sábado, 31 de octubre de 2015

Comentario de Juan Pablo Orrego del libro: Canto de Sirenas de Carl J. Bauer



Conocí a Carl a comienzos de los ’90 cuando vino a entrevistarme a las oficinas del Grupo de Acción por el BíoBío sobre el conflicto en el Alto Biobío y su contexto… Tuve el privilegio de traducir “Contra la Corriente” para su edición en español con LOM y fue el primer análisis que leí sobre el Código de Aguas de 1981 y su historia al interior de la dictadura, así como de la historia de la legislación hídrica en Chile.
Para muchos de nosotros las investigaciones de Carl han sido “abridoras de ojos”.Veo a Carl como un pionero respecto a varios temas en torno a la administración de los recursos hídricos en Chile… un poco paradójico porque no es chileno, pero esto a veces puede ayudar a tener una mirada más fresca, más desapegada, menos ideologizada. Y justamente, algo que Carl comenta es cuán ideologizado y polarizado ha sido el debate sobre el tema en Chile durante las últimas décadas, lo que no nos ha permitido actuar con sabiduría, y cómo el modelo chileno ha sido ensalzado y promovido por instituciones financieras como el BM sobre todo por entregar extraordinaria certeza jurídica a los propietarios de derechos de agua. El modelo también ha sido denostado y enseñado como anti-modelo en universidades europeas. La verdad es que  claramente no ha servido para distribuir con equidad las aguas, ni para impedir y dirimir conflictos, así como para impedir el sobre-otorgamiento y el acaparamiento de los derechos. Al contrario. Y en los hechos, cada día hay más conflictos sobre el acceso y el uso de las aguas en nuestro país por lo intrincado del nexo agua/energía/minería/agroindustria. La legislación del ‘81 tampoco ha servido para paliar la sequía que está asolando la región de Coquimbo y que se cierne ominosa sobre la R.M. de Santiago. 
En Canto de Sirenas el tema central es justamente la Gobernanza del Agua o de las Aguas. Carl cree en una DGA significativamente más poderosa, o sea, en el fondo, en un mayor protagonismo del Estado. “El resultado de décadas de legislación y economía neoliberal es una debilidad estructural en la capacidad para la gobernanza del agua. La autoridad regulatoria y la discrecionalidad estatal han sido debilitadas, el sistema judicial ha sido fortalecido en forma dispareja para compensar, y el Congreso es débil en relación al ejecutivo.”
Creo que es fundamental agregar la participación ciudadana, de las comunidades a esta ecuación, y para qué decir el medio ambiente, los ecosistemas, las cuencas hidrográficas… también necesitan agua para poder devolvernos el agua a nosotros… Y para que esta participación sea significativa y positivase necesita de mucha democracia y de mucha educación cívica. Para todo esto es necesario despejar la inercia estructural. No podemos ser ingenuos: las cosas no van a mejorar significativamente sin cambios estructurales radicales: de la Constitución, del Código de Aguas, de la Ley Eléctrica, de los CEDCs… Canto de Sirenas ayuda  a entender dónde estamos y esto es fundamental para el cambio.
Fuente: ecosistemas.cl - Imagen: www.veoverde.com