Pruebas nucleares estarían provocando terremotos en cadena

Mount Mantap es una montaña cuyo pico a 2.194 metros de altura está sufriendo el síndrome de la montaña cansada.¿A qué se debe? Corea del Norte no cesa sus pruebas nucleares en esta montaña.
 
“Lo que estamos viendo en Corea del Norte parece una especie de estrés en el terreno”, dijo Paul G. Richards, un sismólogo del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty, de la Universidad de Columbia.
Desde 2006 se realizaron unas seis pruebas nucleares en el sitio de pruebas conocido como Punggye-ri.
Durante la detonación masiva del 3 de septiembre que desencadenó un terremoto de magnitud 6.3, la montaña cambió visiblemente. Desde entonces, esa región que no es conocida por su actividad sísmica natural ha tenido tres terremotos más.
Ese día el régimen del dictador Kim Jong Un afirmó que había disparado una bomba de hidrógeno, y que -según los medios oficiales-había sido un “éxito perfecto”.
Cadena de terremotos
El 3 de septiembre de 2017, solo ocho minutos después de que se realizara la sexta prueba nuclear subterránea más grande de Corea del Norte, se detectó un terremoto de magnitud 4,6 en el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri.
Dos sismos similares ocurrieron el 23 de septiembre y 12 de octubre.
Luego de estos terremotos se desató una gran especulación mediática sobre lo inadecuado del sitio de prueba nuclear Punggye-ri.
Ahora la organización 38north.org ha dicho que “en base a la severidad del estallido inicial, los temblores posteriores a la prueba, y el grado de perturbaciones observados en la superficie, tenemos que suponer que debe haber habido un daño sustancial a la red de túneles existente bajo Mt. Mantap”.

Ecoportal.net - Con información de: - https://www.lagranepoca.com - https://www.washingtonpost.com/
-----------
Terremotos provocados por humanos
Según investigadores británicos la construcción de ciertas represas, la megaminería, las perforaciones para obtener energía geotérmica, el fracking y las detonaciones nucleares pueden causar terremotos.
Una investigación realizada por un equipo de expertos liderado por Miles Wilson, de la Universidad Británica de Durham, publicada en la revista Seismological Research Letters (Cartas de Investigación Sismológica), aseveran que el fracking (fractura hidráulica),la explotación minera o la construcción de grandes embalses son algunas de las actividades humanas que más influyen a la hora de que se desencadene un terremoto.


Prof. Norberto Ovando

Aunque en la mayoría de casos la actividad humana sólo causa sacudidas relativamente ligeras, en otros las consecuencias pueden llegar a generar potentes sismos. Así sucedió en China, cuando la construcción de una presa desencadenó un terremoto de magnitud 7,9, apuntan. Aunque en estos casos, la actividad humana supone sólo el detonante.
Wilson y su equipo han puesto en marcha la base de datos de libre acceso “HiQuake”, que actualmente cuenta con 730 proyectos antropogénicos que causaron actividad sísmica, siendo una actualización de otra ya existente. La iniciativa fue iniciada y cofinanciada por la empresa holandesa Nederlandse Aardolie Maatschappij (NAM) dedicada a la producción de gas natural y petróleo, que reúnen todo tipo de artículos, revistas, informes de congresos o noticias relacionadas con el tema.
Los proyectos mineros (37%) y el agua embalsada detrás de las represas (23%) son las causas más comúnmente reportadas de terremotos inducidos, pero los proyectos no convencionales de extracción de petróleo y gas que utilizan fracturación hidráulica son ahora una adición frecuente a la base de datos, dijo el geofísico Miles Wilson. No obstante, los investigadores creen que la cifra de terremotos ocurridos por intervención del hombre es mayor, sólo que en muchos casos no se tuvo en cuenta o no hubo repercusión.
Además de las causas ya mencionadas, entre las causas no naturales de los sismos figuran las perforaciones para obtener energía geotérmica, la construcción de rascacielos o la explosión de armas nucleares. De hecho, los ensayos nucleares realizados por Corea del Norte son detectados en el extranjero a causa de las sacudidas sísmicas que ocasionan.
“Toda actividad humana que añade o elimina masa influye en las fuerzas que interactúan en la corteza terrestre”, afirma Wilson. “Por tanto, no debería sorprendernos que la tierra reaccione a estas alteraciones. Y, a veces, la reacción puede ser un terremoto”.
Su objetivo con la creación de esta base de datos es, sobre todo, entender mejor la relación causa-consecuencia de la actividad humana en los movimientos sísmicos y poder valorar mejor los potenciales peligros en el futuro.Para construir la base de datos, Wilson y sus colegas analizaron la literatura revisada por pares, las presentaciones académicas, los artículos de los medios y los informes de la industria y el gobierno para proyectos donde la evidencia científica sugiere que la actividad humana fue la causa de una secuencia de terremotos. Cada entrada en la base de datos corresponde a un proyecto o fase de un proyecto. Los proyectos se remontan a casi 150 años, con la mayoría de los terremotos de magnitud máxima observada cayendo entre la magnitud 3 y 4.
Es probable que las actividades humanas que actúan en la corteza se multipliquen en el futuro, señaló Wilson, ya que los proyectos para aprovechar las fuentes geotérmicas de energía y para almacenar las emisiones de dióxido de carbono se generalizan. “Quizás algún día habrá que lograr un equilibrio entre el riesgo de terremoto y la demanda de recursos”.

Prof. Norberto Ovando
Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN –
Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la IUCN-
Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –
Ecoportal.net
SSA/AAPN

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia