miércoles, 5 de octubre de 2016

El agronegocio, causante de 70 por ciento de la deforestación en América Latina

Un informe de las Naciones Unidas señala que la expansión de la ganadería extensiva es la principal causa de la destrucción de los bosques en la región.

Contag


“La agricultura comercial no puede seguir creciendo a expensas de los bosques y los recursos naturales de la región”, afirmó Jorge Meza, oficial forestal de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
 
Su comentario hace referencia a los datos publicados en el nuevo informe “El estado de los bosques del mundo” (SOFO, por sus siglas en inglés), donde se señala que entre 2000 y 2010 el agronegocio generó casi el 70 por ciento de la deforestación en América Latina.
El estudio de la FAO muestra que, especialmente en la Amazonia, la producción para los mercados internacionales -resultado de prácticas tales como el pastoreo extensivo, cultivo de soja y plantaciones de palma africana- fue el factor principal de la deforestación después de 1990.
Menos del 2 por ciento de la deforestación se debió a la infraestructura y expansión urbana.
Ganadería extensiva: La causa principal de la deforestación en Brasil
En Brasil, los cultivos comerciales fueron responsables de alrededor del 10 por ciento de la deforestación en el período analizado. La principal causa de la deforestación en el país (80 por ciento) sigue siendo la ganadería extensiva.
Otras formas de explotación de la tierra, como el cultivo en pequeña escala, la agricultura mixta y la infraestructura, en su conjunto, se repartieron el 10 por ciento restante.
La organización, que analizó datos de siete países (Argentina, Colombia, Bolivia, Brasil, Paraguay, Perú y Venezuela), señaló que, entre 1990 y 2005, el 71 por ciento de la deforestación se debe a una demanda creciente por pasturas.
Perú fue el único país de la región donde el aumento de las tierras de cultivo a pequeña escala fue la principal causa de deforestación (41 por ciento).
Soluciones: Combinar y recuperar
Meza destacó la importancia de frenar la deforestación a partir de prácticas sustentables, como por ejemplo vincular los subsidios agrícolas a las normas ambientales.
Combinar en una misma área árboles, pasturas y ganado, pagar por los servicios ambientales y recuperar los pastos degradados son algunos de los ejemplos ofrecidos por este funcionario de la FAO.
“La seguridad alimentaria puede lograrse por medio de la intensificación agrícola y de medidas como la protección social, en lugar de seguir con la expansión de áreas agrícolas causadoras de esta enorme deforestación”, dijo.
Pese a que la deforestación en la región se mantiene en niveles altos, en 2015 la tasa se redujo a casi la mitad en comparación con 1990.
Para la agencia de las Naciones Unidas, la también significativa reducción de la deforestación en la Amazonia se debe a políticas de desarrollo sustentable impulsadas por los países que comparten la cuenca amazónica.
El SOFO señala que el acceso al crédito rural con criterios ambientales salvó de la desaparición a 270.000 hectáreas de bosques que iban a ser transformadas en praderas para aumentar la producción de carne bovina en Brasil.
Otro ejemplo presentado por la ONU fue el programa brasileño “Bolsa Verde” de transferencia condicionada de renta, que ofrece recursos a miles de familias pobres habitantes de áreas consideradas prioritarias a cambio de que conserven el ecosistema y hagan un uso sostenible de los recursos.

Fuente: http://informes.rel-uita.org/index.php/sociedad/item/em-uma-decada-agronegocio-gerou-70-do-desmatamento-na-america-latina - Traducción: Luciana Gaffrée - Foto: gazetadopovo.com.br