miércoles, 23 de noviembre de 2016

Argentina: La discusión del nuevo acuerdo federal minero: “la letra chica” y los grandes intereses mineros

El futuro acuerdo requerirá del entendimiento en los 39 puntos del borrador discutido en el marco del Consejo Federal de Minería (Cofemin), en la Casa Rosada, para generar las condiciones para el desarrollo de la actividad. Desde otros sectores aseguran que se trata de un nuevo impuesto a la flexibilización laboral. En términos generales, la intensión del gobierno nacional junto a otra provinicias es asegurar mejores condiciones para atraer y beneficiar a las mineras, adornando el texto con las palabras claves empleo, medio ambiente, comunidades y controles.
 
El Gobierno nacional y las provincias se propusieron consensuar un Nuevo Acuerdo Federal Minero antes de fin de año, lo cual requerirá del entendimiento en los 39 puntos del borrador discutido desde el miércoles en el marco del Consejo Federal de Minería (Cofemin), en la Casa Rosada, para generar las condiciones para el desarrollo de la actividad.
“En la Nación y las provincias tenemos la responsabilidad de establecer las condiciones que permitan que la industria responsable se radique en la Argentina”, afirmó el ministro de Energías y Minería, Juan José Aranguren, al cierre del evento del que participaron desde el miércoles representantes de las 23 provincias, legisladores nacionales y de las cámaras empresarias del sector, en la Casa de Gobierno.
El Ministro explicó que “se dieron los primeros pasos hacia un nuevo acuerdo al definir los temas a consensuar que deben formar parte de una política de Estado” con el compromiso de la Nación y de las provincias de “lograrlo en los próximos dos meses, antes de fin de año”.
En diálogo con Tiemposur, algunos referentes de la minería santacruceña aseguraron que es un paso mas hacia la flexibilización laboral y una vuelta a los 90 en cuanto a las legislaciones que acabaron con derechos adquiridos de los trabajadores.
Por otro lado el referente de YCRT Luis González aseguró que es la misma línea de lo ocurrido en Mendoza y en Vaca Muerta de la “mano de Pereira”. Por otro lado indicaron que un buen ejemplo para entender es lo que ocurrió con la denuncia a todos los convenios de la empresa minera de carbón.
Esto se sumaría, según manifestaron “al gran beneficio que ya obtuvieron las empresas mineras a principio de año con las retenciones y que no redundaron en una mayor inversión ni en un crecimiento de los puestos de trabajo”.
En las tres jornadas la discusión primaria fue el temario que guiará el desarrollo del acuerdo, el cual recibió varias modificaciones respecto a la propuesta inicial del Gobierno, y permitió consensuar el prólogo que dará lugar a los 39 puntos que ahora serán motivo de debate en las próximas semanas.
Propósito
La tarea requerirá armonizar la preservación ambiental, la política impositiva, los controles desde la Nación y las provincias, la renta producto de la actividad y la responsabilidad comunitaria, mediante un intercambio de propuestas que se desarrollará a partir de hoy hasta la realización de la próxima reunión del Cofemin.
Al dirigirse a los representantes provinciales y nacionales que tienen a su cargo la negociación del acuerdo, Aranguren planteó que el presidente Mauricio Macri “está muy ansioso” por lograr esta herramienta “lo más rápido posible, porque el país y la sociedad requieren un trabajo diligente para lograr las condiciones de generar más trabajo y reducir los niveles de pobreza”.
El ministro planteó, en ese mismo sentido, que el sector minero “puede discutir la renta, pero antes se debe decidir las condiciones por las cuales se quiere transformar los recursos en reservas, en producción y en riqueza para los argentinos”.
Respecto al objetivo de lograr un nuevo Acuerdo Federal Minero, Aranguren dijo que este debate “no es reeditar nada de lo que se hizo en 1992” que en julio de 1993 derivó en la sanción legislativa de un acuerdo sectorial, sino que hoy “se busca generar las condiciones para el desarrollo de una industria de forma responsable y generar más puestos de trabajo, más riqueza para el país”.
Pero el titular de la cartera nacional, advirtió que “desarrollar los recursos mineros no tiene otra forma que hacerlo bien” lo cual afirmó que implica “controlar adecuadamente las explotaciones mineras, castigar a aquel que por falta de control o por una viveza mal entendida transforma al sector en algo que la sociedad no quiere y no puede aceptar”.

Fuente: Tiempo Sur - Publicado en: noalamina.org