Nota de opinión Con Referencia al Proyecto  que intenta derogar  la Ley que prohíbe la minería con uso de cianuro en Río Negro





Así funciona la doctrina del shock: el desastre original—llámese golpe, ataque terrorista, colapso del mercado, guerra, tsunami o huracán— lleva a la población de un país a un estado de shock colectivo. Las bombas, los estallidos de terror, los vientos ululantes preparan el terreno para quebrar la voluntad de las sociedades tanto como la música a toda potencia y las lluvias de golpes someten a los prisioneros en sus celdas. Como el aterrorizado preso que confiesa los nombres sus camaradas y reniega de su fe, las sociedades en estado de shock a menudo renuncian a valores que de otro modo defenderían con entereza. (Naomi Klein)

Ésta es una de las primeras definiciones del libro La Doctrina del Shock de Naomi Klein.
En el libro, la autora hace un análisis de las políticas que le impusieron a las poblaciones de Chile o Argentina en los ’70 después de las represiones, o las “reconstrucciones” de Iraq post guerra, Nueva Orleans después del huracán Katrina o Sri Lanka después del Tsunami del 2004. Y agregamos nosotros,  de nuevo Argentina en los ’90 tras la hiperinflación o Europa ahora… o ¿Río Negro?
Aprovechar que la gente tiene la guardia baja, y espera… cualquier solución para su desesperación es lo que ha utilizado el  capitalismo del desastre para hacer pingües negocios en medio de las desgracias que suceden en el mundo.
El sistema funciona BÁSICAMENTE así:
1      Desastre natural o provocado.
2      Desesperación en la población del lugar afectado
3      Solución para los problemas de la gente (el pueblo) con la inversión de grandes empresas.
4      Grandes capitalistas (mineros, inmobiliarios, telefónicos, etc.) hacen su agosto.
5       La gente (el pueblo) sigue con sus mismos problemas o tiene peores.
¿Le suena conocido?
El capitalismo del desastre funciona en Argentina, Estados Unidos o Filipinas.
En Estados Unidos después del huracán Katrina, hicieron grandes negocios las empresas que trabajaron en la “reconstrucción”. En la mayoría de los casos sobreprecios escandalosos para  casas de mala calidad. En Sri Lanka después del tsunami, la costa del país fue “comprada” por grandes cadenas de hoteles, los pobladores, en su mayoría pescadores quedaron sin sus tierras ni fuente de trabajo.
No hemos tenido en nuestra provincia tsunamis o huracanes, sí  tenemos  una sequía feroz desde hace más de tres años en la Línea Sur y, para terminar de desarmar nuestra voluntad, el estallido del Puyehue-Cordón Caulle.

Vayamos a la minería a cielo abierto con uso de cianuro y grandes cantidades de agua.
¿Cuál es la tecnología innovadora que permite que la minería con cianuro, que no era segura en 2005, ahora lo sea? ¿Qué inventaron entre 2005 y hoy? NADA.
La falta de sustentabilidad de la minería con uso de cianuro ya ha sido tan demostrada que  el propio Parlamento Europeo la Prohibió el 17 de Mayo de 2010.
El Sr. Gobernador nos quiere hacer creer que Alemania o Francia no cuentan con los profesionales necesarios para “garantizar” la sustentabilidad de la minería con cianuro y él con el Consejo de Evaluación Ambiental va a lograrlo. Hay malas noticias para el Sr. Gobernador. No hay forma en que este tipo de extracción sea sustentable. Arruina el agua y destruye todo lo que hay alrededor.
El Sr. Gobernador aún está a tiempo de no mandarse la macana de imponer una actividad que no le hace ningún bien a nuestra provincia. Mientras tanto, y antes de dar marcha  atrás con la Ley de 2005, nuestros  legisladores se/nos podrían responder unas preguntas.
¿Cuántos son los trabajos genuinos y durante cuánto tiempo emplearán a gente de la zona?
¿Cuánto es el dinero que le quedará a la provincia y en cuánto tiempo se percibirá?
¿Cuánto es lo que le descontarán a la minera por embarcar el mineral desde un puerto patagónico? ¿Es más o menos que las regalías que pagarán?
Si hay un accidente ¿Quién se hará cargo de los costos ambientales y sociales?
¿Cuántos litros de agua se usará en el proceso? ¿De dónde van a sacarlo?
¿Los empleados calificados (los que mejor ganan) serán de Río Negro?
Las respuestas (honestas) a estas preguntas harán evidente que, para los rionegrinos, la minería con uso de cianuro es mal negocio no sólo ambiental sino también social y económico.
Esta “solución” para la economía de la Línea Sur, será solución sólo  para los dueños de la minera y sus socios locales pero para los pobladores de las zonas aledañas a la mina será una garantía de muerte lenta o de desarraigo.
Es una “solución” que parece extraída del libro LA DOCTRINA DEL SHOCK.
Ahora bien, también existe la posibilidad de que todo este análisis sea erróneo y que el Sr. Gobernador esté absolutamente empeñado en evitar  que “haya un pibe cagado de hambre”  aunque para eso tenga que envenenarlos o matarlos de sed.

ASOCIACIÓN CIVIL ÁRBOL DE PIE

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

¿Cuánto tiempo nos queda? El informe de la ONU en 60 segundos