miércoles, 23 de noviembre de 2016

Henry David Thoreau: “no quiero colaborar con un Estado que mantiene la esclavitud y guerras injustificadas”

Napo Debesa - Mihumu

Henry David Thoreau fue un poeta, escritor y filósofo estadounidense famoso por sus libros: Walden y La desobediencia civil. Es padre de la literatura estadounidense, de la simplicidad voluntaria, de conceptos claves a la hora de entender la desobediencia civil (resistencia pasiva o no violencia), del pensamiento ecologista* y del anarquismo individualista (anarquismo que hace hincapié en la autonomía del individuo).
Es el filósofo que influenció a Martin Luther King en su lucha no violenta contra la discriminación de la población negra en Estados Unidos y a Gandhi en su resistencia contra el imperio británico.
Su ensayo La desobediencia civil fue publicada en 1848. En este escrito se explican los principios básicos de la desobediencia civil que el mismo Thoreau puso en práctica. En el verano de 1846 se negó a pagar sus impuestos; no quería colaborar con un Estado que mantenía el régimen de esclavitud y emprendía guerras injustificadas (en aquel momento contra México). Fue detenido y encerrado en la prisión de Concord. Repudió igualmente el esclavismo que indujo a una sangrienta guerra civil (1861-1865) entre la Unión (estados industrializados del Norte) y los Confederados (estados rurales y racistas del Sur).
Les dejo dos frases que seleccioné del libro: Desobediencia civil y otras propuestas, Longseller, 2005
Con respecto a su libro Walden o la vida en los bosques, publicado en 1854, es uno de los textos de no ficción más destacados escrito por un estadounidense. En Walden, el autor describe su propia experiencia de los dos años en una cabaña construida por él mismo. Con este proyecto de vida solitaria, al aire libre, cultivando sus alimentos y escribiendo sus vivencias, Thoreau pretende demostrar cómo un hombre libre puede sustentarse en armonía con la naturaleza sin hacer concesiones a un sistema opresor y liberarse de las esclavitudes de la sociedad industrial y, por otro lado, que la comprensión y el respeto de los recursos naturales son el camino del cual el hombre no debe apartarse.


“Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos esenciales de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar. Quise vivir profundamente y desechar todo aquello que no fuera vida…para no darme cuenta, en el momento de morir, que no había vivido”, Henry David Thoreau.
Por último, para los cinéfilos, les dejo una escena de la película Into the Wild (Hacia rutas salvajes), película que cuenta las aventuras de Christopher McCandless, un estudiante estadounidense quien influenciado por las lecturas de Jack London, León Tolstoi y Henry David Thoreau decide recorrer Estados Unidos e instalarse en Alaska para vivir de manera sencilla en contacto con la naturaleza.
“Antes que el amor, el dinero, la fe, la fama y la justicia, dadme la verdad”, Henry David Thoreau.

*Si bien el movimiento ecologista nace y se desarrolla a partir del 1960/70, bajo la aparición de un libro fundamental: Los Límites del crecimiento de 1972. Sí se puede decir que Henry David Thoureau fue, de alguna manera, un proto-ecologista denunciando los peligros del avance de la industrialización sobre los ecosistemas.

Fuente: decrecimiento.info - Ilustración por A.Dan; editorial ‘Impedimenta’.