Patagonia Argentina/Chubut: Patagonia Argentina: Otro día de furia en torno a los mapuches


Tras el vehemente operativo llevado a cabo el martes (primero por Gendarmería Nacional y luego por parte de la División Montada de la policía provincial), ayer continuaron los actos violentos. Esta vez fueron encabezados por miembros de Infantería. El resultado, varios heridos y dos de ellos de consideración quienes fueron trasladados por un particular hasta el Hospital de Lago Puelo y luego derivado al nosocomio de El Bolsón. Son Emilio Jones y Fausto Huala. El primero tiene impacto de bala en el cuello con fractura de maxilar derecho y quedó internado en el hospital Área Programa El Bolsón; mientras que Huala presentó una complicada fractura de cráneo con sangrado en el oído .


Por Pablo Fernando Quintana, La Izquierda Diario y Jornada

Los hechos se llevaron a cabo sin orden judicial y desde los medios comerciales propagaron un presunto ataque a un móvil de infantería que patrullaba la zona. “Personal policial fue agredido por manifestantes de la Lof Cushamen, también cortaron neumáticos a patrulleros”, difundía en una de las redes sociales un empleado de Radio 3 Cadena Patagonia.
 
Recién a las 23.50 desde la cuenta oficial de la Jefatura de la policía de Chubut en twitter se informaba: “Personal de Infantería Rawson a cargo del Oficial Principal Zolorza fue agredido con piedras cuando transitaba por Ruta 40”.
Posteriormente se comenzaron a conocer detalles de una refriega que terminó con varios heridos y dos personas derivadas por las heridas recibidas. Los hechos se suscitaron cuando aún se analiza la persecución del día anterior a la que fueron sometidos quienes intentaban arrear los animales que habían sido quitados del territorio recuperado.
Los heridos son Emilio Jones y Fausto Huala. El primero tiene fractura de maxilar derecho y quedó internado en el hospital Área Programa El Bolsón; mientras que Huala presentó una complicada fractura de cráneo con sangrado en el oído. Según la doctora Alejandra Rojas, a Huala se le practicó una tomografía y evalúan por estas horas una derivación a Bariloche, lo que consideró en su contacto con Jornada como “muy probable”.
Los heridos fueron atendidos en el hospital rionegrino de El Bolsón, distante a unos 80 kilómetros del lugar de los hechos, porque según relataron testigos de la propia comunidad a la radio Alas, temían ser detenidos si concurrían a algún centro asistencial de Chubut.
Una camioneta con caja quedó literalmente agujereada por la balacera, tras escapar de un rodado sin patente al que posteriormente se habría sumado un móvil policial. Los integrantes del vehículo que huían rumbo a El Maitén salvaron sus vidas de milagro, dicen los testigos.
Estos sucesos se dieron en el marco del allanamiento que ordenó el juez provincial José Oscar Colabelli por la denuncia de abigeato. Se presume que en esta mañana habría una audiencia por el control de detención al que fueron sometidos siete personas tras esos episodios.
No a la excarcelación
Pero la jornada tenía reservada más sorpresas. El juez federal Guido Otranto rechazó los pedidos de excarcelación de las tres personas detenidas en ese violento procedimiento donde Gendarmería Nacional desplegó una fuerza descomunal para un minúsculo grupo de aborígenes que estaban en el territorio.
El juez sostiene que “los imputados fueron detenidos mientras resistían violentamente un procedimiento judicial, actuando encapuchados y arrojando piedras de considerables dimensiones contra el personal interviniente, junto a varios individuos que actuaban de la misma manera y finalmente lograron darse a la fuga, tal como ellos intentaban hacer cuando fueron aprehendidos. Como resultado de esto, resultaron lesionadas tres mujeres y dos hombres de la dotación que Gendarmería Nacional Argentina destinó para cumplir con el operativo”.
La resolución fue dada a conocer a la prensa poco después de las 10 de la noche en medio de las informaciones que daban cuenta de aquél nuevo episodio de violencia, que protagonizaba por el Regimiento de Infantería de Chubut en Vuelta del Río.
Pero quizás lo más llamativo sea que el anuncio de la resolución del magistrado se dio a conocer después que el propio gobernador Mario Das Neves, en el marco de una conferencia de prensa en Comodoro, adelantó: “a mí me preocupa lo de Esquel, recién el propio juez federal Otranto dictó la prisión preventiva a tres, porque hay una mujer gendarme que está grave le dieron un piedrazo en el cráneo”.
Los tres imputados son Nicolás Daniel Hernández Huala, Ariel Mariotta Garzi y Ricardo Antigual. Fueron indagados en la sede del Juzgado Federal de Esquel pasado el mediodía y continúan alojados en carácter de comunicados en la Unidad Nº 14 del Servicio Penitenciario Federal. Otranto les imputa la comisión de los delitos de impedir la circulación del transporte ferroviario, resistencia a la autoridad, lesiones y daño agravado.
Más leña al fuego
Desde Comodoro Rivadavia, Das Neves aprovechó los micrófonos para hacer referencia a los conflictivos hechos que se suscitaron en la región cordillerana. “Hace un tiempo en Chubut hay un grupo de violentos que no respetan las leyes, la Patria, ni la bandera y agreden permanentemente a cualquiera”, disparó en un discurso de tinte nacionalista.
Anticipándose a la medida que tomaría el juez y que difundiría en horas nocturnas Das Neves hizo referencia a Otranto, “ahora se retractó”. Para luego agregar: “a mí me preocupa lo de Esquel, recién el propio juez federal Otranto dictó la prisión preventiva a tres, porque hay una mujer gendarme que está grave le dieron un piedrazo en el cráneo”.
El gobernador volvió a faltar a la verdad al señalar que el magistrado federal dejó libre a algunos que tenían en Chile antecedentes de homicidio y actos de todo tipo acá en Argentina. En clara alusión al lonko Facundo Jones Huala, sobre quien no pesa ningún pedido de captura por homicidio y cuyo pedido de extradición se desestimó al quedar en evidencia las torturas que recibió el principal testigo por parte de la policía del Chubut.
“Ayer (por el martes) mandó a reprimir (el juez), no mandamos a reprimir nosotros”, dijo Das Neves. Pero soslayó el gobernador la actuación gravísima que tuvo la policía de Chubut en las actuaciones por la denuncia de abigeato y que hoy forman parte de la investigación que podría develarse en medio de las audiencias tras el control de detención que se lleven a cabo en esta jornada.
Lo cierto es que el discurso del primer mandatario provincial también fue la antesala del accionar desproporcionado que ayer por la tarde tuvieron los integrantes de Infantería.
“Los señores se adueñan de un recurso turístico fantástico que tiene Esquel, que es La Trochita, ayer querían sacar los rieles” teorizó, tras lo cual instó a que “paremos la mano con esto, el repudio tiene que ser generalizado, ¿o quieren vivir en una sociedad violenta?. Eso no lo podemos permitir”.
Para Das Neves, quienes protagonizan el reclamo territorial en disputa con los Benetton están financiados para hacer problemas en Chubut “y en esto voy a hacer duro hasta las últimas consecuencias, para que se cumpla con las leyes y la gente viva bien y tranquila”. A la tarde, infantería avanzaría a los escopetazos entre quienes estaban en Vuelta del Río.
La muestra de su política en materia de pueblos originarios la esgrimió con un pedido: “vean las listas de viviendas, cuántos apellidos de origen mapuche y tehuelche hay en cada lista, nosotros los atendemos”, se excusó.
Otro Hábeas Corpus y van…
Al cierre de esta edición, los defensores oficiales Gerardo Tambussi, Fernando Radziwilowski, Bruno Deias Marcos Ponce y los representantes de la APDH, Raúl Pitrula y Carlos González Quintana junto a Elisa Oses de la comunidad Las Huaitekas y Soraya Guitart del lof en Resistencia del Departamento Cushamen, presentaron un hábeas corpus de “pronto preferente despacho” por los graves acontecimientos que sucedían en Vuelta del Río.
Lo curioso del episodio fue que el juez de turno, José Oscar Colabelli no asistió a la audiencia que se solicitó para resolver de manera urgente una resolución en torno a lo que se denunciaba. En su lugar, el hábeas corpus fue recibido por la subdirectora de la Oficina Judicial, Gabriela Duva.
Desde la APDH se requirió a fiscalía que se investiguen las actuaciones de la policía y las miradas se pusieron en el flamante jefe de la Unidad Regional Esquel, el Comisario Mayor Paulo Heredia, que recientemente asumió la administración de la URE.
“(La recuperación territorial) es nuestro legítimo derecho y no por una especulación inmobiliaria y mucho menos por adueñarnos de la tierra, sino para seguir defendiendo el territorio. No se cómo siguen estos pasos legales, si sé cómo seguimos nosotros: resistiendo, recibiendo balas”, dijo Guitart.
El abogado González Quintana fue más elocuente: “De las diez personas imputadas tras el procedimiento de ayer el 70% registra lesiones, algunas de ellas de gravedad, tras sufrir la aplicación del aparato represivo del Estado. Esta situación evidencia el uso desproporcionado de la fuerza pública por estos días en Chubut”.
“Ellos tiraban balas; nosotros, piedras”
La Izquierda Diario dialogó con un miembro de la comunidad que estuvo presente en la represión de ayer. “Llegaron alrededor de las ocho de la noche fuertemente armados e hicieron un ingreso como a trescientos metros de la guardia. En un momento que pudimos identificar que estaban bajando dimos señal de alerta, nos acercamos al lugar y nos empezaron a efectuar disparos de escopeta hacia nuestra integridad”, comienza su relato. Remarca que en ningún momento presentaron orden judicial, sino que “solamente abrieron fuego hacia los comuneros. Y nosotros haciendo uso de la autodefensa estuvimos combatiendo alrededor de cuarenta minutos. Hemos encontrado cartuchos de plomo”.
El representante de la comunidad describe que eran entre treinta y cuarenta efectivos policiales, y que entre quince y veinte de ellos lograron ingresar al lof. Destaca que si bien no hubo enfrentamientos cuerpo a cuerpo, hubieron “muchos cruces de bala contra piedras. Ellos nos tiraban balas y nosotros les tirábamos piedras”.
Señaló que la trafic pasó en varias oportunidades por la ruta lindera a la comunidad, y que en la última antes de la represión los policías profirieron insultos. También recalca que una vez que ingresaron “en ningún momento cruzaron palabras. Lo único que decían es ´ahora nos van a conocer ustedes', y se nos reían en la cara”.
Finalmente expresa que hacen cargo “de esto al estado provincial y nacional, también a los diferentes jueces y fiscales”. Advierte “que la represión no va a solucionar ningún conflicto, que la represión solamente va hacer que esto se siga levantando cada vez más. Nosotros estamos dispuestos a seguir resistiendo en el territorio, heridos, malheridos o como estemos vamos a resistir. Y ya les dijimos que de la única forma que nos van a sacar de acá es muerto porque vivos no nos van a sacar”. Y les exigen al “Estado nacional y provincial dar una respuesta política y una reparación histórica también al conflicto”.

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente