El volumen de hielo marino del Ártico alcanza a finales de este invierno su mínimo de los últimos 3 años, con 15.000 km3

En concreto, las mediciones de extensión y grosor de las banquisas, placas de hielo que flotan en el océano, tomadas desde la atmósfera desde octubre de 2010 hasta abril de 2013
El volumen del hielo marino de la región ártica a finales del invierno pasado fue de menos de 15.000 kilómetros cúbicos, la cifra más baja en los tres últimos años según las imágenes tomadas por el satélite 'Cryosat' que la Agencia Espacial Europea (ESA, en sus siglas en inglés) ha presentado en el Simposio 'Living Planet' que organiza hasta el 13 de septiembre en la ciudad de Edimburgo (Reino Unido).
   En concreto, las mediciones de extensión y grosor de las banquisas, placas de hielo que flotan en el océano, tomadas desde la atmósfera desde octubre de 2010 hasta abril de 2013, demuestran que hay una tendencia a la disminución de hielo ártico, tanto en la época invernal como durante el verano polar.
   Así, la Agencia ha explicado que aunque los satélites han sido testigos de esta tendencia a la baja en la extensión del hielo marino en las últimas dos décadas, la novedad de esta misión reside en que aporta los datos más precisos sobre la magnitud actual de la pérdida, de tal manera que permite detectar los cambios estacionales y modelizar tendencias.
   Consecuencia de ello, el profesor de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, Andrew Shepherd, ha demostrado que, aunque el balance global es negativo, algunas partes de la banquisa han adelgazado más rápidamente que otras. 
   Por otro lado, el responsable de la misión de la ESA, Tommaso Parrinello, ha indicado que las lecturas de este satélite, que permanecerá en órbita y recogiendo datos hasta 2017, serán accesibles a los científicos de manera continua y actualizada.
   Finalmente, la Agencia ha aprovechado la presentación de los resultados para recordar a dos de los impulsores de esta iniciativa ya fallecidos: Seymour Laxon y Katharine Giles.
ECOticias.com – ep
------------------------------------------------------------
Continúa el peligroso aumento en la producción de gases contaminantes, de los mayores emisores de CO2

La información difundida recientemente por la organización independiente especializada en las emisiones de las empresas, Carbon Disclosure Project (CDP), señaló que las emisiones de gases de efecto invernadero de las 500 mayores empresas del mundo que cotizan en bolsa retrocedieron 14 por ciento en cuatro años. Sin embargo, alertó que aumentaron los 50 principales emisores de Dióxido de Carbono (CO2).
Del total, 16 de estas empresas son estadounidenses, seis del Reino Unido y cinco de Canadá, Francia y Alemania.
Les siguen Brasil, España, Japón y Suiza, con dos. Australia, Italia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Sudáfrica y Corea del Sur, con una.
En un comunicado precisaron que, en total, estas 500 empresas emitieron en 2013 el equivalente a tres mil 600 millones de toneladas de CO2, frente a los cuatro mil 200 millones de 2009.
Los 50 mayores contaminadores, cuyas emisiones aumentaron 1,7 por ciento en cuatro años, liberan a la atmósfera 73 por ciento de la cantidad total, es decir, más de dos mil 500 millones de toneladas (sin contar con las emisiones indirectas).
"Los mayores emisores, que generan el mayor impacto en términos de emisiones mundiales y, por tanto, representan la mayor posibilidad de cambio a gran escala, deben hacer más para reducir sus emisiones", consideró el organismo que elabora sus datos para inversores.
El CDP no proporciona una clasificación de los 50 principales emisores, pero publica la lista, compuesta esencialmente por compañías petroleras, de energía, de cemento, metalúrgicas y grupos mineros.
Recientemente, en la Cumbre celebrada en Rusia, las principales economías del planeta agrupadas en el G20 acordaron disminuir gradualmente el uso de hidrofluorocarbonos (sustancias utilizadas en refrigerados, aires acondicionados y la industria) en un escenario mundial marcado por las críticas de países subdesarrollados a la falta de compromiso contra el cambio climático de los contaminadores históricos.
En un informe publicado hace dos meses, Naciones Unidas llamó la atención que el planeta experimentó en la década 2001-2010 cambios sin precedentes en el clima, al aumentar la temperatura en la tierra y los océanos como no ocurrió antes desde que en 1850 comenzaron las mediciones.
Según el estudio, esa década fue testigo de severas inundaciones, sequías y ciclones tropicales, que dejaron como saldo más de 370 mil muertes, 20 por ciento por encima de las víctimas fatales por esos fenómenos en el periodo anterior.
Por primera vez en la historia, las mediciones diarias de Dióxido de Carbono (CO2) superan las 400 partes por millón (ppm), según los datos divulgados por la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (Noaa).
Según los científicos, la última vez que los niveles de gas carbónico se mantuvieron de forma estable por encima de esa marca fue hace tres o cinco millones de años atrás, cuando el clima de la Tierra era mucho más cálido y los humanos modernos no existían.
El dióxido de carbono es el principal gas de efecto invernadero producto de las actividades humanas y surge principalmente de la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas.
teleSUR http://www.telesurtv.net - Imagen: bibliotecaduocvalparaiso.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento