martes, 18 de octubre de 2016

12-O: con Standing Rock (I)

Zor Ekologiko Batzordea
Rebelión


El 12 de octubre en las Americas (la llamada Abya Yala ) los pueblos celebran su resistencia frente a España y el colonialismo. Porque, cómo no, el colonialismo ha continuado. Hoy en día, está teniendo lugar la mayor movilización indígena en la historia, en la acampada de Standing Rock (Dakota). Allá se reunieron representantes de 60 naciones indígenas y más de 150 han expresado su solidaridad.

Para los indígenas de todo el mundo esta lucha también se ha convertido en un símbolo: el 12 Septiembre se encontraron a cabo en 200 pueblos originarios de otros países para unirse a la lucha . Allá fueron representantes de Sarayaku pueblo de la Amazonía ecuatoriana, Kichwa que han impedido la entrada a las petroleras en su territorio desde 2003 (en 1992 obtuvieron sus derechos a la tierra a través de movilizaciones). 

El daño a los pueblos originarios es el mismo en todos los lugares: pasan sobre las áreas de protección de todas ellas para imponer sus proyectos destructores sus pozos de petróleo y oleoductos, para contaminar luego con derrames el agua, el suelo y el aire. Tal es el caso antes denunciado del gaseoducto GPS financiado por BBVA, en Camisea (Perú) que como en Standing Rock también atraviesa un área protegida (Reserva Comunal) y afecta al pueblo indígena Machiguenga; o Yasuni donde las petroleras explotan dentro de la zona protegida (natural e indígena) afectando al pueblo Huaorani entre otros, o el área   Protegida Auca Mahuida ( Neuquén) donde habita el pueblo mapuche ... o los embalses en la Amazonia brasileña o los parques eólicos de Iberdrola en Oaxaca. La misma historia.

También días antes al 12 de octubre tuvo lugar el Día Internacional de Oración y Acción (hasta el 8 de octubre y 10).

El símbolo de Standing Rock
Standing Rock tiene una larga historia en la resistencia indígena, un símbolo de su historia. Ahí habita el llamado pueblo Sioux, la nación Lakota, que da nombre a dos estados de EE.UU.: los pueblos Oglala, Hunkpapa Miniconjou y Hunkpapa . Ahí se estableció en 1868 su área protegida, la famosa reserva. Ahí ocurrió también la masacre de Wounded Knee en 1890, símbolo en los EEUU de la opresión de los pueblos originarios. Ahí también fue asesinado Toro Sentado ( Tatanka Iotanka) en el. En 1973, conflictos locales derivaron en la toma de Wounded Knee por 71 días, en los que hubo intercambio de tiros. Nuevo símbolo de resistencia. Leonard Peltier fue encarcelado entonces, y tras 40 años es más símbolo que nunca (escribió un comunicado para el campamento de Standing Rock que se puede leer en Interenet). Por lo tanto, antes de toda esta lucha contra el oleoducto no Standing Rock rebosa simbología para los pueblos indígenas de EE.UU.. Y para el mundo también.
Una vez más, el objetivo son una vez más los recursos: el petróleo y el gas, en este caso su transporte por oleoducto, pero también su explotación. En abril iniciaron el campamento para detener el oleoducto desde Canadá, porque pasa por la Reserva Lakota. Esta es el oleoducto Keystone XL, que conecta con el ya existente Keystone en Estados Unidos. Además hay un nuevo proyecto, el oleoducto Bakken, u Oleoducto de Introducción Dakota (DAPL), de 1825 Km que transportaré petróleo desde los campos de Bakken en Dakota del Norte al. En Canadá, el petróleo se obtiene de arenas bituminosas en Alberta, pero también por medio de fractura hidráulica. Mientras que en Bakken (Dakota del Norte) solamente por la fracking.

Luchando contra daños conocidos
Por un lado, en Alberta tenemos los daños producidos al explotar el petróleo: los daños de la explotación de arenas bituminosas son enormes, ya que el bosque debe ser eliminado y así desparecen los ecosistemas, pero a esto se le suma que el petróleo contamina el agua y los ríos, que contaminan todo lo demás. Conocemos las imágenes que nos muestran paisajes desolados. Conocemos las de Bakken también, estas imágenes tomadas desde el cielo, grandes áreas parceladas, cada una con su torre y sus vías de acceso, llenas de carreteras. Sólo en Dakota del Norte hay 9.700 torres de fracking. Los daño del fracking también nos son conocidos: incalculables.
Para extraer petróleo de arenas bituminosas hay que eliminar todos, pues este petróleo (betún) se encuentra mezclado con la arena en el subsuelo. Pero esas tierras son áreas de protección de esos pueblos originarios. Algunas de estas tierras son sagradas, incluyendo cementerios. En Canadáel 70% de las arenas bituminosas se encuentran en territorio indígena. El pueblo athabasca chipewyan es damnificado, y también los pueblos metis, kreek, dakota ihanktonwan y nadleh whut'enhan. En septiembre, estos y los lakota y otras 48 nacines afectadas por los oleoductos firmaron un acuerdo contra las bituminosas y los oleoductos (www.treatyalliance.org) .

Derrames de gasoductos y transporte
El otro problema principal es el transporte, como el oleoducto al que ahora se oponen, y también el tren o camiones, por su cantidad de derrames y la contaminación que causan.
En abril ocurrió un derrame en el oleoducto Keystone a su paso por Dakota del Sur. Se derramaron 64.352 litros de petróleo - 90 veces lo que dijo la empresa. Este oleoducto comenzó a transportar petróleo en 2010,. Ese mismo año se registraron 35 derrames, una de ellas de 80.000 litros. TransCanada, la propietaria del oleoducto, había vaticinado una fuga cada 7 años.
El propio Obama se opuso al proyecto de oleoducto Keystone XL, argumentando que incide en el cambio climático, y en 2015 lo paralizó en su parte norte. TransCanada llevó Obama a los tribunales. En 2013, los derrame se repitieron sin interrupción: en marzo, en Fort Simpson (Canadá) fueron 6.290 barriles y enMayflower (Arkansas, EE.UU.) se derramaron 12.000 barriles. Activistas se encadenaron al oleoducto para denunciar que humedales y territorios indígenas estaban amenazados. Ese mes un tren vertió 952 barriles de petróleo de arenas bituminosas.

El agua en peligro
Con estos riesgos, hay que tener en cuenta que el Keystone X pasará junto al embalse Oahe. Este se sitúa en el río Missouri, comenzando en Dakota del Sur y continuando en Dakota del Norte tras 372 km. Para ello arrebataron 22.660 hectáreas de la reserva de Standing Rock . En 1959 se llenó de agua. Para el pueblo lakota fue también una experiencia traumática. Pero por encima de todo, el principal problema es que este es ahora el mayor reservorio y recurso de agua. Si ésta se contaminara por un derrame de petróleo afectaría a la comunidad y el medio ambiente. ( "Los indios se están volviendo arrogantes", 5 de abril de del 2009)
En Dakota, debido a la actividad y la fractura hidráulica antes mencionada, la contaminación del agua es evidente. En abril, se presentó un estudio que mostraba un alto nivel de de sal y productos químicos pesados: plomo, el amoníaco, el selenio y otros. A veces, muchos años después de ocurrido el derrame.
Por lo tanto, este verano el pueblo lakota lanzó la campaña Rezpect Our Water (Respetar Nuestra Agua) y para los Días Internacionales de Acción y Oración, por ejemplo, que acaban de organizar, llamaron a la gente a convertirse en protectores del Agua. No sólo en Standing Rock sino en cualquier lugar. Como decimos, el llamado fue también a la acción. De este modo, conectan también con otros os movimientos importantes contemporáneos en los EE UU, Occupy y Black Lives Matter, compartiendo objetivos: tomar control de nuestras vidas y mostrar solidaridad global.

La acción directa como objetivo
En este sentido, el 11 de octubre, activistas cerraron 5 oleoductos en 4 estados diferentes en solidaridad con Standing Rock . De estos, 10 fueron detenidos. Entre ellos los productores de documentales Grizzel Lindsay, Carl David y Deia Schlosberg. Para esta última, que se halaba filmando 3ª entrga de la referencial Gasland denunciando lel fracking, han pedido 45 años de prisión solo por filmar la acción.
El objetivo es la acción pacífica, para detener la destrucción. En 2012 lakotas detuvieron camiones que transportaban material para construir el gaseoducto a su paso por su territorio protegido. 5 fueron detenidos. Pero este año realmente comenzó la movilización: en abril jóvenes lakota cruzaron corriendo el norte de Estados Unidos , 3.220 km para denunciar el oleoducto . A principios de agosto tomaron el Capitolio de Dakota del Norte (sede del gobierno) y alzaron sus tipis en el hierbín. Ese mes convocaron de nuevo a detener la construcción del oleoducto y se reunieron el 18 de agosto 1500 personas, incluyendo indígenas de Wyoming, Colorado y Oklahoma. Lo detuvieron.
La española Repsol también practica el fracking. Lo iba a realizar en Argentina. antes de que el gobierno nacionalizaraYPF. Ahora siguen realizándolo en Partagonian, en el campo de Vaca Muerta. Allá los pueblos originzales como el mapuche son los damnificados. Pero entonces Repsol compró la empresa canadiense Talisman Energy que se dedica principalmente al fracking en ese país. Ahora ésta es Repsol Petróleo y Gas Canadá. Esta actúa en Alberta. En enero pasado, causó un terremoto (4.8 nivel) provocado por la fractura hidráulica. Repsol paralizó esta actividad en Alberta hasta abril. En Alberta en 2015 se registraron más de 300 terremotos, siendo los mayores este de Repsol y otro de Chevron.
El oleoducto Keystone XL partiendo desde Canadá conecta con otros oleoductos para llevar el petróleo al sur hasta Texaso al este hasta Portland (Maine, cerca de Nueva York). Se espera que transportará 570.000 barriles al día. Así fue como se transportó, a través de otros oleoductos (Kinder Morgan, Capline) el petróleo de bituminosas de Alberta hasta Petronor en Muskiz, atravesando todo EE.UU., y entonces en barco a través del Atlántico.


Por supuesto, de firmarse el TTIP y el CETA(el 1º con EE.UU. , con Canadá el 2º), aumentará este tipo de petróleo y su transporte nocivo. Por un lado, nos debemos oponer por los daños antes mencionados en los países de origen, pero además, estos petróleos (de bituminosas y de fracking) son de mala calidad, por lo que contaminan mucho más al refinarse y al consumir, y tienen mayor impacto en el cambio climático.

Para concluir
Desde aquí también nos unimos a la lucha que haya tiene lugar, porque los daños son similares, pero sobre todo porque son sus derechos, los derechos inalienables de los pueblos indígenas. Además de esto, sabemos lo que debemos hacer aquí: por un lado consumir menos, en particular petróleo, combustible y energía, y por el otro hacer frente a las ya mencionadas transnacionales y en general, y para ello hay mil maneras. Junto con esto, debemos tratar de incidir en las políticas de las instituciones, especialmente en el TTIP y CETA. Debemos promover la transición que necesitamos a un modelo post-fósil . Y mientras que, frente a este desastre debemos informar sobre los casos específicos y transmitir solidaridad entre los pueblos.