sábado, 31 de octubre de 2015

Primeros empresarios condenados en España por emisiones ilegales con efecto invernadero


Trituraron de forma ilegal más de 2.200 frigoríficos recogidos de puntos limpios. Los dos empresarios son condenados por delito contra el medio ambiente a dos años y medio de cárcel, pero el Supremo anula el agravante de industria clandestina y la indemnización de 60.000 euros fijados por la Audiencia de Madrid
Julia Pérez
"¿Y?" el Supremo responde  sólo con este monosílabo al argumento de que son los primeros condenados por  dañar la capa de ozono
MADRID.- En todo delito hay siempre una primera vez. El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que condena -por primera vez en España- a dos empresarios por emisiones ilegales con efecto invernadero a dos años y medio de cárcel por delito contra el medio ambiente.

La Sala de lo Penal del alto tribunal resuelve que los empresarios trituraron de forma ilegal y sin autorización administrativa 2.236 frigoríficos, con lo que liberaron a la atmósfera 3.378 toneladas de CO2 y generaron un gran riesgo para el medio ambiente y las personas.
Ambos empresarios incumplieron la normativa sobre los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, ya que carecían de autorización para el tratamiento de residuos peligrosos.
El Supremo condena también a 1 año y 2 meses de prisión al encargado de la empresa y a dos responsables de empresas que abastecían de frigoríficos. Una de las empresas proveedoras de frigoríficos actuaba en la planta de Valdemingómez como concesionaria del Ayuntamiento de Madrid, con el objeto de hacerse cargo, entre otros residuos, de la totalidad de los frigoríficos que procedían de los puntos limpios de la ciudad.Sin embargo, el Supremo anula el agravante de industria clandestina y la indemnización de 60.000 euros que había fijado la Audiencia Provincial de Madrid contra los empresarios. La razón: tenían autorización administrativa -aunque se habían desviado de sus fines- y la ley no contempla que la responsabilidad civil sea fijada de forma simbólica sin identificar los daños concretos causados a una persona, ya sea física o jurídica.
Los empresarios alegaron ante el Supremo que la resolución de la Audiencia de Madrid era la primera sentencia condenatoria por emisiones con efecto invernadero, y consideraban que no estaba suficientemente motivada.
"¿Y? Este monosilábico interrogante desmonta el argumento. En toda modalidad delictiva habrá siempre una primera vez. Si no, sería imposible que hubiese segundas o terceras, o sucesivas condenas", responde el alto tribunal en una sentencia que ha tenido como ponente al magistrado Antonio del Moral.
El magistrado agrega que los empresarios parecen preguntar por qué se les condena a ellos cuando se supone que hay otros muchos que actúan de forma similar a la suya. "El argumento es un sofisma: fuera de la legalidad no cabe invocar un derecho a la igualdad", responde el Supremo.
El alto tribunal aprecia que existió un delito contra el medio ambiente y los recursos naturales por emisiones atmosféricas que dañan la capa de ozono, con grave riesgo para el ecosistema derivada de la persistencia en el tiempo de las emisiones -desde el año 2007 a 2010- y su volumen global.
Sin embargo, Supremo rebaja la condena total de los implicados al estimar parcialmente el recurso de los condenados contra la sentencia de primera instancia dictada por la Audiencia de Madrid.
La Audiencia de Madrid los había condenado a 4 años de cárcel para los dos máximos responsables y de 2 años para los otros tres, pero el Supremo anula las condenas por el delito de clandestinidad de la industria. El alto tribunal no aprecia este delito especial en una actividad empresarial que cuenta con autorizaciones administrativas, aunque se haya desviado de sus fines y ámbito.
Asimismo, elimina la indemnización de 60.000 euros que fueron condenados a pagar los acusados, ya la responsabilidad civil derivada de delitos de medio ambiente no puede aplicarse de forma simbólica a la colectividad en general, sino que debe vincularse a daños concretos causados a una persona identificable, física o jurídica.
Imagen: Una de las empresas se encargaba en el vertedero de Valdemingómez de procesar los frigoríficos recogidos en los puntos limpios de Madrid. EFE (Archivo)

Comentario de Juan Pablo Orrego del libro: Canto de Sirenas de Carl J. Bauer



Conocí a Carl a comienzos de los ’90 cuando vino a entrevistarme a las oficinas del Grupo de Acción por el BíoBío sobre el conflicto en el Alto Biobío y su contexto… Tuve el privilegio de traducir “Contra la Corriente” para su edición en español con LOM y fue el primer análisis que leí sobre el Código de Aguas de 1981 y su historia al interior de la dictadura, así como de la historia de la legislación hídrica en Chile.
Para muchos de nosotros las investigaciones de Carl han sido “abridoras de ojos”.Veo a Carl como un pionero respecto a varios temas en torno a la administración de los recursos hídricos en Chile… un poco paradójico porque no es chileno, pero esto a veces puede ayudar a tener una mirada más fresca, más desapegada, menos ideologizada. Y justamente, algo que Carl comenta es cuán ideologizado y polarizado ha sido el debate sobre el tema en Chile durante las últimas décadas, lo que no nos ha permitido actuar con sabiduría, y cómo el modelo chileno ha sido ensalzado y promovido por instituciones financieras como el BM sobre todo por entregar extraordinaria certeza jurídica a los propietarios de derechos de agua. El modelo también ha sido denostado y enseñado como anti-modelo en universidades europeas. La verdad es que  claramente no ha servido para distribuir con equidad las aguas, ni para impedir y dirimir conflictos, así como para impedir el sobre-otorgamiento y el acaparamiento de los derechos. Al contrario. Y en los hechos, cada día hay más conflictos sobre el acceso y el uso de las aguas en nuestro país por lo intrincado del nexo agua/energía/minería/agroindustria. La legislación del ‘81 tampoco ha servido para paliar la sequía que está asolando la región de Coquimbo y que se cierne ominosa sobre la R.M. de Santiago. 
En Canto de Sirenas el tema central es justamente la Gobernanza del Agua o de las Aguas. Carl cree en una DGA significativamente más poderosa, o sea, en el fondo, en un mayor protagonismo del Estado. “El resultado de décadas de legislación y economía neoliberal es una debilidad estructural en la capacidad para la gobernanza del agua. La autoridad regulatoria y la discrecionalidad estatal han sido debilitadas, el sistema judicial ha sido fortalecido en forma dispareja para compensar, y el Congreso es débil en relación al ejecutivo.”
Creo que es fundamental agregar la participación ciudadana, de las comunidades a esta ecuación, y para qué decir el medio ambiente, los ecosistemas, las cuencas hidrográficas… también necesitan agua para poder devolvernos el agua a nosotros… Y para que esta participación sea significativa y positivase necesita de mucha democracia y de mucha educación cívica. Para todo esto es necesario despejar la inercia estructural. No podemos ser ingenuos: las cosas no van a mejorar significativamente sin cambios estructurales radicales: de la Constitución, del Código de Aguas, de la Ley Eléctrica, de los CEDCs… Canto de Sirenas ayuda  a entender dónde estamos y esto es fundamental para el cambio.
Fuente: ecosistemas.cl - Imagen: www.veoverde.com

El agua, la gran marginada en las negociaciones climáticas


La importancia del agua sigue siendo un tema relativamente descuidado en las semanas previas a la conferencia climática de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se celebrará en París en diciembre.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, llamó la atención sobre el “número récord” de fenómenos meteorológicos extremos que experimenta el mundo en la actualidad.
“El cambio climático nos afectará a todos. Sin embargo, impactará con mayor fuerza en aquellos que contribuyeron menos al problema”: Louise Whiting.
Ante la proximidad de la 21 Conferencia de las Partes (COP21) de laConvención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se realizará del 30 de noviembre al 11 de diciembre en la capital francesa, Kerry advirtió que en el sur del Pacífico hay islas enteras amenazadas por el aumento del nivel del mar.
El sudeste de Brasil padece la peor sequía en 80 años. Y California, Estados Unidos, pasa por la peor sequía en un siglo, además de incendios forestales.
En Malawi hay inundaciones récord. Y en el Ártico pueblos enteros están en peligro, dijo Kerry en la Facultad de Estudios Globales e Internacionales de la Universidad de Indiana, el 15 de este mes.
A pesar de la advertencia del funcionario estadounidense, el papel del agua sigue siendo un tema relativamente descuidado en el período previo a la COP21, más concentrado en las emisiones de dióxido de carbono.
Louise Whiting, analista de la organización independiente británica WaterAid, dijo a IPS que la población más pobre del mundo es la más afectada por el cambio climático, que se vive principalmente a través del agua.
Whiting señaló que el problema del agua se expresa cuando sobra – por las inundaciones y el aumento el nivel del mar –, cuando falta – por las sequías -,  o porque aparece cuando no se la espera, como sucede con las lluvias imprevistas debido a la alteración de los patrones climáticos, o porque su calidad no es buena, por ser salada o estar contaminada.
Los más de 650 millones de personas pobres y marginadas que dependen de fuentes de agua inseguras serán cada vez más vulnerables ya que esas fuentes están muy expuestas a las amenazas relacionadas con el clima, aseguró.
La analista recordó que las inundaciones pueden contaminar los pozos entubados, y que las fuentes naturales de agua dulce pueden contaminarse con agua de mar.
En el período previo a la COP21, WaterAid solicita a la comunidad internacional que la seguridad hídrica – que incluye en primer lugar el acceso al agua, el saneamiento y la higiene – sea una prioridad a la hora de ayudar a los países pobres a adaptarse al cambio climático.
La seguridad hídrica mejora la salud, la educación y la estabilidad económica de las personas, y las hace más resistentes al cambio climático, afirmó Whiting.
“También debemos asegurar que el dinero fluya de las personas que causaron el problema a aquellos menos capaces de enfrentarlo”, exhortó.
En 2010, la Asamblea General de la ONU votó una resolución que reconoce al agua y el saneamiento como un derecho humano.
Y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha reiterado que el agua potable y el saneamiento son fundamentales para reducir la pobreza, para el desarrollo sostenible y para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuyo plazo termina en diciembre.
Sin embargo, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptados por jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo el 25 de septiembre, también incluyen al agua y el saneamiento como elementos clave en la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015, de la ONU.
En 2030, el foro mundial espera lograr el acceso universal y equitativo al agua potable, mejorar la calidad del agua mediante la reducción de la contaminación, minimizar la emisión de productos químicos y materiales peligrosos, y aumentar considerablemente la eficiencia del uso del agua en todos los sectores, entre otros objetivos.
WaterAid se concentrará en la mejora en el acceso de las comunidades pobres al agua potable, así como a inodoros dignos, indicó Whiting.
En “nuestro trabajo aumentamos la capacidad de almacenamiento del agua y fortalecemos la supervisión del suministro… para que las sequías puedan detectarse antes. Donde las inundaciones son un problema, por ejemplo, en Bangladesh, reforzamos la infraestructura cuando es necesario, y también ayudamos a las comunidades a unirse y valorar su propia vulnerabilidad para que puedan exigir mejores servicios a sus gobiernos”, explicó.
WaterAid también ayuda a 29 localidades de África occidental a lidiar con la escasez de agua y a mejorar su resistencia ante las amenazas climáticas, en particular ayudando a mejorar la forma en que manejan sus propios recursos hídricos.
En Burkina Faso, donde la estación seca dura hasta ocho meses al año, muchas localidades tienen existencias precarias. El cambio climático no hará sino exacerbar su situación, advirtió.
WaterAid aplica una combinación de pozos adicionales, diques de arena y mejoras a los pozos existentes, además de capacitar a la población local para convertirlos en expertos en el tema del agua.
Estos expertos, dijo Whiting, están revolucionando la capacidad de las comunidades para controlar su propio abastecimiento mediante la medición de los niveles de agua y el monitoreo de las lluvias, con el fin de prever las amenazas y detectar patrones emergentes, para que sepan cuánta agua se puede utilizar y en qué momento del día.
También están aportando esos datos a los sistemas de monitoreo estatales, con el fin de ayudar a construir un panorama nacional más sistematizado de los patrones climáticos en todo el país.
“A la naturaleza no le importa si usted es un pobre agricultor de subsistencia en Burkina Faso o un contador en California”, observó Whiting.
“El cambio climático nos afectará a todos. Sin embargo, impactará con mayor fuerza en aquellos que contribuyeron menos al problema”, precisó.
Los gobernantes que se reunirán en París en diciembre deben comprometerse a proporcionar el apoyo técnico y financiero necesario para ayudar a los países pobres a adaptarse a los cambios que se avecinan, recomendó. 
Según datos de la ONU, unos 2.600 millones de personas obtuvieron acceso a fuentes mejoradas de agua potable desde 1990, pero aún quedan 663 millones que carecen de ese acceso, y al menos 1.800 millones de habitantes recurren a fuentes de agua contaminada con materia fecal.
Entre 1990 y 2015, la proporción de la población mundial que utiliza una fuente mejorada de agua potable subió de 76 a 91 por ciento.
La escasez de agua afecta a más de 40 por ciento de la población mundial, y la ONU prevé que esa proporción aumente.

Este artículo integra un proyecto de medios de IPS América del Norte, Global Cooperation Council y Devnet Tokio. - Traducido por Álvaro Queiruga

Argentina: Junín de los Andes ratifica la ordenanzas que prohíbe la megaminería y el fracking

Masiva presencia de vecinos en la sesióh del concejo deliberante para ratificar la ordenanza vetada por el intendente.

En histórica sesión que se transformó en asamblea popular seguida por una multitud de vecinos, el Concejo Deliberante rechazó este jueves el veto del intendente Juan Linares y ratificó la ordenanza que prohíbe en el ejido municipal de Junín de los Andes la megaminería y la explotación hidrocarburífera por fractura hidráulica.
La participación ciudadana fue tal, que los concejales debieron mudarse de la sala de sesiones al patio de un colegio para albergar a los vecinos. El veto del intendente se basó en una supuesta "sobreabundancia legislativa" entre los mandatos de la Carta Orgánica y la ordenanza en cuestión. Pero los ediles y el público desecharon esos argumentos.
Junín de Los Andes, libre de megaminería y fracking
Germán Zuñiga, abogado representante de la Asamblea Socio Ambiental de Junín de los Andes, habló sobre la ordenanza que finalmente fue ratificada y que prohíbe la megaminería y el fracking en esa localidad neuquina. La norma había sido vetada por el intendente. “Nosotros siempre repetimos, en Esquel y Loncopué se pudo”, sostuvo el abogado.
Fuentes: Río Negro y FM Kalewche
-------------------
Este viernes en Jáchal se hace un Encuentro Nacional de Lucha contra la Contaminación y el Saqueo
La jornada dará inicio con una conferencia de prensa a nivel nacional con la propia asamblea reunida en la Plaza de Jáchal. A partir de allí, los participantes tratarán colectivamente en distintas comisiones algunos ejes de esta problemática común, de forma de lograr un plan de acción unificado, que respete las particularidades de cada territorio, de manera de avanzar en el objetivo de que Barrick Gold se vaya de Argentina y junto a ella, todas estas empresas que disputan nuestros Bienes Comunes, en desmedro de la Nación y su Pueblo.

La Central de Trabajadores Argentina- Autónoma- Conducción Nacional, Seccionales de CTA-Autónoma- San Juan y Mendoza, Asamblea Jáchal No Se Toca y de Mendoza: Asamblea del Pueblo de Alvear, Asamblea por el Agua de San Rafael, Tupungato por Agua Pura, Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Tunuyán, Autoconvocados San Carlos, Miembros de AMPAP,
Convocan:
ENCUENTRO NACIONAL DE LUCHA CONTRA LA CONTAMINACION Y EL SAQUEO.
Nos reunimos en Jáchal, San Juan el próximo 30 de Octubre a las 10 hs. en la Plaza Principal de Jáchal.
Pablo Michelli, Secretario General de la Central en compañía de Nora Morales de Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, como numerosas organizaciones sociales, asambleas, colectivos nos reunimos en esta jornada con el único objetivo de aunar esfuerzos que nos permitan articular caminos de resistencia.
El “accidente” en la Mina Veladero, con más de un millón de litros de solución cianurada desnudo la cara más cruel del modelo extractivista vigente en Argentina, orquestado en las más altas esferas del Poder Global, que hace décadas han decidido convertirnos en Zona de Saqueo que deben ser eliminadas a cualquier costo.
La complicidad de los Gobiernos Nacional y Provincial no hacen más que avalar esta situación. Ninguno salió a dar respuestas al Pueblo Contaminado de Jáchal e Iglesia, muy por el contrario redoblaron la apuesta anunciando nuevos emprendimientos y la continuidad de una política minera que no respeta la Vida, la voluntad de sus Pueblo y mucho menos los derechos de las generaciones futuras.
Ante este panorama no nos queda otra alternativa que ponernos en pie, organizarnos y luchar: SON ELLOS O NOSOTROS!!
La jornada dará inicio con una conferencia de prensa a nivel nacional con la propia asamblea reunida en la Plaza.
A partir de allí nos convocamos en distintas comisiones que nos permitan tratar colectivamente, algunos ejes de esta problemática común, de forma de lograr un plan de acción unificado, que respete las particularidades de cada territorio, de manera de avanzar en el objetivo de que Barrick Gold se vaya de Argentina y junto a ella, todas estas empresas que disputan nuestros Bienes Comunes, en desmedro de la Nación y su Pueblo.
Han confirmado su presencia distintos actores: de Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Córdoba, Buenos Aires, San Juan Capital y Mendoza que creen que la única forma es agruparnos en base a nuestras coincidencias, respetando nuestra diversidad de pensamiento, pero entendiendo la Naturaleza del enemigo a vencer, sabiendo que la única forma es la UNIDAD EN LA ACCION.
Asimismo, en otros lugares de la geografía nacional se realizaran acciones en simultáneo.
ALVEAR ABRAZA A JACHAL!! CORTE INFORMATIVO en simultáneo con MOVILIZACIÓN en JACHAL
Viernes 30 de octubre desde las 11 de la mañana
en RUTA NACIONAL 188 -Entrada a BOWEN-
*En DEFENSA de la CONSTITUCIONALIDAD de la LEY 7722
*En SOLIDARIDAD con el pueblo de JACHAL
Pro-Eco Grupo Ecologista TUCUMAN: VIERNES 30 DE OCTUBRE !!! Adhesión al ENCUENTRO NACIONAL SOBRE LA LUCHA CONTRA LA CONTAMINACION Y EL SAQUEO. (Jáchal - San Juan)
CONVOCAMOS en:
PLAZA INDEPENDENCIA (San Miguel de Tucumán)
Hs: 20:30
Mesa Informativa y Vídeo Debate callejero
POR EL ABRAZO AL ACONQUIJA
FUERA ALUMBRERA - FUERA BARRICK
FUERA LAS MINERAS DE NUESTRA CORDILLERA.
Finalmente, esperamos sumar muchas organizaciones que quieran asumir el compromiso de construir el sueño colectivo de que OTRO MUNDO ES POSIBLE!!!!
----------
Justicia federal de Buenos Aires ratifica competencia en derrame de cianuro de Barrick
Un juez federal de la capital argentina decidió proseguir la investigación de la responsabilidad que cabe a autoridades nacionales y de la provincia de San Juan en el derrame el 12 de septiembre de un millón de litros de agua con cianuro en una mina de la canadiense Barrick Gold, informó este miércoles la agencia estatal Télam.

"De momento y en función de que no se observa una afectación al principio de ne bis in idem (el procesamiento en dos oportunidades de un mismo delito), corresponde a la justicia federal de esta ciudad proseguir con el trámite del presente proceso", sostuvo el juez Sebastián Casanello en una resolución reseñada por Télam.
Barrick admite derrame en Argentina de un millón de litros de agua cianurada
De esta forma, Casanello rechazó la solicitud de inhabilitación que había formulado el magistrado de San Juan (oeste), Pablo Oritja, quien investiga los hechos ocurridos en la localidad de Jáchal y ya imputó a nueve ejecutivos de Barrick por presunta contaminación ambiental.
Casanello, por su parte, abrió una investigación "preliminar" en Buenos Aires, a raíz de una denuncia presentada en ese distrito por la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas de la Patagonia contra funcionarios sanjuaninos y nacionales encargados de controlar la actividad de la mina Veladero.
Ahora, el juez Oritja puede apelar la resolución de Casanello ante la Corte Suprema de Justicia.
Casanello justificó también su competencia, alegando que "no deben ahorrarse esfuerzos a la hora de reaccionar no sólo en la averiguación de la existencia de un hecho delictivo – y las responsabilidades derivadas — sino también en la detección y evitación del daño".
El magistrado dispuso la extracción de muestras de agua del río Jáchal y cursó órdenes a los ministerios de Salud y Minería para que presenten los permisos otorgados a la minera canadiense, según Télam.
La empresa había admitido en septiembre, en un comunicado, que la rotura de un caño produjo un derrame de un millón de litros de agua con cianuro.
Un estudio realizado por la Universidad Nacional de Cuyo, reportado en su momento por Sputnik Nóvosti, detectó la contaminación en varios ríos de la zona por la elevada presencia de metales pesados, pero sus resultados fueron desacreditados por el Gobierno de San Juan.

Fuente: Sputnik: Publicados en: noalamina.org


Chile: Conflicto Caimanes y Minera Los Pelambres por tranque El Mauro


Comité de Defensa de Caimanes: El acuerdo que propone Luksic “es inaceptable e inmoral”
"Hemos sido víctimas durante años de una brutalidad y destrucción que nos ha afectado tanto humana como mediombientalmente, cuyos cómplices han sido la indiferencia absoluta del Estado de Chile y la prepotencia de una de las empresas más poderosas de Chile", expresa el colectivo ambiental.

El Ciudadano

El Comité de Defensa de Caimanes nuevamente denuncia que Minera Los Pelambres, del Grupo Luksic, ofrece a los habitantes de la pequeña localidad medidas de seguridad y agua limpia que fueron ordenadas judicialmente. Esto como si fueran un beneficio que la empresa entrega voluntariamente y que iría acompañado de millonarios regalos en dólares, todo, a cambio del compromiso de la comunidad de renunciar a los juicios vigentes y aceptar que se amplíe el tranque que tenía que demolerse para permitir el libre y natural escurrimiento de las aguas. A continuación reproducimos el comunicado textual de la organización social.
NO ACEPTAMOS ACUERDOS EXTRA JUDICIALES QUE A CAMBIO DE DINERO PRETENDAN BAJAR LOS JUICIOS Y AMPLIAR EL TRANQUE QUE LA CORTE MANDO A DEMOLER
28 de octubre de 2015
1.- Por segunda vez en la historia de Caimanes, los abogados que contratamos están buscando un acuerdo con Minera Los Pelambres opacando fallos judiciales que nos dan la razón:
-En 2008, la Corte de Apelaciones revocó el permiso de construcción del Tranque de basura tóxica por considerar que era un peligro y que interrumpía aguas vitales para el valle del Choapa, entre otra serie de cuestiones gravísimas pero con un “avenimiento” de 23 millones de dólares entre el abogado de ese entonces, Fernando Dougnac y algunos vecinos, Minera Los Pelambres construyó el tranque de igual forma.
-En 2014 la Corte Suprema acogió todo el daño que se provocó en estos años de funcionamiento de ese tranque ilegal, y ordenó a Minera Los Pelambres devolver el natural escurrimiento de las aguas del río Pupio que hoy ya está contaminado y sepultado bajo 2 mil millones de toneladas de desechos que produce la mina.
-Lo anterior, se suma a distintos fallos y resoluciones medio ambientales que también han fallado a nuestro favor, decretando el tranque como un peligro para la vida (2013, Corte Suprema), ordenándose a Minera Los Pelambres realizar un plan de evacuación en caso de derrumbe y/o sismo que hasta hoy no se ejecuta • La Superintendencia del Medio Ambiente condenó a la minera a pagar 2,4 millones de dólares por violación de la RCA 039 de 2004, al no construir el Parque Rupestre en Monte Aranda, previo la remoción de material arqueológico desde el fundo El Muro.
2.- Ninguno de estos fallos se ha cumplido. Ni siquiera el de la Corte Suprema. Mientras tanto, debemos comprar agua envasada, el río desapareció, vivimos en constante tensión por los sismos constantes en la zona las decenas de réplicas del terremoto pasado.
3.- El Tranque El Mauro fue emplazado a 9 kilómetros aguas arriba de Caimanes en la cuenca del estero Pupío, hoy sepultado bajo 2 mil millones de toneladas de desechos tóxicos. Para formar el tranque, se levantó una pared de arena que ya tiene 240 metros de altura en el mismo del rio, interrumpiendo definitivamente su cauce. La pared de arena se va elevando en la medida de que se arrojan más desechos y según informes de la misma Minera, este fue diseñado para resistir un terremoto de solo de 7,5º Richter con epicentro en el muro. Según la Corte Suprema debió ser construido para resistir un terremoto de 9,3º Richter. En caso de derrumbe, millones de toneladas de lodo tóxico seguirían el cauce natural por donde estaba el río, aplastando a Caimanes en pocos minutos y siguiendo su deslizamiento hacia Los Vilos.
El río se cortó, las napas de contaminaron y el riesgo de derrumbe también fue acreditado legalmente.
Hemos sido víctimas durante años de una brutalidad y destrucción que nos ha afectado tanto humana como mediombientalmente, cuyos cómplices han sido la indiferencia absoluta del Estado de Chile y la prepotencia de una de las empresas más poderosas de Chile, cuya casa matriz es la multinacional inglesa Antofagasta PLC que pretende históricamente comprar la dignidad del pueblo a cambio de acallar los fallos judiciales que esta vez nos dan la razón irrefutablemente.
Por lo anterior y por los puntos que enumeramos a continuación, el Comité de Defensa de Caimanes y sus dirigentes encabezados por Cristián Flores, rechazan el proceso de acuerdo que están impulsando Minera Los Pelambres y nuestros ex abogados Ramón Ossa, Sandra Dagnino y Roberto Arroyo.
1. El acuerdo es inmoral. En un país donde existe el Estado de Derecho, un fallo de la Corte Suprema no puede condicionarse a un acuerdo extrajudicial aunque sea millonario. Esto es inaceptable e inmoral.
2. El acuerdo contradice otros fallos. Lo que están proponiendo en este acuerdo, contradice otros fallos judiciales de forma inaceptable e irrisoria:
-Quieren agrandar la pared del Tranque en 60 metros de altura, aunque cuando en 2013 la Corte Suprema declaró el Tranque un peligro para la vida humana. “El crecimiento”, como le llaman eufemísticamente, tendría una compensación para el pueblo de 24 millones de dólares entregados en cuotas o proyectos.
3. El acuerdo ‘pretende comprar’ el derecho a seguir con los juicios. Minera Pelambres solicita que la Comunidad baje los juicios que hoy están vigentes y que se firme un compromiso para no volver a hacer acciones legales en estos temas, a cambio de una especie de “sueldo” mensual que se daría a los vecinos durante 10 años, en un fondo total de 10 millones de dólares. Esto no solo es “comprar” juicios, sino que engañar a la gente haciéndole creer a los vecinos que pueden renunciar a su derecho fundamental de acudir a Tribunales cuando vean vulnerados sus vidas.
4. El acuerdo ofrece como “beneficios” asuntos que tiene que hacer por obligación judicial. La Minera está presentando su intención de realizar obras de ejecución para devolver el agua y entregar seguridad ante el riesgo inminente como un acto voluntario que ofrece en este acuerdo para favorecer al pueblo, pero en realidad, la Minera está obligada por orden judicial a devolver el agua como indica la Corte y hacer un plan de seguridad también decretado judicialmente, decretado hace ya años sin que la Minera haya cumplido.
5. El acuerdo no reconoce prejuicios ni daños. No contempla la erradicación de las personas que quieren irse por las deterioradas condiciones de vida que la Minera ha generado en nuestro pueblo, sino que ofrece difusamente que aquellos que sientan temor, tendrán cierto apoyo para poder irse.
La responsabilidad que ha sido advertida varias veces por la Justicia, no es asumida por la Minera por tanto no sería una situación transversal que nos afecte a todos, sino a los “más miedosos”, omitiendo todos los informes de riesgo sísmico y contaminación total de aguas.
El fondo de “regalo” de 10 millones de dólares, compra la dignidad de las personas, no compensa un daño ni tiene carácter de indemnización. Son 6 mil millones de pesos repartidos en 10 años para 1.500 personas. Cerca de 4 millones de pesos por persona en un década que no permitirá ni siquiera el traslado a otro pueblo.
En resumen:
– Nos agradarán el tranque que ha sido decretado como un peligro  para la vida humana a cambio de 24 millones de dólares para proyectos.
– Nos darán un sueldo de 4 millones de pesos aproximados por persona en 10 años, a cambio de que bajemos nuestros juicios y no volvamos a demandar a la Minera en estos temas.
– Nos ofrecen como un beneficio cosas que en realidad están obligados a darnos por juicios: agua y cierta seguridad sin el visto bueno de expertos independientes ni tribunales. (Por ejemplo, ya no cambiarán la Escuela de nuestros hijos, sino que pondrán un muro para que contenga el relave en caso de aluvión) que será ejecutada por profesionales vinculados indirectamente a la Minera. (Manuel Lizana de Bitumix que da servicios de asfalto a la Minera)
– Nos ofrecen hacer invisible el primer fallo de la Corte Suprema que reconoce el derecho de un pequeño pueblo a vivir en paz y libre de contaminación y que será clave para todos los otros pueblos de Chile, a cambio de vender nuestra dignidad por millones de dólares que no son ni siquiera una indemnización.
Entendemos pero lamentamos, que una vez más un grupo de vecinos quiera firmar un acuerdo extrajudicial, igual que ocurrió en 2008 y que dejó sin efecto el Fallo que impedía la construcción del Tranque que hoy nos tiene sin agua, con riesgo vital y divididos como comunidad.
Sin embargo, apelamos a la libertad de quienes no queremos firmar este acuerdo, porque buscamos paz, justicia y dignidad. ¿Será posible esto?, o tendremos que seguir sufriendo chantajes y amedrentamientos con demandas intimidatorias o “censos” artificiales que parecen más un control de detención masivo en nuestras propias casas que cualquier otra cosa.


Colombia: Los indígenas colombianos hacen un “saneamiento espiritual” del Parque Tayrona



El Parque Tayrona está ubicado frente al mar Caribe, en el departamento del Magdalena, y es una de las principales reservas naturales del país, muy visitada por turistas nacionales y extranjeros durante todo el año.

El Parque Tayrona, uno de los principales atractivos turísticos de Colombia, permanecerá cerrado durante el mes de noviembre a petición de las comunidades indígenas, quienes realizarán "un proceso espiritual de saneamiento" del recinto, anunciaron hoy las autoridades medioambientales.
Parques Nacionales Naturales de Colombia emitió una resolución en la que se prohíbe el ingreso de turistas y la prestación de servicios ecoturísticos en el Parque Nacional Natural Tayrona del 1 al 30 de noviembre.
El Parque Tayrona está ubicado frente al mar Caribe, en el departamento del Magdalena, y es una de las principales reservas naturales del país, muy visitada por turistas nacionales y extranjeros durante todo el año.
A pesar de que ninguna de las cuatro comunidades indígenas de la región (Kogui, Wiwa, Arhuaco y Kankuamo) está asentada dentro del parque, este territorio representa un espacio tradicional y ancestral para estos pueblos, reconocido como tal por el Gobierno colombiano en 1995.
Para que la naturaleza entre en equilibrio
En este sentido, las autoridades medioambientales decidieron aprobar la demanda indígena que solicitaba el pasado 21 de agosto el cierre del Parque Tayrona al turismo por un mes, tiempo en el cual realizarían trabajos espirituales con el objeto de que “la naturaleza entre en equilibrio y todo lo que existe dentro”.
Según la jurisprudencia constitucional colombiana, el derecho a la identidad cultural otorga a los pueblos indígenas la facultad de “conservar y exigir protección a su patrimonio cultural material e inmaterial”, así como de “seguir un modo de vida según su cosmovisión y relación con los recursos naturales”.
Según anotaron estas comunidades en un acta escrita, es necesaria la realización de trabajos espirituales en el Parque Tayrona para “mantener el equilibrio no solo de la Sierra Nevada de Santa Marta, sino del universo en consonancia” y permitir así que “la madre (tierra) pueda respirar tranquilamente”.
Por otro lado, Parques Nacionales Naturales de Colombia alegó que el cierre responde también a la necesidad de adoptar medidas para disminuir el consumo de agua cuyos niveles son muy bajos debido a la sequía y las altas temperaturas que afronta el país, con especial preocupación para las regiones andina y caribe.


viernes, 30 de octubre de 2015

Vivir mejor con menos



Por J. Cristóbal Juffe V.

El crecimiento económico se encuentra equiparado a desarrollo, sin considerar que la acumulación de bienes no necesariamente lleva al bienestar de las personas. El decrecimiento plantea una forma de vivir mejor con menos y sin destruir nuestro planeta.

Cuando se cuestiona el crecimiento económico, inmediatamente se piensa que la alternativa es volver a la época de las cavernas, perder todo lo que hemos ganado con el progreso; sin embargo, existen alternativas claras a este devastador sistema económico que tiene como consigna el crecimiento sin importar sus consecuencias.
Bután y el Índice de Felicidad Bruta 
Bután es un país pequeño, de dos millones de habitantes, pero tiene algo especial: Hace algunos años se decidió remplazar el PIB como forma de medir el desarrollo del país y lo remplazaron por el FNB: Índice de Felicidad Nacional Bruta, que mide bienestar psicológico, salud, educación, buen gobierno, vitalidad de la comunidad y diversidad ecológica. Sin embargo, el punto de partida es bastante bajo: los primeros estudios arrojaron que el 68% de los habitantes no estaban felices según los factores que mide el índice, por lo que los desafíos a futuro son muchos para llegar a ser un país feliz.
Para comprender estas alternativas, primero hay que reconocer cuales son los estándares actuales para medir el desarrollo de nuestras sociedades: Simplemente se iguala desarrollo con crecimiento económico, como si la adquisición de “cosas” fuera todo lo que importa. Por lo tanto, en la mayoría de los países del mundo se mide el Producto Interno Bruto (PIB), que es la suma de bienes y servicios consumidos en un lugar determinado durante cierto periodo de tiempo (por lo general, en un país durante un año).
El PIB aumenta sólo cuando se consumen más bienes y servicios que en el periodo anterior. Por ejemplo, para una compañía que fabrica automóviles, que vendió 500.000 vehículos en el año 2010, solo se considerará crecimiento positivo si vende más de medio millón de unidades en el año 2011, sin importar las condiciones de las carreteras del país, el nivel de contaminación u otros factores sociales y ambientales en los que su negocio podría tener impacto.
En consecuencia, el crecimiento económico se alimenta a sí mismo; es un crecimiento sin motivo ni razón, y que en nada va ligado al bienestar de las personas. Es altamente absurdo que el desarrollo de un país se mire sólo a partir del crecimiento económico, ya que sabemos que el aumento de bienes en ninguna medida asegura la felicidad humana.
¿Qué nos hace felices?
Antes de plantear mecanismos de desarrollo acordes a las necesidades humanas debemos preguntarnos qué nos hace felices, y las respuestas son muy simples: A las personas nos interesa la salud propia y de los seres queridos, deseamos ser amados y disfrutar de las relaciones y nuestro entorno.
Por lo tanto, el dinero y los bienes materiales son sólo medios para conseguir lo que nos interesa, no fines en sí mismos. Esto demuestra la contradicción de nuestro actual sistema, basado en la idea de que se puede producir infinitamente, considerando que los recursos son ilimitados, pero nos encontramos con la dura realidad de que nuestro planeta tiene recursos finitos, que se pueden acabar (incluso muchos de ellos ya se han agotado), por lo tanto el planeta es un bien escaso. El modelo de crecimiento eterno simplemente no es sustentable.
Cómo sostener lo insostenible
En las sociedades occidentales, hace bastante rato que la población con poder adquisitivo ya logró satisfacer sus necesidades básicas, por lo tanto, debería haber bajado su nivel de consumo. Sin embargo, una sociedad que requiere que el consumo aumente cada año debe crear nuevas formas para motivar las compras innecesarias, y para ello existen básicamente tres vías:
* Creación de nuevos mercados: Que consiste básicamente en vender productos o servicios que antes eran gratis, como el agua embotellada, los cuidados interpersonales o los espacios de recreación (el remplazo de la plaza por el mall).
* Creación de nuevas necesidades: Se refiere básicamente a la invasión publicitaria que provoca que no estemos contentos con nuestro estado actual; por lo tanto, es una industria de crear insatisfacción, ya sea con nuestra apariencia, con nuestra forma de comportarnos o con nuestra forma de ser.
* Obsolescencia programada y percibida: Consiste en convencernos de tirar a la basura bienes que se encuentran perfectamente funcionales o de aceptar que los artículos tengan una duración mínima. 
“¿Qué pasaría si un día despertamos dándonos cuenta de que somos mayoría?”– Extracto del poema “¿Qué Pasaría?” de Mario Benedetti.
Economía a escala humana
En forma paralela, existen alternativas al crecimiento económico que en ningún caso significan deteriorar nuestra calidad de vida, ya que el crecimiento económico no la mide, como lo dijo el mismo Robert Kennedy en 1968: “El PIB lo mide todo, excepto lo que hace que valga la pena vivir la vida.” (Ver recuadro.) Por lo tanto, el desafío consiste en desarrollar un modelo que tenga que ver con la calidad de vida, con priorizar aquellas cosas que realmente nos importan.
El sentido del PIB Si tratamos de definir el valor e impacto del PIB, no hay mejores palabras que las de Robert Kennedy en marzo de 1968:“Nuestro PIB tiene en cuenta, en su cálculos, la contaminación atmosférica, la publicidad del tabaco y las ambulancias que van a recoger a los heridos de nuestras autopistas. Registra los costes de los sistemas de seguridad que instalamos para proteger nuestros hogares y las cárceles en las que encerramos a los que logran irrumpir en ellos. Conlleva la destrucción de nuestros bosques de secuoyas y su sustitución por urbanizaciones caóticas y descontroladas. Incluye la producción de napalm, armas nucleares y vehículos blindados que utiliza nuestra policía antidisturbios para reprimir los estallidos de descontento urbano. Recoge […] los programas de televisión que ensalzan la violencia con el fin de vender juguetes a los niños. En cambio, el PIB no refleja la salud de nuestros hijos, la calidad de nuestra educación ni el grado de diversión de nuestros juegos. No mide la belleza de nuestra poesía. No se preocupa de evaluar la calidad de nuestros debates políticos ni la integridad de nuestros representantes. No toma en consideración nuestro valor, sabiduría o cultura. Nada dice de nuestra compasión ni de la dedicación a nuestro país. En una palabra: el PIB lo mide todo excepto lo que hace que valga la pena vivir la vida.”
Es ahí donde el decrecimiento plantea la posibilidad de “vivir mejor con menos”, bajo el precepto de una disminución regulada de la producción económica. El concepto surge en la década de los ’70, pero ha cobrado fuerza durante los últimos años a partir de las crisis económicas mundiales, que han generado un decrecimiento forzado en gran parte del mundo (por lo menos de forma temporal).
El aumento de la percepción de que el modelo de crecimiento económico no puede ser eterno ha provocado que los políticos y economistas reconozcan que si no ocurre un cambio de modelo, nos podemos ver enfrentados a un decrecimiento económico forzado, lo cual, desde cualquier punto de vista, implica sufrimiento y pobreza de muchas personas, motivo por el cual la idea de un “crecimiento selectivo acompañado de un decrecimiento elegido” ha tomado fuerza a nivel político, económico y social.
Las bases del decrecimiento
El decrecimiento no plantea que no tengamos objetos materiales, sino que tengamos los que realmente necesitamos y que obtengamos bienes que duren y que no produzcan un nivel de contaminación absurdo. Así, se plantea la necesidad de utilizar energías renovables, de consumir productos elaborados de forma local, usar vehículos no contaminantes y, básicamente, el concepto plantea transformar los sistemas macroeconómicos en una economía a escala humana, donde cada uno de los eslabones de la cadena de producción tenga en consideración la calidad de vida de las personas y del planeta que habitamos.
Como corriente política y económica, el decrecimiento es muy amplio y, por lo tanto, tiene muchos pensadores con ideas muy diversas entre sí; sin embargo, el concepto común tiene que ver en todo momento con aumentar la felicidad de las personas que formamos parte de los sistemas.
Planeta feliz
La mayor fortaleza del decrecimiento es que no plantea una nueva economía a partir de un “borrón y cuenta nueva”, sino que tiene que ver con una transformación que puede darse dentro de nuestras sociedades, por lo que cualquier presidente puede generar un cambio importante adoptando pequeñas medidas.
Cosas que hacen que valga la pena vivir la vida 
Si se trata de ser feliz, podemos tomar el consejo de Nick Marks y aplicar 5 prácticas cotidianas para incrementar nuestro bienestar:
Estar conectado con las personas que queremos, darse el tiempo para la familia y los amigos.
Estar en movimiento: No hay mejor remedio para el mal humor y el estrés que moverse. Sale a caminar, toma aire o ¡prende la música y ponete a bailar!
Darse cuenta: Es importante estar alerta de lo que ocurre a nuestro alrededor y en el mundo. El aislarse no ayuda a la felicidad.
Seguir aprendiendo: Durante toda la vida, y no necesariamente a través de la educación formal, lo importante es mantener la curiosidad, experimentar cosas nuevas cada día, no cerrarse.
Entregar: No hay nada que dé mayor satisfacción que la entrega, mucho más que recibir. El dar es el camino más corto a la felicidad.
Un modelo que me parece interesante es el planteado por Nick Marks, experto en estadísticas de la “New Economics Foundation”, quien cuestiona seriamente la forma en que en la actualidad los países miden su desarrollo, por lo que creó una escala llamada “Happy Planet Index” (Índice de felicidad planetaria) y bajo la consiga “Porque el bienestar no tiene que costarnos el planeta”, propone una nueva forma de medida, basada en dos variables: La felicidad que logra producir cada país en sus habitantes y el nivel de consumo de recursos que utiliza para lograrlo. En términos simples, se considera el planeta Tierra como un bien escaso y se toma como objetivo la felicidad humana; y por lo tanto, mide cuán eficiente es cada país en lograr el bienestar de sus habitantes.
Y los resultados son impactantes, ya que el país que resulta mejor evaluado es Costa Rica, lo que no es extraño, ya que tiene características que favorecen la calidad de vida: El 99% de su energía proviene de fuentes renovables, y en 1948 abolió el ejército y destinó ese dinero a programas sociales y a la conservación de los recursos naturales.
Los siguientes lugares fueron obtenidos por República Dominicana, Jamaica y Guatemala. Es decir, los primeros lugares no son obtenidos por los países que solemos denominar como “desarrollados”. Por ejemplo, Estados Unidos se encuentra en el lugar número 114, principalmente por su consumo de recursos (si todos viviéramos como ellos necesitaríamos 4 planetas como el nuestro para abastecernos), mientras que Chile se encuentra en el lugar 46 del ranking mundial, con expectativas de vida de 78,3 años, un índice de satisfacción de 6,3 (en una escala de 0 a 10) y un consumo equivalente a 1,5 planetas “no más”.
 ¿Qué se puede hacer para vivir mejor?
Básicamente, se trata de poner los sistemas a disposición de las necesidades humanas en vez de hacer crecer la economía sin sentido. De interesarnos por las personas en vez de invertir energía en un sistema económico cada vez más inhumano y que desajusta el planeta. Aunque suene absurdamente simple, la mejor forma de mejorar nuestra calidad de vida es haciendo las cosas que más nos hacen felices.


Los proyectos REDD+ y cómo debilitan la agricultura campesina y las soluciones reales para enfrentar el cambio climático  


Una nueva publicación conjunta de GRAIN y WRM (Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales) analiza los peligros para las comunidades campesinas que representa uno de los principales mecanismos del mercado de carbono que será parte de la discusión durante la próxima cumbre de la ONU sobre cambio climático en París. 

Los gobiernos se reunirán en diciembre en la vigésimo primera cumbre de Naciones Unidas sobre cambio climático, en París (COP 21). Como en años anteriores, las propuestas para darle una salida a los países que no quieren reducir suficientemente su consumo de combustibles fósiles estarán entre los puntos prioritarios de la agenda de la COP 21. REDD+, un mecanismo para reducir emisiones provocadas por la degradación y destrucción de los bosques, es una de estas propuestas y sus promotores esperan que sea parte del acuerdo final de la cumbre.
La idea detrás de REDD+ es que los países, y principalmente los países industrializados, “financien” las medidas que dicen que detendrán la destrucción de los bosques en los países tropicales y, a cambio, los países que pongan el dinero podrán obtener “crédito” por las emisiones que supuestamente no ocurrieron, “gracias” a un proyecto REDD+. Para que este mecanismo funcione, se deben hacer cálculos muy elaborados —pero imposibles de verificar— para determinar cuánto carbono hay almacenado en un bosque. Una vez que las cifras resultantes han sido transformadas a unidades equivalentes de dióxido de carbono —la moneda del mercado de carbono— se les puede poner precio y transar en el mercado como “bonos de carbono”. Los países (y las empresas) que los compren pueden contabilizarlos como parte del cumplimiento de sus metas de reducción de emisiones a las que se espera que se comprometan en la cumbre de París. 
Aunque REDD+ es conveniente para los gobiernos de los países industrializados, para las comunidades campesinas es una de las propuestas más peligrosas que se discutirán en la COP 21. La nueva publicación de GRAIN y del WRM explica por qué REDD+ no es una solución al crisis climática y por qué no ayuda a los campesinos a reducir emisiones, adaptar sus prácticas agrícolas al clima cambiante y aumentar sus rendimientos, como aseguran los promotores de REDD+. La realidad es que los programas REDD+ culpan de la deforestación y de las emisiones a métodos agrícolas campesinos que nada tienen que ver con la crisis climática. Además, los proyectos REDD+ debilitan los sistemas alimentarios locales al impedir prácticas agrícolas tradicionales y restringir el acceso a la tierra y a los bosques. 
La mayoría de las actividades REDD+ limitan  el uso de los bosques en cultivos itinerantes, la recolección y otras actividades de subsistencia por parte de las comunidades locales —y muy a menudo es severa la limitación: la caza, la pesca, el pastoreo, el corte de algunos árboles para construir casas o canoas, también están normalmente restringidos, y los dueños de los proyectos se aseguran de que las restricciones se cumplan, a menudo con el apoyo de guardias armados.
Al mismo tiempo, los grandes causantes de la deforestación, como la tala industrial, los mega proyectos de infraestructura, la minería, las grandes represas y, sobre todo, las grandes plantaciones industriales de árboles, palma aceitera y soja, los criaderos industriales de animales, siguen adelante sin restricciones.
La publicación da ejemplos de lo que está ocurriendo en Mozambique, Nigeria, la República Democrática del Congo, Madagascar, Brasil, Indonesia, Perú, Uganda y Kenia, con el fin de mostrar la existencia de 5 patrones de funcionamiento que hacen que REDD+ sea altamente dañino para las comunidades campesinas. Ellos son: 1. REDD+ culpa a las prácticas agrícolas campesinas de la deforestación y de las emisiones. 2.  Rara vez beneficia a las comunidades locales, pero es un buen negocio para las empresas que venden bonos de carbono, para las ONGs ambientalistas internacionales, para los consultores y para los países industrializados. 3. Destruye la soberanía alimentaria. 4. Impide el control comunitario sobre los territorios. 5. Facilita la expansión de la agricultura dominada por las corporaciones. 
REDD+ no es sólo una falsa solución para el problema urgente y grave de la crisis climática. Además fortalece el sistema agroalimentario industrial dominado por las corporaciones que es en gran medida culpable del cambio climático, que le ha robado sus territorios a muchas comunidades y pueblos del bosque, y erosiona los sistemas agrícolas y alimentarios de los pueblos indígenas y campesinos que pueden enfriar el planeta. 
Los campesinos ya están probando que es posible “alimentar al mundo” sin la inmensa cantidad de emisiones producidas por el sistema industrial y exportador de producción agrícola. Devolver las tierras a los campesinos y pueblos indígenas es la forma más efectiva de enfrentar los desafíos de alimentar una población mundial creciente en una era de cambio climático impredecible.

Si desea más información:
Jutta Kill, jutta@gn.apc.org
Devlin Kuyek, GRAIN, devlin@grain.org
Winnie Overbeek, WRM, winnie@wrm.org.uy
Comparta en Twitter:
Propuestas ONU contra deforestación culpan del caos climático a campesinos, no a las corporaciones https://www.grain.org/e/5325
Por qué #REDD+ es nocivo para las comunidades campesinas: 5 razones https://www.grain.org/e/5325
#REDD+: comunidades forestales sufren planes mal diseñados de ONU contra deforestación https://www.grain.org/e/5325
#REDD+: falso remedio a la crisis climática, amenaza los sistemas alimentarios locales https://www.grain.org/e/5325