miércoles, 21 de octubre de 2015

Colapso imparable de la Antártida



Con esta conclusión, una nueva investigación publicada en la revista Nature, pone de relieve el significado moral de las decisiones que se tomen ahora sobre la mitigación del cambio climático.

Un salto en la temperatura media global de 1,5 a 2 grados Celsius colapsará el casquete polar de la Antártida y dará lugar a cientos e incluso miles de años de aumento del nivel del mar. Con esta conclusión, una nueva investigación publicada en la revista Nature, pone de relieve el significado moral de las decisiones que se tomen ahora sobre la mitigación del cambio climático. Un equipo internacional dirigido por el Dr. Nicolás Golledge, del Centro de Investigación Antártica de la Universidad de Victoria de Nueva Zelanda, publicó el estudio "El compromiso de la Antártida multi-milenaria para el futuro aumento del nivel del mar", que predice cómo la capa de hielo antártica responderá al futuro calentamiento atmosférico. Usando modelos informáticos de última generación, Golledge y sus colegas simularon la respuesta del manto de hielo a un calentamiento del clima bajo una serie de escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero. Encontraron en todos menos en uno de los escenarios (el de la reducción de emisiones de manera significativa más allá de 2020) gran parte de la capa de hielo de la Antártida se pierde, lo que resulta en un aumento sustancial en el nivel del mar global. "El largo tiempo de reacción de la capa de hielo de la Antártida --que puede tardar miles de años en manifestar plenamente su respuesta a los cambios en las condiciones ambientales-- junto con el hecho de que el CO2 persiste en la atmósfera durante un tiempo muy largo, significa que el calentamiento que generamos ahora afectará a la capa de hielo de manera que será muy difícil de evitar", dijo Golledge. 
El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático 2013 (IPCC) predijo que la capa de hielo antártica contribuiría sólo cinco centímetros al aumento global del nivel del mar a finales de este siglo, incluso por su escenario de emisiones más cálido. Pero el profesor Tim Naish, que trabajó con Golledge en el estudio y fue también un autor del informe IPCC, dijo que cuando el informe fue escrito no había conocimientos científicos suficientes acerca de cómo la capa de hielo de la Antártida podría responder al calentamiento futuro. Esas proyecciones del nivel del mar podrían haber sido demasiado modestas. 
40 CENTÍMETROS PARA 2100 
"Nuestros nuevos modelos incluyen los procesos que tienen lugar cuando las capas de hielo se ponen en contacto con el océano", dijo. "Alrededor de 93% del calor del calentamiento global antropogénico ha entrado en el océano, y estas aguas oceánicas están ahora entrando en contacto con los márgenes flotantes de la capa de hielo de la Antártida, conocidas como plataformas de hielo. Si perdemos estas plataformas de hielo, la contribución de la Antártida al aumento del nivel del mar para 2100 estará más cerca de 40 centímetros ". Para evitar la pérdida de las plataformas de hielo de la Antártida, y un compromiso a largo plazo con muchos metros de elevación del nivel del mar, el calentamiento atmosférico debe mantenerse por debajo de 2 grados Celsius por encima de los niveles actuales. "Faltar al objetivo de 2 grados dará lugar a una contribución de la Antártida al aumento del nivel del mar que podría ser de hasta 10 metros más alto que el de hoy", dijo el Dr. Golledge. "Las consecuencias son obviamente muy grandes: el 10 por ciento de la población mundial vive a menos de 10 metros del actual nivel del mar." "Lo sorprendente de estos resultados es que hemos tomado las estimaciones más conservadoras posible", dijo el co-autor del estudio Chris Fogwill, del Centro de Investigación de Cambio Climático de la UNSW Australia. "En todos los escenarios de calentamiento global del IPCC, sólo uno (RCP2.6) concluyó que las plataformas de hielo antárticas evitarían el colapso en curso. En todos los demás casos vimos niveles de colapso y el aumento de mar continuaría durante cientos de miles de años". "Los resultados sugieren que la estabilidad de almacenamiento de hielo en la Antártida depende de un umbral de temperatura crítica que puede conducir al aumento del nivel del mar sustancial incluso si reducimos las emisiones después de alcanzar ese umbral de inflexión." Los resultados plantean una decisión ética para todos nosotros, de acuerdo con Golledge. "Sin reducción significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero durante el próximo par de décadas, vamos a provocar en la la capa de hielo de la Antártida una fusión generalizada para los próximos mil años. "Se convierte en una cuestión de si elegimos para mitigar ahora para beneficio de las generaciones futuras o nos adaptamos a un mundo en el que las costas queden redibujadas de manera significativa. "Lo más probable es que vamos a tener que hacer las dos cosas, porque ya estamos comprometidos a 25 centímetros para el año 2050, y al menos 50 centímetros de aumento del nivel del mar para el año 2100". Según Golledge, la última vez que las concentraciones de CO2 en la atmósfera eran similares a los niveles actuales fue hace unos tres millones de años. "En ese momento, la temperatura global promedio fue dos o tres grados más caliente, gran parte de la capa de hielo de la Antártida se había fundido, y los niveles del mar eran nada menos que 20 metros más altos de lo que son ahora". ep