El 90% de las ballenas de minke, cazadas en Noruega, son hembras y están preñadas

Noruega e Islandia son los dos países que ignoran el memorándum internacional de 1986, que pone límites a la caza de ballenas. Un informe del año pasado reveló que Noruega es el país que más ballenas caza en el mundo. 
En 2014, la cantidad de estos mamíferos que murieron en manos de los noruegos 
fue mayor que el total de Islandia y Japón juntos. 

 Ballena de minke
Un nuevo documental, estrenado en Noruega, reveló que el 90% de las ballenas de minke, que se cazan anualmente en ese país, son hembras, y que casi todas están preñadas.
El documental, llamado “Slaget om kvalen” o “Batalla de Agonía”, se exhibió en el canal de televisión pública NRK, y muestra escenas gráficas de ballenas cortadas y abiertas, con sus fetos arrancados, informa IFLScience.
Por supuesto que los conservacionistas están molestos con esto; no solo por la brutalidad y falta de escrúpulos con que se caza a las ballenas –aunque en Noruega la caza de estos animales es legal–, sino también por la displicencia que han exhibido los cazadores noruegos ante la prohibición de 1986 de la Comisión Ballenera Internacional.
“La caza de ballenas es incluso más inaceptable ahora. Por un lado, porque es una violación a una veda internacional, sino también porque, desde el punto de vista del bienestar del animal, es indefendible cazarlos en un estado de gestación tan avanzado”, dice el director de Greenpeace Noruega, Truls Gulowsen, a la agencia AFP.
Noruega e Islandia son los dos países que ignoran el memorándum internacional de 1986 que pone límites a la caza de ballenas. Un informe del año pasado, emitido por OceanCare, Pro WildLife y Animal Welfare Institute, reveló que Noruega es el país que más ballenas caza en el mundo. En 2014, la cantidad de estos mamíferos que murieron en manos de noruegos fue mayor que el total de Islandia y Japón juntos.
Pero Noruega no es el único país que caza y mata hembras de ballena preñadas. El año pasado, Japón estuvo bajo presión internacional cuando se conocieron unas fotos de 333 cadáveres de ballenas de minke en uno de sus barcos de “investigación” de ballenas. De ellos, 230 eran hembras , de las cuales un 90% estaban preñadas.
Este año, Noruega aumentó su cuota de caza legal de 880 ballenas a 999. Oslo argumenta que la población de ballenas de minke es lo suficientemente fuerte para aguantar esta cuota de caza. El Ministerio de Pesca anunció hace poco su intención de doblar el número a 2000 y vender la carne a la UE (a pesar de que en Noruega se come poca carne de ballena). La estimación actual de la población mundial de ballenas de minke es 1 millón aproximadamente.
En Islandia, por el contrario, la mayor compañía ballenera, Hvalur, anunció que se abstendrá de la caza por esta temporada, debido a ciertas dificultades con la importación hacia Japón –casi toda la carne de aleta de ballena de Islandia va hacia el mercado japonés. Aunque esta decisión dará un respiro a la población de ballenas, lamentablemente está motivada por razones económicas y no ecológicas.

El Ciudadano

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”