Cancillería chilena intenta resucitar TPP con hermetismo y de espalda a la ciudadanía


A través del Ministerio de Relaciones Exteriores, Chile ha citado a una reunión extraordinaria con los 12 países que originalmente iban a firmar el TPP, además de Colombia, Corea del Sur y China. “El gobierno está reafirmando su opción por el libre comercio y en consonancia con los intereses de las transnacionales”, advierten desde la Plataforma Chile Mejor Sin TPP.

Javier Karmy Bolton

Convocan a manifestación para el 14 de marzo:
No es casual que sea Chile el país que esté impulsando el “rescate” del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés) en una reunión que ha convocado en Viña del Mar para los días martes 14 y miércoles 15 de marzo. Están invitados no sólo los doce estados originales que iban a suscribir el acuerdo, sino que también China, Corea del Sur y Colombia. “Nuestro país es el campeón en este tipo de acuerdos porque su relación con las transnacionales es óptima”, dice Lucía Sepúlveda, integrante de la Plataforma Chile Mejor Sin TPP.
Esta instancia es una red que aglutina a más de 120 organizaciones sociales, desde donde han alertado por años las nefastas consecuencias que tendría para Chile el firmar este tratado. Así, el 7 de marzo comunicaron que “el gobierno chileno, reafirmando su opción por el libre comercio y en consonancia con los intereses de las transnacionales”, citó a los países a una reunión extraordinaria en Viña del Mar, “con el fin de buscar una salida al aparente fracaso del Tratado Transpacífico”.
Recordemos que tras la asunción de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, este acuerdo había quedado moribundo, ya que el mandatario de la Casa Blanca en su primer día firmó una cláusula que excluyó a esa nación del TPP, imposibilitando su entrada en vigencia. Esto se confirmó hace algunos días atrás en el marco de su primer discurso ante el Congreso norteamericano. Sin embargo, para esta reunión en Viña del Mar está igualmente considerada la presencia de un representante de EE.UU.
Un tratado que sólo beneficia a las grandes corporaciones
Para Lucía Sepúlveda es claro que este tratado ha sido impulsado por las transnacionales de las industrias de tecnología, Internet, energía, minería y semillas, entre otras, y que como tras la llegada de Trump se les “había visto frustrado el propósito de controlar el mundo con estas nuevas reglas que deseaban poner”, ahora han presionado nuevamente a todos los estados para buscar una salida. “De otra manera no se explica que en tres meses hayan organizado esta reunión, cuando los estados se mueven a ritmo de tortuga”, expresa.
Como ejemplo de lo anterior, Sepúlveda explica que el hombre que acaba de asumir como Secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, desde el 2006 fue el director ejecutivo de Exxon Mobil Corporation, una de las transnacionales petroleras más importantes del mundo. “Esto revela el verdadero rostro de la administración Trump, que tiene multimillonarios en su interior y que está intentando compatibilizar su discurso oficial con los reclamos de estos sectores que están absolutamente integrados en el gobierno”, sostiene.
Es por esta razón que los estados han negociado este tratado a puertas cerradas, sin entregar ningún tipo de información pública ni menos con posibilidad de que la ciudadanía participe. Tomás Lagomarsino, presidente de la Fundación Equidad Chile y miembro de la plataforma Chile Mejor Sin TPP, declara que “entre cuatro paredes decidirán cómo continuar vendiendo nuestro país”. Además, agrega que la Cancillería chilena quedó al descubierto en la defensa de un tratado que sólo beneficia a las grandes corporaciones.
Aún no nos salvamos del TPP
Si bien la mayor parte de la gente cree que nos habíamos salvado del TPP, este encuentro organizado por Chile demuestra que los estados están buscando la forma de resucitar este acuerdo mundial. Esto, con el objetivo de incluir “los mismos artículos que rechazamos porque eran lesivos para el medio ambiente, porque entregaban el control de las semillas a Monsanto y a las transnacionales, porque dañaban nuestro acceso a los medicamentos, a Internet, a la información”, explica Sepúlveda.
Lagomarsino afirma que es posible que después de esta reunión el acuerdo ya no se llame Transpacífico, pero “tenemos la certeza de que lo que nacerá de ahí no beneficiará a los ciudadanos del mundo, sino que seguirán vendiendo nuestra salud, nuestro medio ambiente, nuestras libertades y derechos”. Peor aún, añade, no solo tendrá el mismo objetivo, sino que los estados y las transnacionales buscan que este acuerdo se apruebe con el mismo secreto y falta de transparencia con que se operó en el pasado. “Por esta razón hay que poner un freno a esta situación y la ciudadanía tiene que expresarse”, demanda Sepúlveda.
La supuesta integración
La versión oficial de la Cancillería chilena, que se ha podido leer en la prensa duopólica en las últimas semanas, es que se debe apoyar el libre comercio y rechazar el proteccionismo. Sin embargo, desde la Plataforma Chile Mejor Sin TPP, Esteban Silva, presidente de la Fundación Constituyente XXI, denuncia que el Canciller Heraldo Muñoz “pretende hacerlo pasar como un proceso de integración latinoamericana, para beneficio de Chile, lo que está muy lejos de ser así”.
Sepúlveda, en tanto, manifiesta que esta disyuntiva entre el proteccionismo y el libre comercio “es totalmente falsa”, ya que no se está hablando de un libre comercio “sino de nuevas reglas que van a beneficiar a las transnacionales que van a perfeccionar el control que ejercen sobre los recursos naturales y los estados”.
Crítica a la “apertura radical”
Resulta evidente para la Plataforma Chile Mejor sin TPP que nuestro país ha cometido importantes renuncias a su soberanía económica y política debido a la “apertura comercial radical” que ha llevado a cabo, sin que se hayan hecho estudios de las consecuencias y costos de los innumerables TLCs que se ha firmado con diversos estados.
“Lo único que miden son las balanzas de pagos, entonces eso es una forma absolutamente obsoleta de evaluar”, manifiesta Lucía Sepúlveda, y agrega que Chile no ha realizado “ninguna evaluación seria de lo que ha significado tener los TLC con Estados Unidos o Canadá, por poner dos ejemplos”. Por esta razón, agrega, es que en estas condiciones la ciudadanía no puede aceptar que se quiera repetir ese camino y “le pongan nombres más bonitos, como de integración, para reafirmar lo que es una política del saqueo”.
Ante este escenario, Chile Mejor Sin TPP hizo una convocatoria a movilizarse en contra de este encuentro y a rechazar que se siga negociando el futuro de Chile sin la participación informada de la ciudadanía. Con el llamado de “Grandes tratados = grandes miserias” se invita para el próximo 14 de marzo, a las 18:00 horas en Agua Santa con Álvarez, en Viña del Mar, para luego iniciar una concentración desde las 19:00 horas frente al Sheraton Miramar, lo que será seguido por una velatón a las 20:00 horas.

Fuente: elciudadano.cl

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente