sábado, 22 de octubre de 2016

Aquí y ahora...


Se me escapa la vida y me da miedo. Cuanto más se acerca el día, más añoranza siento por lo que aún no termina. Ahora sé que ese temido día llegará y que, como todos los demás capítulos de mi vida, éste también terminará. A pesar de que comenzará uno nuevo, éste no se repetirá; tan sólo permanecerá en mi memoria, que tiende a ser nostálgica y a echar de menos todo lo que se me escapó de las manos, y que sólo puedo rehacer con las cenizas de mis recuerdos.
 
Somos estúpidos al olvidar que las cosas son finitas. Es una de las más grandes limitaciones humanas que impiden que gocemos de cada momento, sea agradable o lamentable, sea triste o memorable. Es un error caer en la falacia de posponer todo para mañana, por creer que seguiremos teniendo lo que hoy tenemos. Es una gran mentira. Cuando vemos el final del túnel nos doblamos, nos rendimos y admitimos por fin nuestra condición de seres mortales. 
Aceptamos que lo que vivimos hoy ya pasó y no volverá a pasar.

Fragmento de una reflexión de Carlos Miguélez Monroy - Fuente: http://ccs.org.es/2016/10/21/aqui-y-ahora-carpe-diem/-
Imagen: ‪Ser: el despertar de la Consciencia‬