jueves, 20 de octubre de 2016

Chile: Si no se combate la pesca ilegal será muy difícil recuperar la crítica situación de las pesquerías


Viña del Mar, 19 de octubre, 2016. La organización de conservación marina, Oceana, organizó el  taller “Abordando los desafíos para el combate de la pesca ilegal en Chile”, con el fin de discutir la situación actual y sus posibles soluciones. Al evento asistieron representantes del gobierno, pescadores del sector artesanal e industrial, la Armada, además de destacados investigadores y académicos.


En la oportunidad, los actores coincidieron en que el combate a la pesca ilegal es crucial para la recuperación de las pesquerías más afectadas del país, considerando que un 72% de ellas se encuentra sobreexplotada o agotada. 
“Mientras invertimos en la elaboración de planes de manejo y recuperación para las pesquerías chilenas, la pesca ilegal va en desmedro de todos los avances de conservación que pretendamos implementar. Si no trabajamos unidos, en un esfuerzo conjunto entre las autoridades, la academia y los organismos no gubernamentales, será muy difícil que aseguremos las pesquerías para las futuras generaciones”, afirmó Liesbeth van der Meer, Directora Ejecutiva de Oceana.
El Subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, por su parte, señaló que el concepto de pesca ilegal no está definido en el marco regulatorio, por lo que no existen sanciones para los que más se benefician de ella. “Hoy tenemos un sistema que sanciona fuertemente al que pesca, al que extrae, y no tenemos sanciones para aquellos que hacen el negocio”, advirtió el subsecretario, agregando que “el sistema sancionatorio chileno  tiene escasas sanciones para los distribuidores, que es donde se mueve la mayor cantidad de recursos del sector pesquero”.
Actualmente, existe un proyecto de ley que define el delito de pesca ilegal y contempla sanciones efectivas para toda la cadena, lo que permitiría la intervención de las fiscalías y policías. Sernapesca asumiría la tarea de fiscalización y al respecto, su Director Nacional, José Miguel Burgos, afirmó que el plan “es una estrategia de análisis de riesgo por pesquería, se establecen las estrategias de fiscalización, es decir, los puntos donde creemos que va a ser más efectiva nuestra fiscalización”. 
Cuando se pesca de manera ilegal, se alteran las distintas poblaciones de peces, se eliminan depredadores naturales y se genera una serie de dificultades en los ecosistemas marinos. Por ello, su combate es crucial para la recuperación de especies sobreexplotadas o colapsadas en Chile, como la merluza común, la anchoveta, el jurel y la sardina.

Cristián Arroyo | Jefe de Prensa - Oceana

Av. Suecia 0155, Of. 1001, Providencia, Santiago. 
E carroyo@oceana.org | W chile.oceana.org - Facebook.com/OceanaenChile
Imagen: ‪Marítimo Portuario‬