jueves, 15 de octubre de 2015

Informe: Las peores represas, mineras y petroleras financiadas por el Banco Mundial


Compartimos una separata producida por Servindi para el Evento Alternativo a las Reuniones Anuales del Banco Mundial-FMI, desarrollado en Lima del 7 al 9 de octubre de 2015.

El texto repasa algunos de los peores proyectos extractivos y energéticos financiados por estas instituciones. Estas iniciativas de alto riesgo social y ambiental jamás se hubieran materializado sin su apoyo, porque no hubieran conseguido el financiamiento necesario.
Entre 1993 y 2001 la IFC otorgó financiamiento a 33 proyectos mineros por un total de US$681 millones.
Algunos de los más cuestionados fueron Omai en Guyana, Yanacocha y Antamina en Perú, Bajo La Alumbrera en Argentina, Marlín en Guatemala y Loma de Níquel en Venezuela.
En las últimas décadas el Banco Mundial ha sido uno de los principales financiadores de grandes represas. Si bien proveen energía barata y agua potable, también dejan un vasto legado de devastación ambiental.
Entre las peores represas financiadas por el Banco Mundial encontramos a Yacyretá en la frontera entre Paraguay y Argentina, Agua Zarca en Honduras, Sardar Sarovar en la India y Chixoy en Guatemala.
Según la organización Convoca.pe, en los últimos 21 años el Banco Mundial-FMI financió proyectos por US$2217 millones en el Perú y los principales sectores beneficiados con préstamos fueron el financiero (38%) e hidrocarburos y minería (29%).
En el sector hidrocarburos, la IFC financia al menos dos empresas que violan los derechos de los pueblos indígenas de la Amazonia peruana: Hunt Oil y Maple Energy.

La separata puede descargarse en formato PDF (1 MB, 6 páginas) en el siguiente enlace