Los orangutanes de borneo se extinguirán en 10 años

 “La quema de bosques para dar paso a las plantaciones de palmas con las que cumplir con la insaciable demanda mundial de aceite de palma es una de las principales causas de la asombrosa disminución del número de individuos que quedan de esta especie.”

En peligro critico
Los orangutanes de Borneo (Pongo pygmaeus) desaparecerán por completo del planeta en 10 años, a menos que se tomen medidas eficaces para preservar los bosques en Indonesia y Malasia donde viven, advierten las asociaciones conservacionistas. El año pasado, la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) declaró oficialmente, que el orangután de Borneo estaba en peligro crítico, sumándose al de Sumatra, que son los únicos orangutanes que figuran en esa clasificación.
Erik Meijaard, miembro del grupo especializado en primates de la UICN, explicó que: "Como los orangutanes son expulsados de sus hábitats y/o cazados, las pérdidas de esta especie, que ya de por si tiene un ritmo de reproducción lento son enormes y serán extremadamente difíciles de revertir". Según la Lista Roja de especies de la UICN, la población de orangutanes de Borneo disminuyó en más del 60 por ciento entre 1950 y 2010 y se espera que esta merma se acreciente en un 22 por ciento adicional para 2025.
Deforestación alarmante
En sólo 25 años, más de una cuarta parte de los bosques de Indonesia, que ocupaban una superficie similar a la de Alemania han desaparecido y la razón principal es el despeje de los terrenos, para dar paso a las plantaciones de aceite de palma, el mismo que luego se consume en: patatas fritas, pizzas, fideos, pasta de dientes, champú y biodiesel, entre otros. Greenpeace acusó en varias oportunidades a grandes marcas como Pepsico, Johnson & Johnson y Colgate-Palmolive de no asegurarse de que sus productos no contenían aceite de palma cultivado en tierras deforestadas.
Desde International Animal Rescue (IAR), una organización que dirige un centro de rescate de orangutanes en Borneo, advierten que este primate está en el umbral de la extinción por lo que, si la actual destrucción de la selva continúa, prevén que en una década o menos, no habrá orangutanes en estado salvaje. Uno de los frentes de lucha de las organizaciones que protegen a los orangutanes es lograr que se prohíba la plantación de palmas en terrenos incendiados. Lamentablemente en Indonesia y Malasia estos fenómenos ocurren con demasiada frecuencia y son la excusa perfecta para cambiar selva por cultivos.
Los centros de rescate tienen por objetivo recuperar a los animales, curarlos y reintroducirlos en sus hábitats naturales, pero al ritmo que se queman los bosques, no quedará un lugar donde puedan vivir en libertad.

Fuente: Naturaleza

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente