BORNEO: Tribunal da razón a indígenas en caso sobre el aceite de palma




Los indígenas de la parte malasia de Borneo han logrado su segunda gran victoria judicial en lo que va de año, en su lucha por detener la invasión de sus territorios por plantaciones de palma de aceite.
A finales de marzo, una comunidad indígena kayan ganó un juicio que llevaba doce años en los juzgados, al reconocer el Tribunal Supremo de Sarawak sus derechos territoriales. El Tribunal también anuló los contratos de arrendamiento sobre sus tierras que el Gobierno de Sarawak había otorgado a la empresa de aceite de palma IOI, por considerarlos ilegales.
El Borneo Resources Institute (Instituto de Recursos de Borneo) ha instado al Gobierno del estado de Sarawak a que no recurra la decisión del tribunal. “Los nativos son gente pobre y las zonas en disputa son su única fuente de recursos y sólo de ella obtienen su comida y sus ingresos económicos”, expresó la organización por medio de un comunicado la semana pasada.
El pasado mes de enero el Tribunal Supremo sentenció a favor de las comunidades indígenas iban y malay, que habían presentado una denuncia contra el Gobierno del estado de Sarawak y contra una empresa de aceite de palma que quería establecer una plantación en sus tierras. El juez dictaminó que el Gobierno local había reclamado ilegalmente la tierra de estas comunidades como perteneciente al Estado.
Gran parte de la selva de Sarawak ha sido destruida por la tala, y las empresas que se dedican a la obtención de aceite de palma se están instalando en las zonas en las que la explotación maderera ya no es rentable. Los penan, indígenas cazadores-recolectores, han bloqueado carreteras en numerosas ocasiones para impedir que las empresas madereras talen los bosques de los que dependen.
Más de cien casos de derechos territoriales indígenas se han denunciado ante los tribunales de Sarawak, muchos de los cuales se enfrentan a grandes retrasos.
ÚLTIMA HORA:
El Tribunal de Apelación de Malasia ha desestimado una denuncia sobre derechos territoriales de indígenas de Sarawak. Las comunidades kayan, kenyah y ukit habían interpuesto una demanda contra la presa hidroeléctrica de Bakun que los ha desplazado de sus tierras. Los tribunales han dictaminado que estos indígenas no pueden presentar sus pruebas.
Estos pueblos indígenas quieren que el Gobierno de Sarawak declare nula y sin efecto la anulación de sus derechos territoriales y proyectan llevar su denuncia ante el Tribunal Federal.
Fuente: http://www.survival.es/noticias/5822

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”