Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra






Evo Morales denuncia la deuda histórica del capitalismo con la Madre Tierra


Gara



  La Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, impulsada por Evo Morales tras el fracaso de la cumbre Copenhague, arrancó con la participación de miles de personas que confían en delinear una estrategia alternativa en la lucha contra el calentamiento global, que incluya un Tribunal de Justicia Climática. Morales denunció la deuda histórica del capitalismo con la Madre Tierra.
«Sólo tenemos dos caminos: La Pachamama (Madre Tierra, en aymara) o la muerte. Muere el capitalismo o muere la Madre Tierra. Vive el capitalismo o vive la Madre Tierra». Así de contundente se expresó el presidente boliviano, Evo Morales, al leer su mensaje durante la inauguración de la conferencia mundial sobre el cambio climático que ayer arrancó en Tiquipaya (Bolivia) con la participación de pueblos indígenas y movimientos sociales. Denunció la deuda histórica del capitalismo con el calentamiento global y señaló que serán los pueblos indígenas quienes muestren cómo salvar la Madre Tierra.
La Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra es una iniciativa del propio Morales convocada tras el fracaso de la cita de Naciones Unidas de Copenhague, en la que no se consiguió concretar un documento vinculante para luchar contra el calentamiento global, con el objetivo de crear un Tribunal de Justicia Climática y con la esperanza de delinear una estrategia contra el calentamiento global, que sea alternativa a los acuerdos que se discuten en los foros mundiales oficiales.
El encuentro masivo de Bolivia, en el que está prevista la participación de unas 25.000 personas y a la que se prevé asistan los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Ecuador, Rafael Correa; Paraguay, Fernando Lugo; Nicaragua, Daniel Ortega; el vicepresidente cubano, Esteban Lazo; y el primer ministro de Antigua y Barbuda, Balwin Spencer, se prolongará hasta mañana.
En su discurso de ayer, Morales volvió a atacar duramente al modelo de desarrollo capitalista y atribuyó a su crecimiento sin control la crisis del cambio climático, según informó Efe. Dijo que el mundo está ahora en una «encrucijada definitiva» entre el capitalismo y la vida en armonía con la naturaleza.
También planteó el mandatario boliviano como alternativa un «nuevo sistema socialista comunitario» que, en su criterio, «eliminará toda forma de colonialismo e imperialismo» y asegurará «la paz entre los pueblos y con la madre tierra».
Subrayó que si no se lucha contra el capitalismo, los movimientos sociales serán «cómplices» del deterioro de la naturaleza que están provocando terremotos, maremotos, hambruna y migraciones masivas.
«Veo que la ambición de algunos pretende llevarnos a la destrucción de todos», agregó para luego sostener que «habrá Madre Tierra sin vida humana, pero no habrá seres humanos sin la Madre Tierra».
Morales, que hizo una detallada y científica explicación de la situación del cambio climático y de los compromisos incumplidos por países ricos para reducir sus gases de efecto invernadero, sostuvo que una de las primeras tareas de estas organizaciones sociales será presentar una demanda ante el Tribunal Internacional de Justicia contra las naciones desarrolladas si es que no respetan las conclusiones del evento y «siguen arruinando» a la Madre Tierra.
Diecisiete mesas de trabajo
Diecisiete grupos de trabajo empezaron ayer a debatir las resoluciones de la cumbre, entre las que destacan la creación de un tribunal ambiental internacional, una declaración de los derechos de la Madre Tierra y la convocatoria de un referéndum ambiental mundial sobre las medidas que deben tomar los países para hacer frente a las modificaciones en la temperatura del planeta, según publicó el diario mexicano «La Jornada». Además, reflexionarán sobre las causas estructurales del cambio climático, la deuda climática, el Protocolo de Kyoto, la financiación, el desarrollo y transferencia de tecnología, los bosques, la agricultura y la soberanía alimentaria, los peligros de mercado de carbono y las estrategias de acción, entre otros temas.
El coordinador gubernamental del encuentro, Pablo Groux, señaló que se trata de generar una amplia base de legitimidad para la propuesta que tienen los pueblos y las organizaciones climáticas ante la crisis medioambiental mundial.
La resolución final será llevada por los mandatarios firmantes a la cumbre de presidentes que tendrá lugar el próximo fin de año en México, donde se realizará un nuevo intento para lograr un compromiso mundial de cara a frenar el cambio climático, explicó Groux.
En Tiquipaya están representados 132 países, 94 de los cuales han enviado delegaciones oficiales, además de organismos internacionales, movimientos sociales, intelectuales y centros independientes de investigación climática.
Ecologistas en Acción es una de las organizaciones que estará presente con el objetivo, según recalcó en una nota, de exigir un impulso «urgente» que reinicie las negociaciones internacionales de cara a lograr un acuerdo vinculante contra el cambio climático, al considerar «inaceptable y escandaloso» el resultado de la cumbre de Copenhague.
Estima que este problema, «el más grave de la humanidad», no es cuestión de «falta de recursos» puesto que los gobiernos han concedido paquetes multibillonarios para rescatar al sector financiero y aumentar el gasto militar, entre otros fines. Denunció la «prepotencia de EEUU, la UE, China y el poder económico dominante».
La Coordinadora de Indígenas Amazónicos, que aglutina a 400 pueblos originarios de nueve países de la región, planteó la urgencia de que se consoliden los territorios indígenas, «base del buen vivir y paradigma de un nuevo modelo de civilización».
 
Evo Morales tiene previsto plantear durante la cumbre la creación de la Unidad de Naciones Originarias y Obreras del Mundo (UNO), que reúna a los movimientos de trabajadores, intelectuales, campesinos e indígenas del mundo para «defender los derechos de la Madre Tierra».
Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20100421/195128/es/Morales-denuncia-deuda-historica-capitalismo-Madre-Tierra

-----------------------------------------

Mensaje a la Cumbre de la Madre Tierra
Por Eduardo Galeano

Ojalá seamos capaces de hablar poco y hacer mucho. Graves daños nos ha hecho, y nos sigue haciendo, la inflación palabraria, que en América latina es más nociva que la inflación monetaria. Y también, y sobre todo, estamos hartos de la hipocresía de los países ricos, que nos están dejando sin planeta mientras pronuncian pomposos discursos para disimular el secuestro.
“Los derechos humanos y los derechos de la naturaleza son dos nombres de la misma dignidad” Lamentablemente, no podré estar con ustedes. Se me atravesó un palo en la rueda, que me impide viajar. Pero quiero acompañar de alguna manera esta reunión de ustedes, esta reunión de los míos, ya que no tengo más remedio que hacer lo poquito que puedo y no lo muchito que quiero.
Y por estar sin estar estando, al menos les envío estas palabras.
Quiero decirles que ojalá se pueda hacer todo lo posible, y lo imposible también, para que la Cumbre de la Madre Tierra sea la primera etapa hacia la expresión colectiva de los pueblos que no dirigen la política mundial, pero la padecen.
Ojalá seamos capaces de llevar adelante estas dos iniciativas del compañero Evo, el Tribunal de la Justicia Climática y el Referéndum Mundial contra un sistema de poder fundado en la guerra y el derroche, que desprecia la vida humana y pone bandera de remate a nuestros bienes terrenales.
Ojalá seamos capaces de hablar poco y hacer mucho. Graves daños nos ha hecho, y nos sigue haciendo, la inflación palabraria, que en América latina es más nociva que la inflación monetaria. Y también, y sobre todo, estamos hartos de la hipocresía de los países ricos, que nos están dejando sin planeta mientras pronuncian pomposos discursos para disimular el secuestro.
Hay quienes dicen que la hipocresía es el impuesto que el vicio paga a la virtud. Otros dicen que la hipocresía es la única prueba de la existencia del infinito. Y el discurserío de la llamada “comunidad internacional”, ese club de banqueros y guerreros, prueba que las dos definiciones son correctas.
Yo quiero celebrar, en cambio, la fuerza de verdad que irradian las palabras y los silencios que nacen de la comunión humana con la naturaleza. Y no es por casualidad que esta Cumbre de la Madre Tierra se realiza en Bolivia, esta nación de naciones que se está redescubriendo a sí misma al cabo de dos siglos de vida mentida.
Bolivia acaba de celebrar los diez años de la victoria popular en la guerra del agua, cuando el pueblo de Cochabamba fue capaz de derrotar a una todopoderosa empresa de California, dueña del agua por obra y gracia de un gobierno que decía ser boliviano y era muy generoso con lo ajeno.
Esa guerra del agua fue una de las batallas que esta tierra sigue librando en defensa de sus recursos naturales, o sea: en defensa de su identidad con la naturaleza.
Hay voces del pasado que hablan al futuro.
Bolivia es una de las naciones americanas donde las culturas indígenas han sabido sobrevivir, y esas voces resuenan ahora con más fuerza que nunca, a pesar del largo tiempo de la persecución y del desprecio.
El mundo entero, aturdido como está, deambulando como ciego en tiroteo, tendría que escuchar esas voces. Ellas nos enseñan que nosotros, los humanitos, somos parte de la naturaleza, parientes de todos los que tienen piernas, patas, alas o raíces. La conquista europea condenó por idolatría a los indígenas que vivían esa comunión, y por creer en ella fueron azotados, degollados o quemados vivos.
Desde aquellos tiempos del Renacimiento europeo, la naturaleza se convirtió en mercancía o en obstáculo al progreso humano. Y hasta hoy, ese divorcio entre nosotros y ella ha persistido, a tal punto que todavía hay gente de buena voluntad que se conmueve por la pobre naturaleza, tan maltratada, tan lastimada, pero viéndola desde afuera.
Las culturas indígenas la ven desde adentro. Viéndola, me veo. Lo que contra ella hago, está hecho contra mí. En ella me encuentro, mis piernas son también el camino que las anda.
Celebremos, pues, esta Cumbre de la Madre Tierra. Y ojalá los sordos escuchen: los derechos humanos y los derechos de la naturaleza son dos nombres de la misma dignidad.
Vuelan abrazos, desde Montevideo. www.ecoportal.net
Red Latina sin Fronteras
http://red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net/

-------------------------

Cumbre de los Pueblos sobre Cambio Climático inicia en Bolivia


A la localidad de Tiquipaya, a 15 kilómetros de Cochabamba, ya han arribado las primeras delegaciones de unas 100 naciones de cinco continentes. La titular del Ministerio de Agua y Medio Ambiente, María Esther Udaeta, destacó el carácter inclusivo de esta Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático al afirmar que ''A diferencia de la de Copenhague (Dinamarca), esta será una cumbre de puertas abiertas''. Entre las propuestas que presentará Bolivia como país anfitrión está la celebración de un referendo mundial de los pueblos y la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática, para juzgar a gobiernos y empresas que atenten contra la naturaleza.
Todo está servido para que este martes arranque la Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, que tendrá lugar en la ciudad boliviana de Cochabamba (centro), la cual pretende generar una corriente en defensa de la superviviencia humana y del planeta.
La ministra boliviana de Agua y Medio Ambiente, María Esther Udaeta, anunció la llegada a la localidad de Tiquipaya, a 15 kilómetros de Cochabamba, de las primeras delegaciones de unas 100 naciones de cinco continentes que asistirán a la cumbre, lo que a su juicio deja en evidencia el interés fijado por la comunidad internacional en este encuentro.
En la mañana del lunes las instalaciones de la Universidad del Valle, de Tiquipaya se vieron colmadas de representantes de distintas organizaciones ecológicas, periodistas y otras agrupaciones invitadas a la Cumbre.
Udaeta destacó el carácter inclusivo de esta Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climáticok, al afirmar que "a diferencia de la de Copenhague (Dinamarca), esta será una cumbre de puertas abiertas".
Explicó que tanto las deliberaciones, como las propuestas estarán enmarcadas en los temas de seguridad alimentaria, la defensa de los derechos de la Madre Tierra (Pachamama) y las críticas al capitalismo como sistema depredador del planeta.
Entre las propuestas que presentará Bolivia como país anfitrión está la celebración de un referendo mundial de los pueblos, el cual será programado para el venidero 12 de octubre, además de la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática, para juzgar a gobiernos y empresas que atenten contra la naturaleza.
Las conclusiones de este encuentro se les hará llegar a los jefes de Estado de los países que integran la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en su próximo encuentro sobre estos mismos temas a realizarse en diciembre próximo en el balneario mexicano de Cancún (este).
En este sentido, el embajador boliviano ante la ONU, Pablo Solón dijo que en esta Conferencia Mundial de los Pueblos debatirá un conjunto de propuestas a ser planteadas en esa Cumbre mexicana.
Explicó que "antes de la Cumbre de México se van realizar dos o tres reuniones intermedias donde los representantes de los países harán conocer sus propuestas e iniciativas en busca de posiciones de consenso".
Expuso que es indispensable que los países industrializados asuman su responsabilidad en defensa de la vida, para evitar que su irracional industrialización destruya el planeta.
"No es malo que sumen esfuerzos en procura del desarrollo, pero sin atentar contra la vida de la naturaleza y por ende de la humanidad", señaló Solón.
Fue enfático al afirmar que el fracaso de la Cumbre sobre el calentamiento global realizado en diciembre del 2009 en Copenhague, Dinamarca, se debió a la resistencia del mundo industrializado de asumir su rol en defensa de la sobrevivencia del la Madre Tierra.
La Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra es una iniciativa presentada por el Gobierno de Evo Morales Ayma tras el fracaso de la reunión convocada por la ONU en Copenhague, Dinamarca, en diciembre del 2009. www.ecoportal.net
teleSUR
www.telesurtv.net

---------------------------------
Bolivia: Abuchean a la representante de la ONU mientras ofrecía su discurso

Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE, enviado especial de Argenpress a Cochabamba)

Alicia Bárcena fue silbada mientras leía un mensaje del secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon. El abucheo se dio durante el acto de apertura de la Conferencia Mundial.

Fue el momento más tenso dentro de la masiva celebración popular que marcó la apertura de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático que se realiza en Cochabamba.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Alicia Bárcena, debió pasar un amargo trago cuando gran parte de las miles de personas que ocupaban el estadio de Tiquipaya decidieron abuchearla mientras ofrecía su discurso.

Es que su figura, como representante de la ONU, se ganó de antemano una posición incómoda al intentar dirigirse hacia cientos de ONG que, justamente, acusan a la entidad mundial de ser cómplice de la crisis ambiental existente y de amparar a las principales potencias responsables del cambio climático.

La reprobación de buena parte de público contra Bárcena se dio mientras leía un mensaje del secretario general de de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon. Los silbidos, por momentos, se impusieron a su oratoria.

"Venimos con todo respeto a escuchar a los pueblos, nos han invitado ustedes a estar aquí. Si no quieren que estemos, nos podemos retirar, pero creo que es importante que haya diálogo entre los Estados y los pueblos. Nosotros también representamos a los pueblos", exclamó Bárcena en medio de una ola de abucheos.

Si ya existía un clima de rechazo contra la ONU por parte de organizaciones ambientalistas, la situación se condimentó aún más cuando el propio anfitrión del encuentro mundial, el presidente boliviano Evo Morales, saliera a decir públicamente que en las Naciones Unidas "nunca se debaten los problemas de los pueblos".

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente