La tecnología destruye y mata






Un televisor no reciclado puede contaminar 80.000 litros de agua por su contenido en plomo y fósforo. La fabricación de un computador necesita 22 kilogramos de sustancias tóxicas, 240 de hidrocarburos y 1.500 kilos de agua.
En 2011 se van a desechar 1,2 millones de ordenadores en Argentina y se reciclan menos del 2 %. La duración media de un celular es menos de 1 año. El 4% de los residuos de la unión europea son aparatos eléctricos y electrónicos, su ritmo de crecimiento triplica al del resto de residuos y cada europeo medio genera entre 17 y 20 kilos, 30 kilos para el 2017.
El coltan es un mineral que es utilizado en casi la totalidad de dispositivos electrónicos de consumo. El 80% de la explotación de este mineral se ubica en la región de la República del Congo y su exportación ha financiado la llamada Guerra del Coltan o del Oro Azul con más de 5,5 millones de muertos, el mayor número de muertos desde la Segunda Guerra Mundial.
Sin embargo, nuestra sociedad cada vez más depende de la tecnología, no podemos prescindir de ella, estamos atrapados por sus indudables beneficios. Los intereses económicos que este negocio genera, contaminan, destruyen y matan. Por lo menos, tratemos de evitar que estos intereses de algunos monopolios tecnológicos estén por encima de las personas, no engordemos a las bestias, reciclemos, reutilicemos, usemos alternativas como el software libre y, sobretodo, concienciemos.
 @rafaelricorios
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques