jueves, 22 de octubre de 2015

Patagonia Chilena-Central Neltume, Región de Los Ríos


Familias mapuche exigen que ENDESA “no toque” lago sagrado… y, si la firma insiste en violar el espacio simbólico no habrá más diálogo.
Por M.S. 

“Nosotros ya le pusimos una condición a la empresa. Dijimos como comunidad que no queríamos por nada que nos toquen el lago Neltume. Si ellos vienen con una alternativa el día de la reunión, seguimos con el diálogo”, manifestó tajante el werkén Armando Marcial.

ENDESA ha construido 4 centrales hidroeléctricas, entre 1948 y 2004, en territorio mapuche: Ralco, Abanico, Antuco, El Toro y todavía no aprende que para el pueblo indígena los ríos, lagos, montañas, entre otros símbolos naturales, tienen un significado sagrado. Es por ello que las familias que integran las comunidades Valeriano Cayicul y Juan Quintumán no aceptarán bajo ninguna circunstancia que la generadora de capitales italianos ponga un dedo al lago Neltume con su proyecto homónimo al nombre del cuerpo de agua que está situado en la comuna de Panguipulli, Región de Los Ríos.
En este sentido el werkén de la comunidad mapuche Valeriano Cayicul, Armando Marcial, aseveró que si ENDESA presenta la misma idea, la de intervenir el lago de alguna forma en la cita de este 17 de octubre, no habrá más diálogo con la empresa eléctrica respecto del proyecto Central Neltume ni tampoco participación en la Consulta Indígena asociada a la hidroeléctrica.
“Nosotros ya le pusimos una condición a la empresa. Dijimos como comunidad que no queríamos por nada que nos toquen el lago Neltume. Si ellos vienen con una alternativa el día de la reunión, seguimos con el diálogo”, manifestó tajante el werkén Armando Marcial.
El problema de la afectación del lago para los originarios también pasa porque la central tiene proyectado intervenir los cauces que desembocan en el Neltume, cuya acción implica un aumento de los caudales y por lo mismo la inundación de tierras. El dirigente explica: “El problema grave en el proyecto que propone la empresa es que aumente el caudal de los ríos al depositar el agua del túnel en el lago Neltume y esto perjudicaría a las comunidades que están en el lugar”.
Otro aspecto que inquieta a las familias mapuche es que el proyecto contempla la construcción de una galería de prospección de 900 metros que atraviesa una montaña y que cobijaría la caverna de máquinas, cuya obra representa un serio peligro para las comunidades si es que ocurre un fenómeno telúrico o volcánico. Armando Marcial declara: “El gobierno ya conoce los riesgos de este proyecto, y si este se instala, las pérdidas humanas serían mayores ante un eventual terremoto (…) el gobierno se ha acercado muy poco a nosotros para preguntarnos acerca de este proyecto. Queremos que se busque una alternativa por otro lado”.
EL RESISTIDO PROYECTO
El proyecto se localizaría en la zona comprendida entre los lagos Pirihueico y Neltume, y estará cercano a las localidades de Neltume y Puerto Fuy. La iniciativa implica una inversión de $ 375.302.000.000 (trescientos setenta y cinco mil trescientos dos millones de pesos) para generar 490 MW por mes una vez que esté operando.
En concreto lo que pretende Endesa es trasvasijar el lago Pirihueico en el lago Neltume, mediante una bocatoma para captar las aguas del río Fuy, las que luego serán conducidas hasta la caverna de máquinas mediante una obra de aducción subterránea de unos 10 kilómetros de longitud. La caverna de máquinas será subterránea, como ya mencionamos, y se ubicará aproximadamente a 850 m del borde oriental del lago Neltume, a donde serán descargadas las aguas luego de ser turbinadas, según consta en el proyecto.
Otra comunidad que integra la zona de influencia del proyecto, la Comunidad Inalafquén, mantiene el ejercicio de aspectos fundamentales de la cultura del pueblo mapuche; como el uso del mapudungun, la vigencia de sus autoridades espirituales como el Ñempin o el Pillantufe. De esta forma sostienen su espiritualidad que es expresada por medio de ceremonias como el nguillatun que realizan periódicamente en la Pampa Sagrada en la ribera sur del lago Neltume (foto arriba) y donde participan distintas comunidades de la zona. ENDESA, en su momento tuvo una insólita idea porque el terreno sagrado iba a ser inundado: propuso trasladar el espacio ceremonial. “Nosotros no podemos sacar ese sitio de ese lugar, porque lo dejaron nuestros antepasados. Es como si quisieran sacar una catedral del Vaticano y dejarla en otro lugar. Es un sitio espiritual y si se saca del lugar perdería su equilibrio”, indica una fuente de la comunidad.
Finalmente, hay que expresar que este proyecto, que aún está en calificación ambiental, fue presentado a evaluación en 2010 aunque su gestación viene de 2007, año que también comenzó la férrea oposición de los mapuche ya que además la resistida iniciativa energética ha querido instalarse en su territorio sin un proceso de consulta previa, libre e informada, de acuerdo a los lineamientos del Convenio 169 de la OIT.

Fuente: El Ciudadano