sábado, 26 de noviembre de 2016

La amistad es mi principio fundamental..."la frutilla del postre" en mi vida.

Satish Kumar

Para mi la amistad es la cualidad espiritual suprema. La amistad es incondicional, no hay "peros". No hay razones por las cuales alguien es amigo. Uno no dice: Yo soy tu amigo porque sos bien educado, o rico, o buen mozo, o tenés una linda manera de hablar. Esas cosas no se te ocurren. Uno tiene un amigo porque quiere tener ese amigo. La amistad se basa en la aceptación y no tiene expectativas. Uno simplemente da y uno simplemente recibe. La amistad está enraizada en una profunda gratitud.
 
En la amistad uno sólo dice que sí. Cuando un amigo te pide una favor de amigo, no podes negarte. Y cuando sos vos que lo pedís desde ese lugar también te van a decir que sí.
Mi amistad no es solamente con el género humano, yo también siento esa misma amistad con la Naturaleza que me rodea. Soy amigo de mi lugar y de mi jardín, soy amigo de los árboles y de las flores. Soy amigo de las abejas. Y también soy amigo de las lombrices, los escarabajos y los caracoles., incluso los yuyos son mis amigos.
Aunque la amistad es un término que generalmente se refiere sólo a los seres humanos, pero yo siempre uso ese término con un sentido más amplio.
Mis hijos e hijas también son mis amigos. En India se dice que los hijos no son más chicos una vez que cumplen 16 años. Desde esa edad se transforman en tus amigos. "Amigo" es un término más apropiado que hijo o hija porque hijo e hija son palabras que incluyen expectativas. Uno espera "algo" de sus hijos. Ellos esperan algo de sus padres. Como amigo uno no espera nada del otro. Uno trata al otro de manera respetuosa. Con mi compañera me pasa lo mismo. Mi relación con ella no es posesiva. El amor te libera, No hay apego obligatorio en nuestra relación.
El pueblo adonde vivo también es mi amigo, de esa manera yo acepto el pueblo tal cual es. No juzgo, porque yo amo mi pueblo. Amo su gente sus bosques y sus valles, amo todo su entorno y sus paisajes, los acepto como mis amigos. Vivo cerca del mar, en consecuencia el océano y el mundo entero son mis amigos. Cualquier cambio o transformación que yo intento producir en mi vida, en mi sociedad y en el mundo lo hago con un profundo sentido de respeto y de amistad.
El mundo es maravilloso, sin embargo nosotros hemos desarrollado ciertos sistemas que necesitan ser renovados. MI casa es mi amiga, por eso yo la limpio, la reparo y la cuido ya que luego de un tiempo toda casa necesita una reparación… mi jardín también. Exactamente Lo mismo ocurre con la política y con el sistema económico: necesitan una renovación urgente. Esa es la razón por la cual trabajo en ese espacio social buscando un cambio de paradigmas.
Cuando mi cuerpo se enferma trato de curarlo porque el mundo es mi cuerpo, y la sociedad es parte de mi cuerpo. Ambos necesitan curarse y renovarse. Me considero un curandero amistoso. Cuando mi cuerpo está cansado o estoy decaído de ánimo me digo a mi mismo: calmate, relajare y dormite una siesta. De la misma manera le digo a la sociedad: cálmense, no trabajen tanto ni tan rápido, tómense una siestita. Buda decía: Si vos determinas el curso de tu vida a través de la fuerza o de la velocidad, te está equivocando de rumbo.
En la amistad no hay expectativas ni apego, porque las expectativas y el apego brindan decepción. Yo trato de vivir de manera liviana y con desapego. Cuando me siento desapegado puedo seguir moviéndome: No estoy atascado. El desapego brinda libertad. Y todo mi trabajo surge de mi profunda amistad con las personas y con la Tierra, ambos somos la misma cosa. O sea que cuando intento transformar el mundo estoy trabajando para mi propia transformación.
En éste, mi cuerpo, vivo a la vez el microcosmo y el microcosmo.
La mejor manera de tener un amigo es ser un amigo. La amistad es la respuesta más simple y fácil para todas nuestras angustias y ansiedades. Agradezco con profunda humildad por todos los regalos que recibo a diario, porque es un privilegio ser amigo y es una bendición tener amigos.
Con humildad y de manera amistosa caminé 13.000 Kms alrededor del mundo sin un centavo en el bolsillo. Caminé a través de países comunistas y capitalistas, musulmanes y cristianos, y en todas partes recibí comida, cobijo y amor. Si hubiera viajado como ciudadano de la India habría encontrado, pakistanis o rusos, si hubiera viajado como hindú habría encontrado musulmanes y cristianos, sin embrago viajé como un ser humano y encontré seres humanos en todas partes. Nuestra identidad humana supera todas las demás identidades. Mi peregrinaje fue un acto de profunda amistad.

Podes llamarme "idealista". Sí, efectivamente, soy un idealista. Pero: ¿Cuáles fueron las conquistas de los "realistas"? ¿Las guerras? ¿La pobreza? ¿El cambio climático?. Los "realistas" han gobernado el mundo por demasiado tiempo y fracasaron en traer paz y prosperidad para todos. Así que démosle una chance a  los idealistas y permitamos que la amistad organice los principios y valores de nuestra sociedad humana… Quizás no lleguemos a cumplir la utopía entera pero maximicemos el poder de la amistad y minimicemos el poder de los conflictos. Aunque sea sólo para eso: vale la pena intentarlo.

Fuente: resurgence.org