sábado, 17 de octubre de 2015

Manifiesto de la transición hacia el decrecimiento feliz


Julio García Camarero

Ante el inminente colapso político-económico, (con claras manifestaciones como lo son los casos de Grecia, Siria, Ucrania, Yemen, Livia, Palestina,…; las políticas de austeridad del FMI y el neoliberalismo global). Colapso que se encuentra directamente relacionado con el colapso ecológico y social (agotamiento de los últimos recursos planetarios, cambio climático, desertificación, inmigraciones masivas de seres humanos debidas a adversidades medio-ambientales, refugiados que huyen de lo que se puede empezar a llamar la tercera guerra mundial, etc.), el poder global, representado principalmente por el neoliberalismo y el Imperio USA, sigue manteniéndose en su quimera de una postura crecentista-productivista-consumista(muchas veces confundidas con un “progreso” que es falso y quimérico).

El ya desgastado Imperio USA (con el apoyo de los países de la OTAN) trata de superar su decadencia a partir de potenciar su manía de la hegemonía de forma violenta y militar (como le sucedió en su día al Conde Duque de Olivares) aumentando cada vez más sus desorbitado gasto y acciones militares.
Estos actores son incapaces de salir del dogma del crecimiento y del desarrollo neoliberal basado en el constante aumento del consumismo-productivismo para superar el austericidio, “dicen”. 
Y todo ello, sin pararse a pensar que no se puede crecer de forma constante e ilimitada a partir de unos recursos planetarios completamente limitados y con el agravante de este boom demográfico humano. Además se preocupan más por los recursos energéticos que por los recursos materiales cuando los primeros son ilimitados y los segundos no.
Y sucede que las fuerzas económicas y políticas se mantienen rabiosamente irresponsables y defienden el negacionismo de las dimensiones ecológicas y alertas aportadas por los mejores datos científicos. Véase, por ejemplo, el Quinto Informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climatico(que se presentará a primeros de diciembre 2015 en la cumbre de Paris) elaborado por 3.000 científicos de 120 países y una serie de organismos de primer orden como por ejemplo la NASA.
En lo que respecta a los gobiernos centrales y locales, los principales actores son incapaces de salir del dogma del crecimiento y del desarrollo neoliberal y las propuestas políticas de los principales partidos se mantienen en el consenso productivista.

A todo este caos, basado en el crecimiento de una oligarquía cada vez mas reducida gracias al aumento de la austeridad de la inmensa mayoría, se le puede llamar decrecimiento infeliz. Y resulta que ante esta posición de ceguera generalizada existe la evidencia de que, queramos o no queramos, el 99% vamos decrecer (o ya estamos decreciendo) dado el avanzado estado de esquilmación de recursos y de boom demográfico humano.

Ante esta tesitura y posición de ceguera del sistema

MANIFIESTO:

Que es URGENTE iniciar un movimiento de transición desde el decrecimiento infeliz a un decrecimiento feliz que se obtenga a partir de las siguientes 20 acciones de transición, descritos en este DOBLE-DECÁLOGO transicionero, hacia el decrecimiento feliz:
  1. La primera transición será: desde lo material a lo humano. 
  2. Desde el consumismo al consumo responsable.
  3. Desde la innovación para fines cortoplacistas como la obsolescencia programada a las cuatro erres (reducir, reutilizar, reciclar, y restaurar ecosistemas en degradación).
  4. Desde el productivismo global a la producción local.
  5. Desde el antropocentrismo exclusivo al ecocentrismo en el que se incluya lo humano como parte de la biosfera.
  6. Desde la competitividad a la cooperación. 
  7. Desde el individualismo autista al apoyo mutuo.
  8. Desde el egoísmo monetarista a los bienes relacionales.
  9. Desde el estado de bien estar al bien vivir.
  10. Desde la mega-ciudad parasita a la agroecología
  11. Desde el monopolio al polipolio
  12. Desde el monocultivo al policultivo.
  13. Desde el pensamiento único a la diversidad cultural, lingüística y la biodiversidad.
  14. Desde la nefasta revolución verde, la biopiratería y el damping a la soberanía alimentaria.
  15. Desde el extractivismo, rapaz, usurpador y cleptómano; al cuidado y respeto de la Pacha mama. 
  16. Desde el despilfarro esquilmador a la sencillez voluntaria.
  17. Desde la manía de la hegemonía a la convivencia biosferica
  18. Desde el machismo patriarcal a una sociedad donde la relación hombre mujer sea totalmente horizontal.
  19. Desde la meditación divina, a la reflexión humana y naturista.
  20. Desde las guerras militares y económicas a la paz entre todas las personas y animales.
En una palabra es necesaria y urgente una transición desde el decrecimiento infeliz al decrecimiento feliz.