El agua vale más que el oro



Los intereses españoles en Perú

Otramérica


El bombardeo "peruano" en España se incrementa conforme se acerca el foro que se celebra mañana en Madrid: "Invertir en el Perú". No ha pasado inadvertido el papel manipulador que ha tenido en las últimas semanas El País, coorganizador del encuentro de Ollanta Humala con los empresarios de la "metrópoli". A propósito, las autoras ponen en claro el duelo entre agua y oro que se da en Cajamarca.

En cuestión de dos semanas se han publicado en El País una serie de artículos poco objetivos sobre Perú y los triunfos económicos mediante el expolio de materias primas por parte de las empresas transnacionales. Al conocer la campaña “Invertir en el Perú” que este diario promueve bajo el patrocinio de REPSOL, BBVA y Telefónica, no es de extrañar el enfoque demagógico de la noticia “Una mina decide el futuro de Perú”, publicada en El País el pasado 18 de enero. En relación al artículo queríamos ofrecer nuestro apoyo al pueblo de Perú que se está movilizando decidido a que sea la ciudadanía quien decida el futuro del país, y no una mina.

El agua vale más que el oro

Conga es el nuevo proyecto de Minera Yanacocha, empresa que opera en Cajamarca (Perú) desde 1993. Sus yacimientos actuales ocupan una extensión de más del doble que la ciudad de Madrid y su actividad se basa en la extracción de oro a cielo abierto mediante el método de lixiviación con cianuro. El precio del oro y las nuevas tecnologías han hecho muy rentable la extracción en yacimientos como este, con reservas menores a 1 gramo de oro por tonelada de tierra removida.

El rechazo a este proyecto ha sido la gota que colma el vaso de un conflicto permanente que existe desde que la empresa opera en la región. Después de 19 años de actividad minera, Cajamarca no ha tenido oportunidad de ver el progreso prometido, la pobreza alcanzó un 49.1% en 2010 (INEI). De lo que sí pueden dar testimonio los cajamarquinos es de cómo la minería ha generado impactos negativos en sus vidas sin que la empresa se responsabilice de ellos, como la disminución y contaminación de agua en sus canales y manantiales y la vulneración de los derechos de las comunidades

Ahora, los socios accionistas están decididos a incrementar sus beneficios con el nuevo proyecto Conga situado sobre las cabeceras de cuenca de tres de los principales ríos de la región, fundamentales para el desarrollo agropecuario, principal actividad de la población rural. El argumento de la empresa es que las lagunas impactadas serán sustituidas por reservorios artificiales, pero el estudio de impacto ambiental presentado no da garantías de la viabilidad del proyecto. 

Ante las protestas populares en defensa de las lagunas el gobierno central se mostró intransigente ocupando la ciudad de Cajamarca con 4.000 soldados y 3.000 policías antidisturbios, declarando el estado de emergencia. Frente a estos abusos de poder que ejercen empresas y gobiernos, prevaleciendo los dividendos de los accionistas por encima de la defensa de la vida, denunciamos que inversores extranjeros cierren los ojos a estos atropellos de los derechos humanos y ambientales, nos solidarizamos con el pueblo cajamarquino y pedimos que su voz sea escuchada.


Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia