Se habilitó el uso de cianuro en la minería de Río Negro




Jueves | 29-12-2011 


Viedma (ADN).- El uso de cianuro y mercurio en la minería a cielo abierto quedó habilitado en Río Negro. El oficialismo garantizó los votos para que la derogación de la ley anticianuro se haga efectiva, mientras que la oposición remarcó el principio precautorio y apuntó al daño ambiental y la salud humana que generaría la utilización de cianuro.
La norma fue aprobada por mayoría tras un extenso debate con el respaldo del FpV y la ausencia de la legisladora Silvia Horne.

El proyecto llegó al recinto pocos días atrás y con el rechazo de decenas de organizaciones ambientalistas, gremios, organizaciones mapuches, e inclusive sectores del Frente para la Victoria de algunas localidades, además del CELS, que se manifestaron en diversas ciudades.

La legisladora del Frente para la Victoria, Arabela Carreras, fue la voz del oficialismo para defender el uso del cianuro en la provincia, tal como promovió el gobernador Carlos Soria.

La barilochense que en su gestión como concejal se mostró cercana a las organizaciones ambientalistas, ahora consideró ideal la producción minera en la provincia y la habilitación del uso del cianuro acusando de “hipotéticos daños ambientales” y de “mitos” de la minería.

Carreras garantizó que habrá controles en la producción minera que se promueve  a través del Consejo que contará con participación de organizaciones y del Pueblo Mapuche.

Apuntó a que el artículo que deroga el uso de cianuro para el tratamiento de la explotación de oro y plata y afirmó que éste “da por tierra con una ley que ha sido una excusa, que ha sido una herramienta equivocada, una herramienta que frenan el desarrollo de esta provincia y que pone en evidencia la situación de un Estado incapaz de regular, de controlar, de ejercer las obligaciones que este Estado tiene”.

La legisladora afirmó que a partir de ahora se “va a poner de pie la industria minera” al igual que en otras provincias y ejemplificó que “se va a dejar de mirar a Neuquén como si fuéramos el pariente pobre”.

La radical Cristina Uría fue la encargada de rechazar la derogación de ley sancionada en 2005 y refutó expresiones de la oficialista Carreras quien habló de “mitos” de los daños ambientales y en la salud humana que podría ocasionar el uso de cianuro.

Uría señaló que “no significa que porque el cianuro esté en el ambiente, en nuestro cuerpo, en los animales y las plantas, no significa que nos estemos contaminando permanentemente, sí ante determinada exposición son dañinos para la salud pública”.

El legislador Claudio Lueiro (PPR) rechazó la derogación de la ley anticianuro preguntándose “en la cabeza de quien puede atravesar la concepción de que estamos progresando” con la promoción de la minería y el uso del cianuro y agregó el cuestionamiento “a qué intereses económicos subyace este giro en la política ambiental en Río Negro”.

Afirmó contra el bloque oficialista que “cuando no se legisla explícitamente para los más débiles, se está legislando implícitamente para los más poderosos”.

Magdalena Odarda (ARI) quien defendió en 2005 la ley contra el uso del cianuro dijo que
“la minería metalífera no le ha solucionado ningún problema a ningún país donde funciona” y se refirió a que para la extracción de 25 kilos de oro se deben detonar 25.000 toneladas de suelos y montañas, regados por millones de litros de agua mezclada con cianuro.

Al fundamentar su rechazo a la norma que habilitaría a 37 emprendimientos mineros –la mayoría en la Región Sur- a “poder funcionar a partir de mañana”.

La legisladora apuntó a la expectativa de generación de empleo que podría originar la minería al indicar que los trabajadores deben ser técnicos calificados y son traídos de otro lugar y rechazó que se pueda lograr una “recuperación ambiental” con el 3% de regalías que genera el sector.

Ricardo Ledo (Unidos por Río Negro) se manifestó a favor de la minería pero con controles específicos y rechazó la derogación del artículo que prohíbe el uso de cianuro y mercurio.

Por su parte la referente del Frente para la Victoria, Ana Piccinini, recordó que en 2005 cuando era legisladora de la UCR se trató el proyecto anticianuro sin tener conocimiento de lo que se trataba y garantizó los controles en la minería. (ADN)

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques