La temperatura del planeta bate su récord por tercer año consecutivo


Un estudio determina que "estamos sometiéndonos a grandes cambios" ante el fenómeno que afecta tanto a la naturaleza del mundo como a la civilización humana.

La temperatura global del planeta ha alcanzado su récord más alto en 2016 por tercer año consecutivo, lo cual determina que estamos ante grandes cambios climáticos, según un estudio científico. Es la primera vez desde que se iniciaron los registros en 1880 que las temperaturas superan la cifra del año anterior durante tres años seguidos. Estos datos se han publicado dos días antes de la toma de posesión del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que jurará su cargo este viernes. Trump calificó el calentamiento global como un “cuento chino” y prometió que adoptaría nuevas políticas, que irían en la línea contraria a la adoptada por su predecesor por reducir las emisiones de gases que incrementan este fenómeno.
 
El estudio determina que la temperatura de La Tierra está aumentando notablemente, alcanzando altos niveles, un hecho evidente tanto para el mundo como para la civilización humana.
En 2015 y 2016 el calentamiento global se vio incrementado por el fenómeno climático denominado El Niño, que afectó al Pacífico oriental ecuatorial.
Durante el año 2016, la temperatura promedio a través de las superficies terrestres y oceánicas globales fue de 0.94 ° C por encima del promedio del siglo XX de 13.9 ° C. Este fue el más alto entre todos los años en el registro de 1880-2016, superando el récord anterior establecido el año 2015 por 0.04 ° C.
Durante 2016, la temperatura media mundial de la superficie terrestre fue de 1,43 ° C por encima de la media del siglo XX. Esta fue la más alta entre todos los años en el registro de 1880-2016, superando el récord anterior de 2015 por 0,10 ° C.
Aunque muchos desconozcan de qué se trata el calentamiento global sienten sus efectos en el clima local. EFE
Las temperaturas altas registradas sobre tierra firme se midieron a través de Extremo Oriente Rusia, Alaska, extremo oeste de Canadá, una franja del este de los Estados Unidos, gran parte de América Central y el norte de América del Sur, el sur de Chile gran parte de África Oriental y Occidental, del sur de Asia, gran parte de las naciones insulares del sudeste asiático y Papua Nueva Guinea, y partes de Australia, especialmente a lo largo de las costas norte y este. Ningún área de tierra firme fue más fría que la media durante el año.
La única zona oceánica con temperaturas frías registradas fue al este del Paso Drake cerca de la Península Antártica, un área que ha estado mucho más fría que la media desde finales de 2013.
En cuanto al hielo y la nieve, según los datos de la NOAA analizados por el Laboratorio de Nieve Global de Rutgers, la extensión media anual de la capa de nieve en el Hemisferio Norte durante 2016 fue de 15.304.000 kilómetros cuadrados. Esto fue cerca de 160.000 kilómetros cuadrados menos que el promedio 1981-2010.
En cuanto al Mar Ártico, las tendencias recientes en el declive de la extensión del hielo polar polar ártico continuaron en 2016. Al promediar los datos diarios del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo, y observando que hubo una transición de sensor no anticipada durante el año, la extensión anual promedio estimada del hielo marino en el Ártico fue de aproximadamente 6.308.000 kilómetros cuadrados, el promedio anual más pequeño del registro.
La extensión anual del hielo marino antártico fue la segunda más pequeña registrada, por detrás de 1986, en 6.936.000 kilómetros cuadrados. En noviembre y diciembre de 2016 extensiones batieron el récord como las de menor tamaño.

Fuente: PÚBLICO / EP

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente