miércoles, 19 de octubre de 2016

Convocada una huelga nacional 
de mujeres en Argentina contra 
la violencia machista

Más de 50 organizaciones secundan la protesta, a la que también se suman partidos y sindicatos, que culminará en una marcha por Buenos Aires. El paro y la manifestación servirán también para condenar el brutal asesinato de la joven de 16 años Lucía Pérez.

BUENOS AIRES.- La organización argentina 'Ni Una Menos' ha convocado junto a otras asociaciones una huelga nacional de mujeres este miércoles para protestar contra la violencia machista y contra el brutal asesinato de la joven argentina de 16 años Lucía Pérez, violada y asesinada en Mar de Plata, Buenos Aires, la pasada semana. El paro ha llamado a las mujeres de todo el país a suspender todo tipo de actividad durante las 13:00 y las 14:00 (hora local) y a reunirse en el Obelisco de Buenos Aires a las 17:00 (hora local), que desembocará en una marcha hacia la Plaza de Mayo. La convocatoria ha lanzado un mensaje que pide a las mujeres argentinas que se vistan de negro para hacer aún más visible la protesta. "En tu oficina, escuela, hospital, juzgado, redacción, tienda, fábrica o donde estés produciendo. #NosotrasParamos. Basta de violencia machista, vivas nos queremos". 
  

Más de 50 organizaciones acogen la huelga, a la que también se han sumado partidos y sindicatos como el Frente de Izquierda (FIT), el Frente para la Victoria (FPV), la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA), la ONG feminista 'La Casa del Encuentro' y la Fundación para Estudio de Investigación de la Mujer (FEIM).
"A pocos meses del 'Ni Una Menos' del pasado 3 de junio, nos seguimos manifestando contra los femicidios, alzando nuestra voz y demandando al Estado presupuesto y políticas públicas, así como también un trabajo efectivo del Poder Judicial, que suele llegar tarde o fallar en contra de las mujeres. También está pendiente formar con perspectiva de género a las fuerzas de seguridad", explicó la periodista y escritora argentina referente de 'Ni Una Menos' Florencia Abbate en declaraciones al diario La Nación.   
Asimismo, Abbate señaló al mismo medio que el paro "intenta ser además un llamado de reflexión de toda la población para que cada persona revise sus propias prácticas y tome conciencia de la necesidad de un cambio cultural".
La organización 'Ni Una Menos' confía en que la huelga sirva para "ayudar a visibilizar la aportación de las mujeres a la economía productiva y a las desigualdades que aún existen en cuanto a la posibilidad de desarrollo laboral y profesional".  "La brecha salarial entre hombres y mujeres en Argentina se ubica entre el 30% y el 40% en los trabajos precarizados, el 76% del trabajo doméstico no remunerado lo hacen las mujeres, y cuando nacen los hijos e hijas la tasa de actividad de estas baja del 54% al 39%", denuncia la organización. 
'Ni Una Menos' surgió el pasado año a través de una multitudinaria movilización que ocupó las calles de las principales ciudades argentinas. A día de hoy se describen como "un colectivo de activistas, periodistas, escritoras e investigadoras que organizan acciones contra la violencia machista y participan activamente del enorme movimiento de mujeres en Argentina".

------------------------------------
Nosotras decimos basta
Por Alejandra Ciriza 
Nosotras paramos, nosotras, las que hacemos miles de tareas invisibles, indispensables tal vez, pero despojadas de valor en una sociedad en la que todo es mercancía, en la que todo debe tener un precio. Nosotras paramos, nosotras, las que trabajamos a cambio de un salario, que es siempre menor que el de los varones. Nosotras, mujeres, lesbianas, trabas. En estos días ha sucedido la muerte por empalamiento de Lucía, de 16 años, cuando todavía están tibios los cuerpos de Janet, de 29; de Julieta, de 21, y de Ayelén, de 19, en Mendoza, cuando todavía resuenan en esta provincia las voces de la marcha del 28 de septiembre pidiendo por justicia para nosotras, por respeto hacia nuestros cuerpos y nuestras vidas. Tanto se ha repetido que nada valemos que parece que ya no basta con exhibirnos, cosificarnos, descalificarnos, ningunearnos, reprimirnos, insultarnos, mercantilizarnos, golpearnos, sino que es cada vez más frecuente que la violencia se cobre nuestras vidas, las de las más jóvenes, las de las más vulnerables. El odio es tan profundo que no basta con la muerte. El encarnizamiento contra nuestros cuerpos va más allá de la muerte, no sólo incluye las mutilaciones, las violaciones, incluido el empalamiento, sino la práctica, cada vez más frecuente de arrojar nuestros cuerpos en descampados, envueltos en bolsas, en cartones, desechados como si de basura se tratase. Nosotras paramos, y decimos basta, basta de matarnos, basta de torturarnos, basta de descartarnos. Vivas nos queremos.