COCHABAMBA EL ADVERSO DE COPENHAGUE




La Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra celebrada en Cochabamba, Bolivia, fijó una posición política sobre el calentamiento global bastante diferente al de la pasada Cumbre de Copenhague.
Las metas propuestas en Bolivia son en definitiva una expresión del otro lado del mostrador. Para Evo Morales Copenhague no alcanzó acuerdos sustanciales sobre la emisión de gases de efecto invernadero y, mucho menos indagó sobre las causas del cambio climático. Esto último es la gran barrera a saltar, las causas son en definitivas el principio del problema.
En Cochabamba que reunió a sectores sociales, activistas y ONG de todo el mundo y, luego de tres días de debate, definió ambiciosas metas para enfriar el planeta y llegó a la conclusión de que el causante del calentamiento es el sistema capitalista.
Por eso, Evo Morales, y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, los dos únicos mandatarios presentes en la cita, dijeron que la solución para la crisis climática es transitar hacia el socialismo.
Este encuentro de la sociedad civil no tiene posibilidades de aplicar sus conclusiones, y para algunos las metas establecidas en Cochabamba son irrealizables, simbólicas, éticas y morales.  
Sin embargo, la apuesta de la conferencia de Cochabamba es llevar las conclusiones a Cancún, México, a la cumbre climática mundial que se celebrará en diciembre de este año.
Precisamente por estas conclusiones, es previsible que la polarización de los países por el cambio climático se refleje también en Cancún.
De hecho, Chávez convocó a los movimientos sociales a concentrarse en México para exigir a Naciones Unidas que se pronuncie sobre "el chantaje" que Estados Unidos está ejerciendo sobre los países que se niegan a adscribirse al acuerdo de Copenhague.
Hizo estas declaraciones luego de que el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, denunciara que Washington le recortó a su país US$2,5 millones por no suscribir el acuerdo de Copenhague.
De hecho, Patiño respondió que Ecuador le donará esa cantidad a EE.UU. si es capaz de adscribirse al protocolo de Kyoto. Incluso, ironizó con el asunto al sugerir el establecimiento de un fondo mundial para cooperar con EE.UU. a fin de que cumpla los convenios de Kyo

Fuente: medioymedio.com

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

El espejismo de "reciclar" plástico

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno