Paraguay: Prisión a ambientalista por acopiar pilas para evitar la contaminación

Insólito, pero cierto. Tras más de 15 años de acopiar pilas para evitar daños al ambiente, Rubén Figueredo fue condenado esta semana a 2 años de prisión, por procesamiento ilícito de desechos.
 
El presidente de la Fundación Itá Enramada fue procesado por la justicia por no contar con los permisos correspondientes ni estudios de impacto ambiental para el almacenamiento de pilas en el local de la entidad ubicado en avenida Paseo del Yacht c/ Lapacho Amarillo de Asunción, Paraguay.
Por unanimidad, el Tribunal de Sentencia presidido por Arnaldo Fleitas e integrado por Elsa García y Víctor Medina concluyó que no había una “justificación legal” para el accionar de Figueredo y se estableció una condena de 2 años de prisión.
Pero no irá a la cárcel, Figueredo deberá cumplir con reglas de conductas a determinar en la lectura del fallo íntegro.
Los ciudadanos, indignados
El fallo causó gran repercusión en las redes sociales (https://www.facebook.com/ItaEnramada/)) donde la ciudadanía manifestó su indignación ante el afán de castigo judicial a una persona cuya intención fue suplir la inacción de las autoridades ante un contaminante ambiental como lo son las pilas.
“Llevamos las pilas a la SEAM/ Fiscalía. Justicia para Rubén Figueredo” es una campaña difundida en la red social Facebook y que propone a la ciudadanía llevar las pilas a las sedes de ambas instituciones, los próximos días 25 y 26 de octubre.
Factura, a las instituciones
“No estoy conforme, esto demuestra que la institucionalidad en este país es lo que está faltando, falta una política ambiental, que las instituciones se encarguen de su rol y que aprendamos a cobrarles las facturas a las instituciones y no al individuo que, a brazo partido, intenta hacer algo”, dijo ayer la abogada defensora Rosa Vacchetta.
“La ley es muy clara respecto a lo que tienen que hacer las empresas que importan esos residuos, tienen que obligarles a esas empresas a retirar (las pilas) nuevamente de nuestro país; sin embargo, no se les obliga ¿y a quién le caen encima? Al individuo que está preocupado, una ONG particular, pero al (sector) público no le pasa facturas, eso es lo grave”, acotó.
Seam: “interés ambiental nacional”
Entre las numerosas documentaciones presentadas ante la Justicia para sostener la defensa de Figueredo está una resolución de la Secretaría del Ambiente fechada el 14 de mayo de 2010, en la que el ministro Óscar Rivas declaraba su campaña “Con las pilas no se juega” de interés ambiental nacional.
“Acá la Fiscalía reclamó mucho la falta de licencia. Está bien, no teníamos licencia, pero teníamos un acuerdo, un convenio y fue declarado de interés ambiental nacional nuestro trabajo por la Seam y la Municipalidad de Asunción”, expresó Figueredo.
“Nos sorprendió porque consideramos que fue una traición, porque una semana antes nos estaban enviando donaciones para todos los gastos, la propia Fiscalía que llega la otra semana y nos acusa, ni siquiera nos avisó. Para nosotros era suficiente que diga la Fiscalía: “No haga más, o te vamos a imputar”; pero dijeron: “Sí, hacé” y fue una sorpresa, una traición porque estábamos trabajando juntos”, dijo el ahora condenado.

Ecoportal.net- Con información de: - http://www.lavozdelamadretierra.com/ - http://www.abc.com.py

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia