viernes, 9 de diciembre de 2011

Sociedad Civil planta cara contra privatización de bosques



Cumbre del Clima en Durban


La Alianza Mundial de los Pueblos Indígenas y otras organizaciones sociales están realizando hoy una acción en la Cumbre Climática de Durban con el fin de exigir una moratoria sobre el controvertido programa de REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques). [1]

Ecologistas en Acción se suma a la demanda de la “Alianza Mundial de los Pueblos Indígenas y Comunidades Locales contra REDD y por la Vida” para acordar en la cumbre de cambio climático en Durban (COP17) una moratoria sobre el mecanismo REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques), basándose en el principio de precaución.
Las políticas y proyectos piloto “REDD+” avanzan muy rápidamente, marginalizando o descartando preocupaciones cruciales sobre Derechos Humanos e impactos socio-ambientales.
REDD+ amenaza a la superviviencia de los pueblos indígenas y comunidades que dependen de los bosques y podría resultar en el despojo masivo de tierras. Diferentes estudios evidencian que a la hora de implementar programas tipo REDD+ se están produciendo violaciones a los derechos humanos, tales como el derecho a la vida, desplazamiento forzado, reubicación involuntaria, pérdida de tierras y medios de subsistencia o el derecho a la alimentación.
De igual forma, el derecho a la consulta previa e informada, libre determinación y autonomía, consagrados en la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas o el Convenio 169 de la OIT, están siendo violados.
“Las salvaguardas contenidas en los textos de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático sobre REDD+ son muy vagas, no son un marco legal que prevenga o detenga violaciones a los derechos humanos, así como no protegen comunidades indígenas”, denuncia Ecologistas en Acción, “no establecen obligaciones jurídicamente vinculantes, ni mecanismos para garantizar los derechos colectivos, vigilar la implementación y el cumplimiento de las salvaguardas, o imponer sanciones a los estado en caso de incumplimiento”.
“Lamentamos que los esfuerzos de las organizaciones indígenas para mejorar y fortalecer las salvaguardas sobre derechos humanos durante esta COP17 en Durban hayan sido ignorados por los grupos de contacto pertinentes del SBSTA (Órgano Subsidiario de las NNUU para el Asesoramiento Científico y Tecnológico) y la LCA (Acción Cooperativa de Largo Plazo)”, informa Ecologistas en Acción.
“Los mecanismos REDD+ promueven la privatización de los bosques y las plantaciones industriales de monocultivos de árboles, que puede incluir la siembra de árboles transgénicos”, detalla la organización ecologista. “Y lo que es igualmente grave, mecanismos como REDD+ retrasan la puesta en marcha de un cambio del modelo de producción y consumo, favoreciendo la continuidad de la quema de combustibles fósiles y sin que los mayores responsables de la crisis climática sean penalizados”.
Por ello, Ecologistas en Acción se opone frontalmente al programa “REDD+” y todos los mecanismos de compensación de emisiones con efecto invernadero de los países industrializados. “Porque en un caso extremo, estos países podrían compensar entre 24-69% de sus emisiones a través de proyectos REDD+ y MDL, y así evitando las reducciones domésticas necesarias”, explican.
A cambio, Ecologistas en Acción apoya las propuestas defendidas por muchas redes y organizaciones presentes en Durban de mantener el petróleo, gas natural y carbón en el subsuelo, así como una drástica reducción del consumo energético y de recursos naturales.
“Por último instamos al Consejo de Derechos Humanos de NNUU, la Oficina del Alto Comisionado de NNUU sobre DDHH, el Relator especial sobre Pueblos Indígenas, el Foro Permanente de NNUU para Cuestiones Indígenas así como a los organismos de DDHH a que investiguen y documenten las violaciones provenientes de las políticas y proyectos tipo REDD+”, emitiendo recomendaciones, estableciendo medidas cautelares y para implementar los derechos indígenas”, termina la carta entregada esta mañana en la COP17 de Durban.