lunes, 31 de octubre de 2016

La ONU reconoce el impacto de la producción de carne sobre la deforestación y el acaparamiento de tierras

"A pesar de tener aspectos positivos, la GFC lamenta el carácter contradictorio de estas recomendaciones, ya que no abordan de forma adecuada el impacto de la producción ganadera sobre el cambio climático o los derechos humanos. 'Las recomendaciones del CSA no añaden nada a los compromisos sobre cambio climático existentes, lo cuales piden una transformación radical en todos los sectores, especialmente en el sector ganadero'."

21 de octubre del 2016: esta semana el Comité de la Seguridad Alimentaria Mundial de la Organización de las Naciones Unidas (CSA)(1) ha adoptado una serie de recomendaciones en su reunión anual en Roma, que hacen énfasis en la necesidad que hay de abordar los impactos que tienen la producción insostenible de carne y de productos lácteos sobre la deforestación, el acaparamiento de tierras y la seguridad alimentaria.
La Coalición Mundial por los Bosques (GFC por sus siglas en inglés)(2) y otras organizaciones de la sociedad civil, que han abogado por estas recomendaciones (3), las acogen con satisfacción, especialmente las recomendaciones relacionadas con los derechos de las mujeres trabajando en el sector ganadero, el cual dicen que es el texto sobre género posiblemente más sólido adoptado hasta la fecha por el CSA. También se acoge con satisfacción la recomendación que reconoce, protege y apoya los sistemas pastorales.
A pesar de tener aspectos positivos, la GFC lamenta el carácter contradictorio de estas recomendaciones, ya que no abordan de forma adecuada el impacto de la producción ganadera sobre el cambio climático o los derechos humanos. “Las recomendaciones del CSA no añaden nada a los compromisos sobre cambio climático existentes, lo cuales piden una transformación radical en todos los sectores, especialmente en el sector ganadero”, comenta Mary Lou Malig, coordinadora de la campaña sobre ganadería de la GFC.
Se estima que el sector ganadero produce el 14.5% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, y son una causa clave de deforestación (4). En el Día Mundial de la Alimentación (5), participantes de la Asamblea de los Pueblos del Tribunal de Monsanto (6) pidieron a los consumidores europeos un boicot a la ternera de América Latina, la soja, así como a otros productos vinculados con violaciones a los derechos humanos (7).
Los activistas remarcan que, debido a la creciente influencia corporativa, la CSA no está tomando el liderazgo necesario para abordar las principales amenazas a la seguridad alimentaria. La creciente tendencia de asociaciones público-privadas y los instrumentos de financiación mixta, permiten un rápido apoderamiento de la política pública por parte del sector privado, creando dependencia financiera del sector privado.
“Medidas ambiciosas, concretas y cuantificables son necesarias para limitar el consumo excesivo de carne y otros productos animales por parte de las élites ricas, y para parar la deforestación y el cambio climático. Tales medidas también contribuirían a mejorar la salud pública y a una mejor distribución del alimento. Desafortunadamente, la influencia corporativa ha forzado al CSA a dejar fuera esas medidas ya que las corporaciones se benefician de la producción ganadera insostenible”, dice Simone Lovera, directora de la GFC y activista de Sobrevivencia-Paraguay, la cual participó en las negociaciones del CSA. Lovera también habla de la tendencia de fusiones corporativas entre gigantes industriales como la de Bayer y Monsanto, las cuales no son abordadas por el CSA en sus sesiones plenarias. “Tales fusiones aumentan la concentración corporativa y suponen una amenaza significativa para la seguridad alimentaria y para la agricultura sostenible en general”, comenta Simone.
“Una institución como el CSA no puede pretender defender los intereses y medios de vida de mujeres, pequeños agricultores y pastores, mientras que a la vez promueve asociaciones con las mismas agroindustrias que destruyen sus tierras y medios de vida”, añade Inés Francenchelli, de Namoseke Monsanto y BASE-IS, y una de las autoras del informe sobre los impactos que la producción de soja y ganadera tienen sobre la resiliencia de conservación comunitaria en Paraguay (8).

Notas
(1) El Comité de la Seguridad Alimentaria Mundal (CSA) es la principal platarforma internacional e intergubarnamental donde todas las partes interesadas puede trabajar juntos para asegurar la seguridad alimentaria y nutrición de todos, aquí(2) La Coalición Mundial por los Bosques es una coalición gloabl de casi 80 ONG y Organizaciones de Pueblos Indígenas de 53 paises diferentes, que luchan por políticas de conservación forestal justas y basadas en los derechos. Link: aquí(3) http://globalforestcoalition.org/campaigns/unsustainable-livestock-production/(4) La GFC ha publicado recientemente un document resumen sobre ganadería insostenible, y en noviembre del 2016 se publicará el informe completo: aquí(5) El Día Mundial de la Comida se celebra en todo el mundo cada año el 16 de Octubre, la fecha en la que se fundó la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en 1945. Este día se celebra globalmente para mostrar apoyo por la seguridad alimentaria, la agricultura y la erradicación de la pobreza . Véase aquí(6) http://www.monsanto-tribunal.org/(7) http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Declaracion_Latinoamericana_en_la_Amblea_de_los_Pueblos_en_la_Haya_en_el_marco_del_Tribunal_a_Monsanto(8) El informe sobre conservación comunitaria en Paraguay se puede encontrar aquí (pdf)
Información de Contacto
Ashlesha Khadse (Oficial de comunicaciones)Teléfono y whatapp: +91 8600839193 (India)Email: ashlesha@globalforestcoalition.orgSimone LoveraGlobal Forest Coalition +595-981-407375 (Paraguay)+31-6-47392511 (Europe)simone@globalforestcoalition.orgMary Lou Malig, (Coordinanora de Campañas, GFC)+591 7068-8275 (Bolivia)marylouisemalig@globalforestcoalition.org

Fuente: Biodiversidad para América Latina y El Caribe http://www.biodiversidadla.org/