los países más peligrosos para los defensores de la naturaleza son Brasil, Colombia y Filipinas. El año pasado, 200 personas perdieron la vida por este motivo. Cada semana hay al menos 3 asesinatos, según la ONU.
Fuente: https://www.lamarea.com/2017/10/13/la-marea-las-noticias-climaticas-de-la-semana-2/- Imagen: Uno de los incendios que esta semana ha arrasado parte del Estado de California (EEUU). - Imagen: Enrico Bertuccioli - Rebelión
-----------------
2017, uno de los peores años de incendios en España


En este balance, Greenpeace hace también mención especial al país vecino con el incendio de Pedrógão Grande (Portugal) con 65 muertos y 30.000 hectáreas considerado en Portugal como “la mayor tragedia de víctimas humanas de los últimos tiempos”
Ante el próximo cierre de las campañas de extinción de incendios forestales en muchas comunidades autónomas, Greenpeace ha hecho un balance de lo que ha supuesto 2017 en materia de incendios con el objetivo de mostrar una radiografía de uno de los problemas ambientales más importantes del país. Analizando los datos, se confirma que se rompe la tendencia de mejora de los últimos años, ya que 2017 está siendo el tercer peor año del último decenio, con casi 101.000 hectáreas quemadas, 11.600 incendios de los cuales 22 han tenido dimensiones superiores a 500 hectáreas. En este balance, Greenpeace hace también mención especial al país vecino con el incendio de Pedrógão Grande (Portugal) con 65 muertos y 30.000 hectáreas considerado en Portugal como “la mayor tragedia de víctimas humanas de los últimos tiempos” "Como advertía la comunidad científica, la frecuencia y virulencia de los incendios forestales aumentará durante el presente siglo como consecuencia del cambio climático. Si, además, sumamos que se mantiene la alta siniestralidad y los factores estructurales del monte español, abandono y falta de gestión forestal, tenemos el cóctel perfecto para años como el actual" ha declarado Mónica Parrilla de Diego , portavoz de Greenpeace. “Es fundamental que desde las administraciones públicas y la población se conciencie de lo mucho que queda por hacer” .
Greenpeace destaca que en 20017 se han incrementado una serie de datos: en un 22,7% el número de Grandes Incendios Forestales (GIF) con respecto a la media del decenio (2007-2017) en un 26,4% la superficie afectada con respecto a la media del decenio (2007-2017) en un 10,4% de incendios respecto a la media del decenio (2007-2017)
Comunidades más afectadas:
Las comunidades más afectadas han sido Castilla León con casi 17.000 hectáreas y Andalucía con casi 11.000 hectáreas. Respecto al número de incendios, las comunidades o provincias del noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi y las provincias de León y Zamora) siguen sufriendo más de la mitad de los incendios producidos en todo el territorio nacional.
Grandes Incendios Forestales (GIF)
Sólo en los 22 Grandes Incendios Forestales se ha quemado casi 40.000 hectáreas lo que representa el 39% de la superficie quemada total. Cada vez se quema más superficie en menos incendios, es decir la capacidad de extinción cada vez es más exitosa, sin embargo en situaciones adversas, el incendio queda fuera de control llegando a episodios dramáticos en los que es necesario la evacuación de miles de personas, sobre todo en zonas donde la interfaz urbano-forestal es más compleja (enlace a web). Los dos más devastadores fueron el ocurrido en Encinedo (Cabrera, León) y el de Moguer (Huelva) que pasan a formar parte de la lista de los incendios más graves de los últimos años.
Espacios protegidos
 Los incendios han afectado a muchas hectáreas de espacios protegidos de altísimo valor ambiental y social, como el ocurrido en el Parque Natural de Doñana, en Moguer (Huelva). Otros casos que hay que lamentar es el Valle del Jerte, Parque Natural Arribes del Duero, la Cumbre de Tejeda, la zona de Especial Conservación de Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, etc.

Cambio climático, sequía

La cuenca mediterránea convive con el fuego desde hace miles de años, sin embargo el cambio climático está cambiando la tipología de los incendios aumentando su frecuencia e, intensidad, escapando a los esfuerzos de los equipos de extinción. Los bosques se encuentran en una situación vulnerable frente a perturbaciones como el fuego, las plagas y enfermedades debido a las altas temperaturas y falta de precipitaciones. 2017 es uno de los años más calurosos desde que se tienen registros. Para proteger los bosques, es fundamental la lucha contra el cambio climático. Para ello, es necesario desarrollar modelos de selvicultura que tengan en cuenta la variable del cambio climático para gestionar nuestro monte teniendo en cuenta el calentamiento global al que nos estamos enfrentando.
Mucho por hacer. Demandas de Greenpeace España.
La problemática de los incendios forestales es compleja, por lo que las soluciones deben apuntar en diferentes direcciones. Así, desde Greenpeace, proponemos las siguientes medidas:
A las administraciones públicas: Establecer una política de prevención de incendios forestales y adaptativa al cambio climático Campañas de sensibilización a la población. Fomentar alternativas al uso cultural del fuego. Evitar construcciones diseminadas en el medio rural. Campañas informativas a la población sobre la elaboración de planes de autoprotección de las viviendas y urbanizaciones. Dotar a las Fiscalías de Medio Ambiente de más recursos para la investigación de las causas de los incendios y poder encausar a las personas responsables. Realizar planes de recuperación de zonas incendiadas.
A la población: Extremar las precauciones, no encender fuego en el monte. Colaborar para identificar a las personas responsables. Asumir el riesgo de incendio en el medio rural, elaborando planes de autoprotección en sus viviendas y urbanizaciones

Fuente: Medio Ambiente

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques