jueves, 16 de marzo de 2017

Argentina: Patagonia Gold espera resolución de amparo judicial para catear cerca de Cueva de las Manos

El cañadón del río Punturas amenazado por la actividad minera metalífera.
 
Patagonia Gold, es la empresa de capitales británicos que tiene el guiño (y la autorización) de la provincia de Santa Cruz para realizar cateos exploratorios en cercanías del sitio arqueológico Cueva de las Manos. Un amparo judicial interpuesto por una ONG, está retardando el inicio de las actividades. Desde la provincia están operando fuertemente para que un Juez le de vía libre al proyecto y de esa manera “despegarse” de la responsabilidad que le cabe, ante el doble rol que juega el gobierno como parte interesada en recibir regalías y por otro lado con la obligación de preservar el Patrimonio de la Humanidad.
De acuerdo a información trascendida en la Agencia de Noticias Mineras, la empresa Patagonia Gold se encuentra a la espera de la resolución judicial, tras el Amparo interpuesto por la ONG Flora y Fauna, para que se impidan los trabajos exploratorios en cercanías del sitio “Cueva de las Manos”.
 
En este sentido, la minera espera que se expida la justicia para iniciar el cateo en “Cerro Bandurria”, en campos aledaños al sitio arqueológico. Es por eso que ha precisado que se encuentra a la espera de una nueva audiencia con la Secretaría de Minería de la provincia para la perforación de 6 pozos donde se establecerá si “hay ley” y si el área es rentable y cuándo se puede iniciar la tarea estractiva.

Mentiras y verdades
En el año 2010 OPI dio a conocer que esos campos donde se ubica Cuevas de las Manos, habían sido cedido por la provincia para que Patagonia Gold haga su gran negocio. Casi agotadas otras reservas, en el 2015 la minera arremetió sobre el controvertido terreno por lo cual la ONG Flora y Fauna interpuso un Amparo judicial para preservarla de los trabajos que podrían afectar al patrimonio cultural.
La provincia, entonces, quedó en medio de una disputa donde juega a dos puntas. Por un lado, otorgó los permisos y es principal interesada que Patagonia Gold comience el laboreo minero, porque le reportaría regalías. Por otro lado, darle libre albedrío a la minera, aún en contra de las opiniones que hay y más aún, en un año electoral, no es bueno para el Ejecutivo y por ese motivo, la Secretaría de Minería luego de una audiencia fallida con la empresa, derivó el conflicto a la justicia, para que sean los jueces (y no ellos) quienes decidan qué hacer. Todos sabemos que la justicia en Santa Cruz está absolutamente cooptada por la política K, por lo tanto es posible un fallo favorable a los cateos. Por algo Patagonia Gold quiere que todo se determine en la justicia provincial, mientas la ONG Flora y Fauna pretende llevar el conflicto a la justicia nacional.
En caso de autorizarse los cateos, Patagonia Gold seguiría adelante con el proyecto y la Secretaría de Minería se lavaría las manos ante la opinión pública, por cualquier problema que surgiera a futuro con respecto a la preservación de las pinturas rupestres y su destino incierto, si se producen explosiones subterráneas que pueden afectar la estabilidad de las rocas donde están impresas.
Paralelamente, el diputado por el pueblo de Perito Moreno por el oficialismo, Javier Flores, presentó un proyecto para expropiar las tierras de la ONG denunciante, e integrar las 600 Has propiedad al municipio de Perito Moreno, mientras que Flora y Fauna pretende donarla a Parques Nacionales.
El interés de tener plena jurisdicción sobre estas tierras se hace con la clara intención de abrirle un sendero de servidumbre a Patagonia Gold y en tal sentido el propio diputado Flores dijo que el permiso para los cateos “vienen desde hace mucho tiempo”, con lo cual el legislador ya le otorga “derechos adquirido” a la empresa y excusa al gobierno provincial de actuar en este sentido, porque los permisos (de acuerdo a su postura y la de Minería) fueron otorgados por “otros” (ellos mismos que hace 30 años están en el gobierno de la provincia) y no serían revocatorios, algo altamente discutible si se pone en duda el perjuicio que podría ocasionar.
El punto aquí es que la provincia y el municipio de Perito Moreno, son los principales interesados en que Patagonia Gold inicie el laboreo minero cuanto antes. Ambos Estados se verán beneficiados, la provincia por las regalías y el Intendente y sus funcionarios por los aportes en especies que siempre han otorgado las mineras para alegría de jefes comunales, secretarios de medioambientes, secretarios de obras públicas, etc de cada pueblo donde trabajan y dejan algunas monedas para que no sean molestados en su ardua tarea de obtener la mayor cantidad de riquezas naturales, en el menor tiempo posible y a un costo ínfimo.
Aún cuando todo parezca que van por caminos separados (minera, municipio, Secretaría de Minería y Nación), todos están tras un mismo objetivo: que Patagonia Gold pueda hacer los cateos y el próximo paso, la explotación.
Desde la gerencia de la empresa han dicho que el sitio de exploración se encuentra a 70 Kms sobre la ruta 40, del lugar arqueológico; falacia total, ya que la onda expansiva no se traslada por la carreta, lo hace en línea recta y afectando los estratos medios y altos del terreno, por lo tanto es necesario decirle a la opinión pública que la distancia entre la zona de cateos y Cueva de las Manos, no es mayor a 17 Kms, tramo relativamente corto donde las vibraciones sísmicas podrían afectar la estabilidad del lugar, algo parecido a lo que sucede con el péndulo de Newton. Léase que técnicamente se denomina “ondas sísmicas” al tipo de onda elástica fuerte en la propagación de perturbaciones temporales del campo de tensiones que generan pequeños movimientos en las placas tectónicas.
Nadie puede desconocer que las explosiones subterráneas producen ondas de este tipo y muchos menos, prever que las mismas no afectarán al terrenos ubicado a 17 kms en línea recta del lugar donde, si los cateos son positivos, Patagonia Gold iniciará una explotación megaminera a cielo abierto, con la voladura indiscriminada de las montañas. Hasta el más lego en la materia, se da cuenta que las consecuencias negativas son impredecibles y el deterioro del lugar inminente.

Fuente: OPI Santa Cruz