Extractivismo y neocolonialismo



Marcelo Ruiz (ACTA)

Celebramos el proceso de democratización profunda que el pueblo de Famatina está transitando, marcado por la reafirmación del principio de autodeterminación en la elección de los modelos colectivos de desarrollo de las comunidades, tanto en las escalas locales como así también a niveles regionales.

Voces que sugieren, reclaman, expresan, demandan y reafirman las elecciones acerca de cuáles son esos tipos de desarrollo que colectivamente deben ser definidos.
Subjetividades y materialidades amalgamadas que pugnan por el sentido primero, aquel que se nutre de la reafirmación de la vida y la pluralidad, y que al mismo tiempo rechaza las propuestas de las grandes corporaciones extractivas que son devastadoras para la vida y para la conciencia.
El extractivismo en Latinoamérica ha pasado por diferentes fases, marcadas por el colonialismo en su primera etapa y actualizado como neocolonialismo, asentado en el objetivo de la maximización de la ganancia a costa de la pérdida de los derechos más elementales de las poblaciones del "Sur", de nuestra América.
El territorio es espacio de apropiación y re-significación de sentidos, el paisaje es apropiación subjetiva y al mismo tiempo sujeto de derecho, nunca objeto de ganancia.
Rechazamos, en común acuerdo con expresiones de las asambleas de Famatina, el carácter de retrógrado o antiminero que se les quiere adjudicar a una pueblada como la que hoy se está sosteniendo.
Aquí no se trata de la minería, estamos hablando de un modelo extractivista que atenta contra cualquier tipo de desarrollo popular autónomo, se apropia de la renta colectiva, niega los valores culturales de las comunidades y pone en riesgo todo tipo de vida.
Desde el Rectorado de la Universidad Nacional de Río Cuarto, institución educativa pública, asumimos el compromiso ético y epistemológico asentado en la apuesta por un mundo de iguales, acompañar el reclamo de la asamblea popular de Famatina.
Nos comprometemos en comunicar los fundamentos de la protesta y de las propuestas alternativas fundamentadas en la revalorización del territorio en los sentidos antes enunciados, y repudiamos cualquier tipo de acción intimidatoria al reclamo de la comunidad.

--------------------------------------------------------------------


Fuente: DYN

El gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, anunció hoy que el proyecto minero en el Famatina se demorará "el tiempo que sea necesario" a fin de "explicar" sus alcances a la población, a la vez que garantizó que "no va a haber otra actividad mientas la gente no esté de acuerdo" con el proyecto.

Herrera lamentó que los riojanos sean "como el hijo vago de la Nación" porque la administración central "tiene que estar permanentemente mandando plata" a la provincia, al justificar su política minera, con la que intenta superar esta situación.
En un comunicado de prensa, Herrera dijo que el proyecto de exploración del Famatina por parte de la empresa canadiense Osisko, que debió comenzar el pasado 16 de enero, se demorará "el tiempo que sea necesario" para "explicar" a la población las implicancias del emprendimiento.
"No va a haber otra actividad mientras la gente no esté de acuerdo", afirmó.
Marcha masiva. Herrera se pronunció así horas después de que 10 mil personas, según estimaron los organizadores, marcharan ayer frente a la Casa de Gobierno para exigirle que anule ese contrato y abandone su política megaminera metalífera y uranífera "o se vaya".
La participación en la concentración convocada por las Asambleas Ciudadanas por la Vida fue comparable al denominado "Riojanazo", del 9 de diciembre de 1993, aunque esa vez la gente se reunió espontáneamente.
En aquella oportunidad una multitud obligó al entonces gobernador Bernabé Arnaudo a volver atrás con su política de ajuste sobre el sector público.
Hoy, a través de un comunicado de prensa, Herrera reiteró su mensaje de tranquilidad a la población respecto de las consecuencias de la minería y anunció el inicio de una etapa de información e instrucción respecto a la actividad. "Tenemos que encontrar nuestro destino como lo hicieron el resto de las provincias", manifestó, porque a raíz de la absoluta dependencia económica, "los riojanos somos como el hijo vago de la Nación que nos tienen que estar permanentemente mandando plata", lamentó.
"Contaminación imposible". Explicó que en el Famatina la intención es "hacer un trabajo con el que es imposible que se contamine porque consiste en la exploración, que son la toma de muestras, es una tarea que dura varios años", afirmó.
"Hemos visto en las redes sociales donde la gente se expresa que se han instalado multimedios muy poderosos en La Rioja que están trabajando con toda la oposición. Tienen derecho porque de eso se trata la democracia", afirmó.
Por eso llamó a los riojanos a "defendernos entre nosotros mismos", dijo, y sostuvo que el gobierno está "para informar y clarificar" si es que "hay confusión y falta de conocimiento en el riojano medio".
Herrera ratificó que el Estado provincial brinda "todas las garantías" de que será una actividad no contaminante.
"Cómo van a pensar que como gobierno se explotaría un recurso poniendo en riesgo el agua y la salud de la población" se preguntó y se comprometió a explicar la iniciativa "el tiempo que sea necesario".

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia