sábado, 24 de octubre de 2015

¡Lamentable!, ya hay residuos plásticos en las aguas del Ártico


Aunque no está claro cómo han llegado tan al norte, es probable que planteen nuevos problemas para la vida marina local, informan en la web de la revista científica Polar Biology. Restos de plástico ya han aparecido en los estómagos de aves marinas y tiburones de Groenlandia.

Investigadores del Instituto Alfred Wegener han comprobado por primera vez que los desechos plásticos marinos, incluso se pueden encontrar en la superficie del mar de las aguas del Ártico. Aunque no está claro cómo han llegado tan al norte, es probable que planteen nuevos problemas para la vida marina local, informan en la web de la revista científica Polar Biology. Restos de plástico ya han aparecido en los estómagos de aves marinas y tiburones de Groenlandia. Con el fin de medir el nivel de contaminación, los investigadores --adscritos al Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI)-- aprovecharon una expedición científica que llevó el rompehielos Polarstern hasta el estrecho de Fram, el área entre el este de Groenlandia y Svalbard. En julio de 2012, la bióloga Melanie Bergmann y su equipo buscaron la basura flotante en la superficie del mar desde el puente del barco y en helicóptero, con una distancia combinada de 5.600 kilómetros. "Encontramos un total de 31 piezas de basura", informa Bergmann. Aunque esta cifra puede parecer baja, confirma que efectivamente existe basura flotante en el Océano Ártico remoto. "Como llevamos a cabo nuestras observaciones desde el puente, a 18 metros sobre el nivel del mar, y desde un helicóptero, sólo pudimos detectar las piezas más grandes de basura. Por lo tanto, nuestros números son probablemente una subestimación", explica. Es bien sabido que, con el tiempo, el plástico se rompe en pequeños fragmentos en el mar, que sólo pueden ser detectados correctamente mediante el análisis de redes de arrastre. 
UN SEXTO PARCHE DE BASURA EN EL MAR DE BARENTS 
La basura plástica detectada desde el estrecho de Fram podría proceder de la fuga de un parche de basura mayor que puede estar formándose en el mar de Barents, de acuerdo con modelos informáticos. Tales zonas de acumulación se crean cuando grandes cantidades de desechos plásticos flotantes son atrapados por las corrientes oceánicas y son concentradas en el centro de sistemas de giros. Actualmente sabemos de cinco parches de basura en todo el mundo; y es probable que se esté formando el sexto parche en el Mar de Barents. Bergmann cree que puede ser alimentado por las regiones costeras densamente pobladas del norte de Europa. "Es concebible que parte de esa basura luego se desplace aún más lejos al norte y al noroeste, y llegue hasta el estrecho de Fram", afirma la bióloga de AWI, y agregó: "Otro motivo de que haya basura en el Ártico podría ser la retirada del hielo marino del Ártico. Como resultado, más cruceros y barcos de pesca están operando más al norte, siguiendo el bacalao. Lo más probable es que la basura de los barcos intencional o accidentalmente termina en las aguas del Ártico. Esperamos que esta tendencia continúe. " ep