sábado, 17 de octubre de 2015

Chile, cronología de la desertificación del centro norte del país: El proyecto hidroeléctrico Alto Maipo


A pesar de los esfuerzos que han realizado diversas organizaciones ciudadanas por detener el proyecto, AES Gener junto Antofagasta Minerals -brazo minero del grupo Luksic- mantienen en pie Alto Maipo, hidroeléctrica que podría estar operativa para 2017.
Las obras de construcción del proyecto Alto Maipo, que involucran una inversión de 1.600 millones de dólares, están en marcha desde 2009 y la hidroeléctrica comenzaría a operar en 2017. A pesar de la aprobación del proyecto durante el primer gobierno de la presidenta Bachelet, varias organizaciones ciudadanas rechazan la construcción dela central argumentando que acabará de desertificar la zona centro norte del país y desbaratará la cuenca hidrográfica que abastece a la Región Metropolitana.
El proyecto Alto Maipo comprende la construcción de dos centrales de pasada en el sector alto del Río Maipo, en la comuna San José de Maipo, lugar declaradozona de interés turístico y reserva natural de biodiversidad, el 2001 y 2006 respectivamente.
La propiedad del proyecto es compartida desde 2013 entre la empresa eléctrica AES Gener, con el 60% de las acciones y Antofagasta Minerals del grupo Luksic, con un 40%. Esta última adquisición, se hizo posteriormente a que los Luksic, a través delBanco de Chile, adquirieran el 49% de las acciones de Aguas Andinas, cuando el gobierno del presidente Sebastián Piñera privatizó la empresa sanitaria en diciembre de 2010. Antes de la adquisición de Aguas Andinas por parte del grupo Luksic, la empresa era una de las principales opositoras al proyecto hidroeléctrico, postura que cambió tras la llegada al nuevo directorio de Rodrigo Marubens.
Alto Maipo es sin dudas el mayor proyecto de su tipo aprobado en los últimos 10 años y que a su término, pretende entubar los tres principales afluentes del río Maipo:Yeso, Volcán y Colorado. Según las organizaciones opositoras a la central, aún no se ha discutido el impacto que podría tener sobre el ritmo de derretimiento de glaciares que se ubican en la zona.
“Debido al efecto de extracción de agua en la cabecera de la cuenca sumado al sistema de drenaje que significan los 70 kilómetros de túneles que presenta el proyecto, se estima la desertificación a corto plazo de 100 mil hectáreas de la cuenca. Por si fuera poco, dejaría 100 kilómetros de los ríos afectados con un caudal que no permitiría suplir las demandas ambientales, sociales y económicas del valle“, argumentan la Agrupación ciudadana en defensa de los ríos del Cajón del Maipo.
Fuente: El Desconcierto.