viernes, 30 de octubre de 2015

¿Quién contrasta las noticias ambientales?




En los últimos meses resulta sorprendente encontrar noticias sobre el medio ambiente que no han sido suficientemente contrastadas, porque en la mayoría de las ocasiones no se ha consultado a un experto en la materia para conocer su opinión al respecto. Este hecho da lugar a que una gran parte de la población crea firmemente en el texto, sin plantearse que puedan existir datos objetivos que ponen en duda muchas de las afirmaciones que se vierten en estos artículos.

Aprovecharemos dos noticias recientes, la primera de ellas no está directamente relacionada con el medio marino; se trata de las "shade balls" o bolas de sombra. Son las pelotas negras que en Los Ángeles fueron depositadas en una de las reservas hídricas de esta ciudad, para evitar la evaporación del agua almacenada.
Para la portada ha quedado muy bien la fotografía con los camiones llenos de bolas negras que caían por la pendiente hasta llegar al agua y en la práctica totalidad de los artículos periodísticos se hablan de las ventajas de estas bolas para frenar la evaporación del agua y así evitar la pérdida de este líquido durante la sequía que está asolando el estado de California. En cambio, resulta sorprendente que la gran mayoría de estos textos obvian los costes ecológicos de estas bolas de sombra sobre las reservas de agua, y son más de los que nos imaginamos. Por citar solo los más importantes, liberan sustancias químicas al agua y se generan microplásticos al medio debido a la erosión y fricción de las bolas.
Otra noticia publicada hace tiempo en los medios fue la creación de "un gran embudo" para poder limpiar los oceános de plástico. ¿Se acuerdan de esta noticia? En la mayoría de los casos se resaltaba la edad del inventor y se hablaba de las bondades de esta idea para poder terminar con todos los plásticos flotantes del planeta. Pero eliminar el plástico del océano es más complicado de lo que se imaginan y la idea tiene una serie de limitaciones, por ejemplo, solo colecta los plásticos de la superficie del océano cuando hay estudios que demuestran que existen a más profundidad, o que la masa de plásticos se mueve por las corrientes y es colonizada por seres vivos llegando a crear una comunidad de animales asociados a ellos.
Además si en estas noticias se hace un análisis incompleto y con altas dosis de parcialidad sobre los avances científicos previos en esa temática, se predispone a una parte de la sociedad a defender las ideas que promulgan estos artículos con pocos argumentos sólidos y con una ceguera evidente sobre sus inconvenientes. Pero un hecho común en muchos de estos artículos que anuncian a bombo y platillo un descubrimiento sobre una temática ambiental es que no han sido consultados por personal científico con conocimiento amplio y contrastado sobre ese campo. Les recomiendo leer textos donde se exponen ideas y argumentos de científicos sobre noticias actuales para poder obtener información que permita hacer un juicio crítico sobre el tema en cuestión. ¡Y más de uno se llevará alguna sorpresa!