jueves, 27 de octubre de 2016

Cientos de leopardos de las nieves son asesinados para el tráfico de pieles o por simple represalia


Un nuevo informe de TRAFFIC, una organización no gubernamental que monitorea la vida salvaje, estima que hay alrededor de 4.000 leopardos de las nieves en estado salvaje y que entre 221 y 450 son asesinados cada año (cuatro a la semana).

El leopardo de las nieves (o irbis) normalmente está en los terrenos rocosos y las altas mesetas de los Himalayas. Este es uno de los animales más hermosos y elusivos del mundo, pero lamentablemente también es uno de los que están en mayor peligro.

El informe ha sido publicado en miras de una reunión de las Naciones Unidas sobre los leopardos de las nieves, para tratar el hecho de que su número sigue declinando dramáticamente, a pesar de que hay una prohibición de matarlos en las 12 naciones asiáticas en que vive la especie.
Los leopardos de las nieves están incluidos en la Lista Roja de la UICN, desde hace 13 años.
TRAFFIC también admite que el número de muertes podría ser mucho mayor y que es difícil monitorear las dimensiones de la caza furtiva en las regiones remotas donde habita este felino.
Sólo un poco menos de la mitad de los leopardos de las nieves mueren por la caza furtiva para obtener pieles y partes del cuerpo (como huesos y garras), que se usan en objetos de lujo y medicinas tradicionales asiáticas. Pero lo más impresionante es que la mayoría son asesinados como una forma de represalia de los agricultores locales, que se desquitan por los ataques a sus provisiones. La otra causa más frecuente son las trampas que pone la gente para otros animales y que finalmente terminan afectando a los leopardos. También los animales de los cuales eéste se alimenta, como el ibex, están decreciendo en población, debido al aumento de las tierras cultivadas.
El informe también revela que al menos la mitad de las muertes por represalia, terminan en el comercio ilegal de pieles y partes; lo que no es tan raro, considerando que un cadáver de este felino puede dar hasta 10 mil dólares en el mercado negro.
“Ahora debemos expandir los esfuerzos para monitorear la actividad en Internet y las redes sociales, porque es probable que los traficantes de leopardos de las nieves estén negociando en línea para evadir las acciones de la ley”, señala Kristin Nowell, principal autora del informe.
Fuente, IFLS
------------
El dramático presente del guepardo asiático: quedan 40 ejemplares y sólo existe en Irán


Para sensibilizar a la población, el guepardo asiático es la imagen de las camisetas del equipo de fútbol nacional de Irán y la aerolínea iraní Meraj tiene un dibujo de un guepardo en el fuselaje.

Hace dos décadas que Irán celebra cada año el Día del Guepardo. Autoridades políticas acompañadas de biólogos y conservacionistas visitan cada 6 de diciembre el Parque Pardisan de Teherán, donde viven en cautividad dos ejemplares, macho y hembra, del guepardo asiático, una subespecie del animal más rápido de la Tierra en alarmante peligro de extinción.
Hace años, el guepardo asiático vivía en varios países del continente, desde Arabia Saudí hasta la India, pero en la actualidad sólo quedan en el mundo unos 40 ejemplares y todos ellos viven en sólo siete provincias de Irán. En una entrevista con un diario español, el científico y jefe de la ONG Sociedad Iraní del Guepardo (ICS), Morteza Eslami, explicó que desde 2001 se han llevado a cabo muchas acciones para proteger esta especie, pero su población no para de disminuir.
En el Parque Pardisan  es el único lugar en todo el país donde viven dos ejemplares de este animal en cautividad. La reproducción del guepardo asiático en cautividad es muy difícil. La tasa de éxito es menor del 30%. Además, métodos como la inseminación artificial resultan menos efectivos en los guepardos que en otros felinos.  Para sensibilizar a la población, el guepardo asiático es la imagen de las camisetas del equipo de fútbol nacional de Irán y la aerolínea iraní Meraj tiene un dibujo de un  guepardo en el fuselaje. Todos los esfuerzos están demorando la caída del felino, pero el riesgo de extinguirse del todo en unos años es alto.
La construcción de minas y carreteras está destruyendo progresivamente su hábitat natural. Muchos de ellos también mueren atropellados o en manos de cazadores furtivos. "Hemos descubierto que los guepardos están migrando de una reserva a otra, lo que por una parte es positivo porque se relacionan entre ellos genéticamente, pero por otra hace que sea más difícil su conservación porque durante las migraciones pasan por carreteras y caminos que ponen en peligro su vida".
Aunque es imposible cifrar con exactitud la población del guepardo asiático, el científico asegura que no llega al medio centenar, de los cuales sólo dos son hembras, lo que hace muy complicado el apareamiento y reproducción. Desafortunadamente, los guepardos hembras han desaparecido por completo en algunas reservas. Es una situación crítica.

Imagen: ‪el observatodo‬