Anuncian el cierre de una controvertida planta nuclear de Nueva York

 
La controvertida planta nuclear de Indian Point, cerca de Nueva York, cerrará en 2021 como consecuencia de los bajos precios de la energía y las incesantes críticas de los ambientalistas, anunció este lunes su empresa energética.
 
Tras un acuerdo con el estado de Nueva York, Entergy planea cerrar una de las dos unidades operacionales de Indian Point antes del 30 de abril de 2020, y la otra un año después.
Entergy atribuyó la decisión del cierre a los cambios en la economía energética, como la caída de hasta 45% del precio de la energía debido al gas natural de la formación Marcellus Shale, en Nueva York y Pensilvania, parte del boom del esquisto.
"Entre las consideraciones clave de nuestra decisión de cerrar Indian Point antes de lo previsto figura los bajos precios, actuales y previstos, de la energía, que han provocado una reducción de los ingresos y un aumento de los costes de operación", dijo Bill Mohl, presidente de ventas mayoristas de Entergy. La empresa dijo que buscará otras oportunidades laborales para los 1.000 empleados de Indian Point.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y los ambientalistas se congratularon por la noticia.
La planta, situada a 30 millas de Nueva York, ha sido una preocupación recurrente debido a los problemas de seguridad y los temores de un posible accidente en la envejecida instalación, que podría afectar a unos 20 millones de personas.
"Durante 15 años he estado profundamente preocupado por las continuas violaciones de la seguridad en Indian Point, sobre todo teniendo en cuenta su ubicación, en la región metropolitana más grande y más densamente poblada del país", dijo Cuomo en un comunicado.
Entergy ha defendido la seguridad de la planta, lo cual no ha detenido las críticas feroces durante encuentros públicos en la región.
El año pasado, los ambientalistas criticaron a la compañía por la degradación de cientos de tornillos de acero inoxidable. También aseguran que el sistema de refrigeración perjudica a la vida marina del río Hudson.
El cierre de la planta "es una victoria para la seguridad de nuestras comunidades, una victoria para el río Hudson y para toda la rica variedad de vida que incluye, y una victoria para un futuro limpio y de energía sostenible", dijo Paul Gallay, presidente de Riverkeeper, el principal grupo ambientalista en la región del río Hudson.

Fuente: http://www.prensa.com/mundo/Anuncian-controvertida-nuclear-Nueva-York_0_4663033723.html Imagen:
Vista de la planta nuclear Indian Point, localizada en Buchanan, cerca de Nueva York, el 22 de marzo de 2011
----------------
España: No hay sitio para las viejas nucleares


Juantxo López de Uralde
Público


Hoy hemos conocido a través de una publicación que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ya tiene preparado el informe técnico que dictaminará si ampliar o no la vida útil de la central nuclear de Santa María de Garoña y que se hará público a finales de enero. Se han ido manejando diversas fechas: julio, noviembre y ahora enero. Es posible que esta sea la definitiva, o no. A pesar de la petición de la mayoría absoluta del Parlamento para que el informe sobre Garoña se paralizara, el CSN con el apoyo del gobierno de Rajoy ha seguido adelante, eludiendo el mandato del Congreso.
 
Pero es muy probable que efectivamente pronto se conozca el informe final, ya que la industria nuclear ha apostado muy fuerte para que 2017 sea el año en el que definitivamente se “oficialice” el alargamiento de la vida de las centrales nucleares. Desde hace años llevan preparando el camino para que la vida de las nucleares pueda aumentarse de 40 a 60 años, o incluso más allá.
Incluirá condiciones más o menos estrictas, pero todo el mundo sabe que el informe del CSN será favorable a que Garoña se reabra, ya que hace tiempo que el Consejo de Seguridad Nuclear dejó de ser un organismo regulador independiente, para convertirse en cómplice de la industria nuclear. El PP se encargó de remachar ese clavo con el nombramiento hace un año de Javier Dies Llovera como tercer consejero del PP, de un total de cinco.
Garoña es una central amortizada. Inaugurada en 1971 y, tras funcionar hasta el año 2012, lleva cerrada los últimos cuatro años. En este tiempo nadie la ha echado de menos, lo que demuestra que su sustitución es un hecho consumado. Pero la decisión sobre su futuro es clave, debido a que ofrecerá a la industria eléctrica el argumento que necesita para que pueda alargarse la vida útil del resto de centrales. Por cierto, que también puede sentar un precedente para que la industria reclame indemnizaciones millonarias por lucro cesante en caso de que no se permitiera su puesta en marcha.
Garoña es vieja, obsoleta y por tanto su puesta en marcha puede ser un ejercicio muy peligroso, y muy caro. Es posible que aún con informe favorable del CSN no vuelva a ponerse en marcha. Además, así lo reclama la mayoría del Congreso. Pero la industria no va a dejar escapar la oportunidad de conseguir el ansiado informe favorable al alargamiento de la vida de la central, para allanar el camino a las que vengan después.
Por ello 2017 será un año clave para el futuro de las nucleares en España. Y en definitiva para el futuro energético. Con un mix en el que la nuclear genera el 22% de la energía eléctrica que se produce, no hay espacio para que las renovables aumenten. La cuestión clave es que frente a unas nucleares cada vez más envejecidas y por tanto más peligrosas, la alternativa renovable está disponible y pide paso. Ya no hay sitio para las viejas nucleares.
 
Juantxo López de Uralde es coportavoz de EQUO. @juralde
Fuente: http://blogs.publico.es/malas-hierbas/2017/01/11/no-hay-sitio-para-las-viejas-nucleares/


Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”